sábado, 20 de diciembre de 2008

Auténtico escritor

Vargas Llosa, de cuya calidad literaria a estas alturas no creo que nadie dude, cruzó con un joven que aspiraba a convertirse en novelista, una serie de cartas que, en 1997, se editaron en forma de libro. Esas cartas, que deberían ser leídas y analizadas por cualquiera que desee dedicarse a la literatura, sea joven o viejo, se referían a diversos aspectos relacionados con la tarea que don Mario lleva muchos y fructíferos años ejerciendo. Uno de los capítulos se refería a los temas de las novelas y a la autenticidad del escritor.

Dice Vagas Llosa que las historias que inventa el novelista tienen las raices en su propia experiencia. “Lo vivido es la fuente que irriga las ficciones. Esto no significa, desde luego, que una novela sea una biografía disimulada”, sino que en el texto, aunque sea de naturaleza fantástica, siempre hay un punto de arranque o una partícula que está ligado a la personalidad y a las viviencias del autor. En la memoria está el combustible que mueve la mano y la imaginación del escritor.

El novelista no elige sus temas, es elegido por ellos. La vida le inflige los temas a través de ciertas experiencias que dejan una marca en su conciencia o subconsciencia, y que luego lo acosan para que se liberte de ellas tornándolas historias”.

A tenor de esta idea básica, se puede identificar a un buen novelista, a un novelista auténtico: éste es el que sigue los imperativos íntimos y escribe lo que tiene que escribir, sin forzarse, sin plegarse a modas o mandatos, el que acepta sus propios demonios y les da salida en sus páginas, el que es fiel, digámoslo así, a su propio yo. Por el contrario, el que escribe sobre asuntos diferentes a los que le pide el cuerpo y el alma, el que “rehuye sus propios demonios y se impone otros temas”, sea porque los suyos le parecen poco interesantes, sea porque ha de responder a una demanda comercial, sea por lo que sea, cometerá seguramente una grave equivocación que devaluará el valor de sus textos. Lo dice Vargas Llosa y lo pienso yo después de leer un libro que se publicó hace unos meses con el cartelito de bestsellers pegado a sus tapas.

Carlos Ruiz Zafón irrumpió en el ámbito de las librerías por mérito propio con un libro que yo he leído dos veces, las dos con verdadero gusto: La sombra del viento. Estoy convencida de que aquella novela, escrita por iniciativa propia, sin presiones ni expectativas comerciales, por un hombre que ya había publicado algunas novelas juveniles, fue fruto de las exigencias íntimas del autor, fruto de un escritor al que se le podría calificar, siguiendo las pautas de don Mario, de auténtico. En cambio, la novela posterior, de la que todos conoceréis el nombre, me ha parecido un sucedáneo de aquella, un intento feroz de perpetuar el éxito de la primera, una emulación de la que le llevó a la gloria años atrás. Y he pensado en ese dicho antiguo de la sabiduría popular: segundas partes nunca fueron buenas.

Estoy convencida de que Ruiz Zafón no hubiera escrito esta novela si no le hubiera desbordado el éxito de la primera. Si no hubiera sentido el aliento de lectores, editores y críticos en el cogote mientras inventaba un nuevo relato de ficción que tenía que ajustarse a ciertas determinaciones, a imposiciones externas. Yo le deseo a este escritor que recupere su libertad para escribir su próxima novela.

31 comentarios:

Fotopaco dijo...

Hace unos meses estuve en un "Café Literario" de Carmen Posadas sobre su novela Juego de niños. La novela no la he leído porque la destriparon entrera :) pero en la charla se contó que en ella se explica detalladamente el proceso de creación de una novela, cosa que según la escritora ningún novelista hace. También se habló de lo autobiográfico que tienen casi todas las novelas y que aunque estén basadas en personajes que no tienen nada que ver con el escritor, éstos siempre tienen algo de él.

Un saludo

Fernando Manero dijo...

Totalmente de acuerdo. Las segundas partes no suelen ser buenas si las antecede una primera abrumadora. Ocurre actualmente con harta frecuencia (Zafón, Cercas, Muñoz Molina....), mas el problema no es tanto del autor como de ese mercado imperativo que impone al escritor de éxito seguir alimentando la caldera del éxito comercial, como si de una simple secuencia industrial se tratara. Y ahí viene la decepción o la mueca tras leer lo que viene después. Creo que le han faltado a Carlos cartas nuevas de Mario para advertirle de estos riesgos.

