martes, 2 de diciembre de 2008

La ciudad superlativa

En Nueva York todo es superlativo: la altura de los edificios, la longitud de las avenidas, el censo de residentes (8,5 millones de personas en 2007), la oferta culinaria internacional, las dimensiones de los carteles publicitarios, la intensidad del frío, los espacios comerciales, el verdor de los parques, los mercadillos navideños, los precios de los hoteles y del transporte público….


En Nueva York la multiplicidad se detecta a simple vista: tantas razas, tantas lenguas, tantos atuendos, tantas posibilidades de ocio cada día, tantas manifestaciones culturales, tantos restaurantes, tantos estilos de ropa en los escaparates, tantos olores, tantos sonidos musicales a la intemperie... Las conjeturas de quien llega a la ciudad habiéndose preparado para la experiencia visionando películas, escuchando opiniones de los amigos que antes anduvieron por sus calles, consultando libros y páginas de internet, se quedan cortas cuando se está en Nueva York.


Cuando miras hacia arriba, sin lograr empero que tu mirada alcance el alero de las torres de Manhattan, cuando miras al frente y ves los carteles de los negocios y el gentío que discurre por las avenidas o las calles numeradas, cuando bajas al metro y te confundes con tipos que pululan por sus pasillos helados o con los espectadores de una sesión improvisada de rap, cuando subes al Empire y ves a tus pies las miles de luces de noviembre, a cualquier hora del día o de la noche te das cuenta de que estás en otro mundo, en un continente distinto. Pero también adviertes que no estás en un mundo extraño, de que sería fácil, relativamente fácil, acomodarte a las maneras de una ciudad poblada por gentes procedentes de todos los países del planeta.



He traído muchas fotos y unos pocos apuntes para compartir con vosotros. Poco a poco iré contándoos cosas que he visto y sentido.
Gracias por vuestros mensajes de despedida y por esperar mi regreso.
Espero que estos próximos días me cunda un poco el tiempo para ir pasando por vuestras casas. Por cierto: me he acordado de todos vosotros durante el viaje. Muchas fotos las he hecho con el fin de subirlas al blog.
De esta forma, el viaje se convertirá en una experiencia diferente a cualquier viaje anterior.

Fotos: Panorama del sur de Manhattan desde el río
Mercadillo navideño en Bryant Park
Zona cero en la mañana de un domingo.

31 comentarios:

José María dijo...

Hola Cecilia: Me alegro que hayas disfrutado de tu viaje y de esa ciudad que, por lo que parece, te ha cautivado.
Muchas personas que han viajado allí, comentan que es una ciudad especial.
Me encantará leer tus impresiones sobre N. York, a pesar de no ser una de las prioritarias a las que me gustaría viajar. La verdad es que no soy demasiado pro-norteamericano (me refiero sólo a EEUU). A ver si Mr Obama me hace cambiar de opinión.
Un abrazo.
Un abrazo

m.eugènia creus-piqué dijo...

Bienvenida Cecilia, que bueno tenerte aquí de nuevo, espero con ansias tus comentarios sobre mi ciudad del alma y ver todas las fotos que has hecho, te doy un gran abrazo de bienvenida, tambien quiero que digas lo que NO te ha gustado, OK ?

Ferragus dijo...

Gracias por compartir tus fotografías, Cecilia: Están hermosas. Me quedé con aquella frase tuya en la que señalas, que después de todo, no sería tan difícil acomodarse a esa ciudad. Y tienes razón: Para un viajero, la diversidad jugaría a su favor.

Besos y felicidades, Cecilia.

aroa dijo...

Me muero de ganas de ir. Y ahora, un poquito más.

Mita dijo...

Muchas gracias por acercarnos a otro mundo!!
Besos

Fernando Manero dijo...

Aunque es la ciudad más conocida del mundo, la más vista y analizada en cine, televisión, literatura, etc., cuando se la visita uno se da cuenta de lo que mucho que encierra y de lo muchísimo que queda aún por descubrir. Una viajera curiosa, despierta y perspicaz como tú habrás disfrutado de lo lindo, pese al frío, del sinfin de posibilidades que permite la ciudad cosmopolita por excelencia, la ciudad multicultural y variopinta hasta el máximo, la metrópoli que jamás duerme y siempre es capaz de ofrecer algo que deslumbra y sobrecoge. La cidad de Faulkner, Dos Passos y Auster. Espero ansioso tus impresiones

Fotopaco dijo...

Esperamos esas crónicas por Manhattan :)

Naveganterojo dijo...

Bienvenida de nuevo, espero que tu viaje haya resultado satisfactorio.
Las fotos preciosas, la impresion que te ha causado es curiosa, un dia de estos la contratamos con la de un familiar mio que vive alli desde que nacio.
Un abrazo y es un placer leerte de nuevo

Marcelo dijo...

Qué buena crónica Cecilia! Y la saboreo más por el hecho de haber estado allí hace dos años y ver las diferencias en la zona cero por ejemplo. Comparto tus impresiones, y espero que continúes mostrándonos las fotos que tomaste.
Un saludo!

PD: Te pareció cara? Imaginate a mi que todo me salía el triple...

Diego Fernández Magdaleno dijo...

Feliz regreso de un gran viaje, querida Cecilia.
Besos,
Diego

Gema dijo...

¡¡¡Bienvenida!!!
Deseando leer tus comentarios y ver las fotos
Besos

Isabel dijo...