Manuel Ortiz dijo...

Vargas Llosa me parece un narrador incontestable, del que he leído prácticamente toda su obra. No me cansaré de recomendar la lectura de una de sus novelas menos conocidas, 'La guerra del fin del mundo', una obra monumental que me causó un enorme impacto cuando la leí, hace ya muchos años. No sé qué tal me sentaría ahora una segunda lectura.

En cuanto a Ruiz Zafón, no he leído nada suyo ni tengo la menor intención de hacerlo.

Saludos.

Gabriela dijo...

Creo haber leído alguna entrevista con Ruiz Zafón en la que criticaba a escritores y lectores españoles y hablaba de envidias y cosas así. Lo cual no entendí bien, porque él había tenido mucho éxito con La sombra. A mí me gustó también esta novela, aunque algunos capítulos me resultaron un tanto forzados. Y repetí con El Juego... ¡Que manera de llenar páginas para contar una historia tan despedazada, tan cosida con hilos, tan poco sólida!
Yo no sé mucho de escribir pero sí que leo bastante. Y creo que este libro no es "auténtico"

SELMA dijo...

Suele pasar con muchos autores de novelas de éxito, están desbordados y sus segundas entregas defraudan en muchos casos... Yo si, leí a ambas novelas de Ruiz Zafón y se confirma lo que dices en cuanto a que :"segundas partes nunca fueron buenas"

Un beso Cecilia...

Tere dijo...

Los verdaderos artistas,sea en el ámbito que sea,crean desde el yo más íntimo hacia afuera,la literatura no es matemática,se nutre de la vida y,para mí es muy difícil que el autor no "asome" por alguna parte de manera sutil o más presente,e incluso de modo simbólico,pero ahí están ellos muy presentes,incluso el ensayo ,que parece alejado de lo emocional lleva la inteligencia crítica y observadora del escritor.
Para el lector tambíen la necesidad debe de salir del interior,al menos a mí me ocurre,por mucho que hablen de una novela si no siento necesidad de leerla ,no la leo,tengo muchos libros comprados con muchas ganas de leerlos,pero ha de llegar el momento en que el libro parece llamarte porque los tomo con ganas y veo que no,que no es el momento,en cambio otras veces aparece una atracción mágica y un libro que parecía olvidado en la estantería me hace sentir la necesidad de leerlo.
El oficio de escribir es algo más que técnica,ha de tener su duende,al contrario ocurre igual,tener mucho que contar y no conocer los recursos tampoco sirve de nada.
Zafón tiene previstas una tercera y cuarta parte sobre el mismo tema.
Un saludo

Isabel dijo...

Qué cierto es lo que escribes,Cecilia,pienso que cuando se escribe para los demás se pierde parte de la emoción de la escritura;soy de las que piensan que lo primero es escribir para uno mismo,para que nos guste a nosotros e identifiquemos nuestra propia manera de escribir,porque es verdad que todo parte de la vivencia interna del escritor.
Aunque la idea provenga de fuera,el escritor debe mascar la historia, digerirla a solas y después ,tragar el "bocado"; que si no es de su gusto los lectores tampoco van a sentir placer al degustarlo,es evidente...

Siempre es muy interesante todo lo que compartes,amiga.

Aprovecho para desearte unas fiestas muy entrañables y llenas de cosas que de verdad merezcan la pena,como el cariño de los que queremos.
Muchas felicidades,amiga.Un fuerte abrazo.

Rachel dijo...

yo también soy de las que creo que segundas partes nunca fueron buenas, suele pasar que después de una gran obra aumenten las expectativas y no se lleguen a cubrir en la siguiente. Aunque siempre puede haber sorpresas...
Felices fiestas, besos

Josefa dijo...

Estoy de acuerdo en que el escritor, escribe sobre sus vivencias.
En el blogde Josefa te dejo mi felicitación Navideña.
Un afectuoso saludo.

Ferragus dijo...

Suele ocurrir con la creación humana. Fluctuamos como en una respiración. El acierto se ve corroborado por el fracaso. Sólo importa la honestidad del empeño.

Un beso, Cecilia.

José María dijo...

La verdad es que no he leído al Sr. Vargas Llosa, pero sí a Ruíz Zafón; para estas vacaciones tengo previsto leer El Juego del Ángel; espero que "esta segunda parte sea buena".

Sobre la opinión de Isabel, yo creo que el escritor debe escribir para los demás; para que les guste a los demás, pero como si lo hiciera para sí mismo.
Un abrazo.

Abuela Ciber dijo...

Venir por tu balcón, s recrearse en escritos dignos de ser leidos.
Uno se retira de acá sabiendo que no ha perdido el tiempo....en cambio si ha ganado algo para reflexionar.
..............

Cecilia

Gracias por visitar mi blog y darme buenos momentos.

Te deseo a ti y seres queridos, que tengan una buena Nochebuena y Navidad.

Que el año 2009 les otorgue todo el amor, comprension y tolerancia, para que encuentren el equilibrio interior que les de la paz para vivir feliz y plenamente.

Besos

Abu

Arcángel Mirón dijo...

Coincido: en toda ficción hay mucho de realidad.

La sombra del viento me encantó. La siguiente aún no la leí, tengo miedo de hacerlo, por las críticas que recibió. Pero tampoco quiero quedarme en la crítica ajena.
Estoy en una encrucijada.

:)

angela dijo...

Cecilia, yo también soy de las que pienso que el escritor se nutre de la realidad vivida o parte de ésta pero, tiene que abrazarla para darle esa vida que el mismo siente y quiere transmitir ...Creo que de esta manera el lector camina junto el autor siguiendo sus mismos pasos sin llegar aburrirse...Cecilia, cada vez me gustan más nuestros clásicos, me nutro de ellos. Que pases unas fiestas llenas de paz y sosiego al lado de tus seres queridos y que en el nuevo año encuentres lo que más anhelas.Un abrazo Angela

Euphorbia dijo...

Me da vergüenza decirlo pero no he leído nada de Vargas Llosa: tendré que remediarlo pronto.
Disculpa que haya desaparecido estos días, pero necesitaba recuperar fuerzas, supongo que se llega a un punto en que el cuerpo y la mente se ponen en huelga. Tengo pendiente mirar tus fotos de NY, lo haré los próximos días.
Un beso, guapa.

Merche Pallarés dijo...

Ay, Ceci, mira que he intentado leer "La sombra del viento" unas cuántas veces pero nunca llego a pasar la primera página, ahora con tu recomendación, lo intentaré de nuevo... Muchos besotes navideños, M.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Toda la razón del mundo. A veces, con un éxito se gana un buen profesional de la escritura pero se pierde un escritor. Sé que es difícil entender esto para los que sólo piensan en el dinero. Sé que la bohemia del artista (o sea, pasarlas canuta) es un fastidio y también dificulta la creación.
Qué difícil es ser libre cuando hay dinero por el medio.
Curiosamente, Vargas Llosa lo logró: es tan libre que muchos de sus libros han huido incluso de su perspectiva política.
Un acertadísimo post.

ANABEL dijo...

He leído esta entrada tres veces, y me quedo sin palabras, no sé que decirte. Me parecen muy acertadas las palabras de Vargas Llosa, sí, eso es cierto.
Pero no soy nada fan de "La sombra del viento", la leí muy bien que conste, pero la parte más onírica, menos realista no acabó de gustarme, no sé, no me llenó. Reconozco que es ágil, pero no me quedé con ganas de más. En consecuencia, ni he leído, ni he comprado el nuevo libro de Ruiz Zafón, así que no puedo opinar. Pero te supongo acertada, y callo mi boquita.
Besazos (sí, sí, muy gordos)

fritus dijo...

Preciosa entrada, y cargada de razón, esta...ponerle pasión a lo que uno hace y no perder la perspectiva de escribir por pulsión personal, que es el motivo que supongo empuja a dedicarte a la literatura, es siempre mejor que escribir condicionado por un hipotetico gusto de los lectores...aunque a veces, justo es reconocer que el éxito comercial y la calidad literaria tienen un punto de intersección. No siempre por más leído se es más malo .

un abrazo

CARMEN dijo...

Tienes toda la razón, creo que las segundas partes nunca son buenas.
Un besito, Cacilia.

dudo dijo...