Cómo me alegro que sigas compartiendo con nosotros toda la experiencia de este viaje que, seguramente, a nadie deja indiferente, imagino...
Me interesa mucho tu punto de vista,tu perspectiva personal;estoy convencida que es difícil explicar tantas cosas distintas,tantas sensaciones y pensamientos diversos.
Pero, entre las fotos(hermosas,por cierto...) y tus palabras, todos los que no hemos tenido la suerte de ir por allí vamos a disfrutar de lo lindo...
Gracias por hacernos la crónica,amiga.Es un placer volver a encontrarte nuevamente.Un besazo.

LA CASA ENCENDIDA dijo...

Espero que hayas disfrutado de esa grandiosidad y espero todas tus crónicas que estoy segura serán muy interesantes y las fotos que estoy seguran serán muy ilustrativas.

Besicos.

Marian dijo...

Cecilia, bienvenida, me alegro de que hayas disfrutado en tu viaje, yo nunca he estado pero me gustaría muchísimo, debe ser tan inmenso y tan bonito...
Besos.

Mita dijo...

Ceci, los mejores meses para visitar este país son junio y julio, la segunda quincena de julio me viene mejor porque ya no tenemos clases.
Así podríamos irnos hacia la Selva Negra y Baviera y el Rhin, que son los lugares que les encanta a los españoles.Hablamos.
mita613@hotmail.com
Besos

Rachel dijo...

hola cecilia, que contenta se te lee!!! qué alegría y que bien que lo hayas disfrutado tanto, a mi me encantaría ir como ya te dije. Tú síguenos contando cosas tan maravillosas así me darán tantas ganas que no me podré resistir...

besos

fritus dijo...

Gracias por compartir tu descriptiva visión con nosotros,..casi me había ulvidado de lo bien que escribes. Me alegro mucho de tu vuelta. Un abrazo

fritus dijo...

perdón "olvidado"

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Feliz regreso. Esperamos más entradas y reflexiones.
Nueva York es el resumen de nuestra época: de lo mejor y de lo peor.

Merche Pallarés dijo...

¡Ya estas de vuelta! ¡Bienvenida, querida! ¿A qué es alucinante? Ya te dije que tendrías a TODO el mundo a tus pies..., y gracias por traernos un poco de New York a nuestras casas. Besotes, M.

Anónimo dijo...

Querida Cecilia: es la primera vez que entro en tu blog.
Me encanta tu comentario... muy cercano a la realidad que se vive cuando se pisa el suelo de esa gran ciudad. LA CIUDAD. En ella lo has entendido bien, todos somos bien recibidos, hasta los que no saben distinguir entre gobierno y pais. La miopia se corrige con gafas. Aunque la cultural, no tiene remedio.
Espero que sepas quien soy. Miles de millas nos separan. El corazon esta cercano.

ANABEL dijo...

Hola Cecilia:
Me alegro de que ya estés de vuelta. Espero que hayas disfrutado en un grado tan superlativo como la ciudad que nos presentas. Las fotos son estupendas, y espero con ansia más notas de tu viaje.
Tu club de fans no te olvida.
Besos gordos

begoyrafa dijo...

Hola Cecilia, qué ganas llenas de envidia tenía de que volvieras a contarnos experiencias de esa ciudad que tantas ganas tengo de visitar.
Un abrazo
Rafa

Pablo A. Fernández Magdaleno dijo...

Magnífica ciudad. Estoy deseando leer lo que has percibido de ella. Y visitarla un día no muy lejano.
Un abrazo

Mari Carmen dijo...

Me alegra que hayas vuelto y que lo hayas pasado tan bien :) Tiene que ser una experiencia fascinante pero Nueva York no es una ciudad que me atraiga. Si ya me cansa Madrid, imagínate Nueva York, por muy diferente que sea. Para pasar unos días de vacaciones, bueno, no estaría mal, pero para vivir, me resultaría bastante insoportable. De todas formas, sé que tus narraciones serán estupendas y será bueno conocer tu opinión sobre esta ciudad :)

Un abrazo

Raquel dijo...

Sí, tienes razón, una vez allí, a pesar de que hayas visto mucho, la ciudad es ella misma, los ruidos, la gente, los restaurantes, el todo.
Qué bien un viaje en esta época del año!
Un abrazo

Miriam dijo...

Ceci, has vuelto!! y por lo visto te fué de maravillas!! Me alegro por ti y por nosotros que tendremos tus relatos y fotos y viajaremos un poco contigo.
Muchos besos y bienvenida de regreso!

Cigarra dijo...

Fotos espléndidas. Estoy deseando ver el resto

Tere dijo...

Estoy deseando ver docenas de fotos y leer cientos de impresiones de esa ciudad que tiene ese encanto tan especial.Lo único negativo que mi hija vivió allí era ese intenso frío del que hablas en la siguiente entrada.Y,segùn dicen,en verano el calor es igual de intenso como el frío lo es en invierno,pero todo se hace soportable ante la particularidad de la ciudad por antonomasia.Un abrazo
Pensé que había como diez o doce millones de habitantes,no sé de dónde saqué yo esa conclusión

Patry/Icia dijo...

por cierto, enviame un mail a mi perfil y te doy paso para la lectura de mi blog :)

Álvaro Dorian Grey dijo...

bienvenida amiga. No sabes como se me han puesto los dientes al ver este viaje. Poco a poco nos irás contando más, pero por ahora ponte al día.
Saludos y salud