Es que si no escribes de lo que te sale de dentro, si no sigues con las teclas lo que te mana de las goteras del cerebro... ¿para qué cojones escribes? Creo que el escritor escribe por necesidad. Nunca por encargo, como es el caso de "El Juego del Ángel". Me lo regaló un amigo que sabe que me encanta leer (pero el pobre no sabe qué libros me gustan), y me lo terminé casi por obligación, porque era un regalo. No me gustó pero nada de nada de nada. Y además, me fastidia: con todo lo que tengo por leer, mira que perder el tiempo en libros así...

angela dijo...

Paso para desearte estos próximos días toda clase de dicha en compañía de tus seres queridos y que el nuevo año te gratique con lo que más quieras.Un bs.Angela

HADA ISOL dijo...

A TODOS MIS AMIGOS DE BLOG LES DESEO QUE PASEN UNA NAVIDAD MUY DULCE,EN COMPANIA DE SUS SERES QUERIDOS,QUE TODAS LAS BENDICIONES SEAN PARA USTEDES.
QUE 2009 SEA UN BUEN AÑO,DONDE NO LES FALTE EL AMOR,LA PAZ,LAS DICHAS,EL TRABAJO,LA SALUD,LA FAMILIA,DONDE AQUELLOS QUE HOY ESTAN TRISTES ENCUENTREN MUCHAS ALEGRIAS QUE SUAVICEN SUS PENAS Y LO QUE TERMINEN ESTE AÑO FELICES ,LO SEAN AUN MAS .
Y QUE EN EL AÑO NUEVO NUESTRA AMISTAD SIGA CRECIENDO,AMIGOS MIOS HICIMOS QUE EL MUNDO SEA UN PAÑUELO,Y ESTO ES MARAVILLOSO!!!!!!!
HOY LES ENVÍO UN ABRAZO CON INMENSO CARIÑO,ESTAN EN MI CORAZON,GRACIAS PORQUE SON BUENOS AMIGOS.

QUE LO MEJOR SEA EN SUS VIDAS,SIEMPRE!

FELIZ NAVIDAD Y PROSPERO AÑO NUEVO!

ISABEL

Mita dijo...

Ceci, FROHE WEIHNACHTEN!

En el blog de Javier Marías: http://www.javiermarias.es hay un enlace a flickr con fotos estupendas. También está Vargas Llosa.
Kuss

begoyrafa dijo...

Después de haber leído tu entrada y los acertados comentarios poco más puedo añadir. Comparto el gusto por La sombra del viento y el regusto amargo de El corazón del Ángel. Tú te preguntas si Ruiz Zsfón hubiera escrito este segundo libro si no le hubiera desbordado el éxito de la primera, yo añadiría otra pregunta ¿juzgaríamos igual a esta novela si no hubiéramos leído la primera?

Un abrazo
Rafa

Mari Carmen dijo...

Querida Cecilia, espero y deseo que tengas unas navidades brillantes, cálidas, estupendas, junto a tus familiares y amigos. También deseo que el 2009 sea venturoso, lleno de cosas buenas.

Un abrazo

Tere dijo...

FELICES FIESTAS

angela dijo...

Cecilia, paso para desearte lo mejor para el nuevo año y desearte que se cumplan tus sueños no realizados...Y que estos días te colmen de felicidad al lado de tus seres queridos¡Feliz Navidad!

manuespada dijo...

Precisamente el otro día hablábamos de esto con una compañera que quiere escribir una novela basada en su vida, y le decíamos que no dejara que la realidad estropeara su libro, es decir, que todo biografía sin ficcionar podría resultar un latazo. Si hay que inventar, se inventa. A la inversa, cuando escribes algo no basado en tu vida, como dice Vargas Llosa, también coges cosas de la vida propia, aunque sea inconscientemente, porque lo que has vivido es lo que sabes, aunque seas una magnífica persona y luego en la novela te metas en la piel de un asesino psicópata. Feliz Navidad Cecilia.

Manu

josep estruel dijo...

Hola Cecilia¡
El proximo año no dejes de enseñarme
FELICES FIESTAS¡¡¡¡¡
UN ABRAZO MUY GRANDE.

Gema dijo...

Buenas
Gracias Cecilia por estar siempre ahí.
Pedí para reyes muchos libros, espero que opinen igual que tu, que sepan que segundas partes nunca fueron buenas.
Recibe un fuerte abrazo