jueves, 11 de diciembre de 2008

Acción de Gracias

El día de Acción de Gracias, el Thanksgiving Day es la gran fiesta que celebran todos los estadounidenses con unanimidad, sin distinción de religiones o de creencias, de razas o de procedencia. La tradición data de 1621, cuando los primeros inmigrantes europeos, que habían viajado el año anterior hasta el continente norteamericano a bordo de un barco llamado Mayflower, decidieron organizar una fiesta para agradecer la recogida de sus primeras cosecha. En el festejo también participaron los nativos, los indios americanos que habían ayudado a los colonos a cultivar las tierras en las que se afincaron. Parece, pues, que la fiesta fue originada por un anhelo de paz, de prosperidad y de buena convivencia

El último jueves de noviembre, día 27 en 2008, las tiendas de Manhattan se cierran a mediodía y los neoyorquinos se reunen con sus familias para cenar el pavo. Algunos se han marchado a las localidades donde habitan sus parientes y otros se han desplazado a Nueva York (se ven los coches descargando niños, maletas y paquetes junto a los portales) para estar con sus allegados.

Es difícil ese día encontrar en el sur de Manhattan un sitio para comer algo a mediodía. El único establecimiento que los turistas encuentran abierto en las inmediaciones de Wall Street, es una pizzería donde nos sirven, un poco a regañadientes, unos trozos de pizza que engullimos sin dejar de observar a los dueños y a sus familiares que, con sus atavíos de gala, (que contrastan con la decoración deslucida del local), están juntando mesas y disponiendo las sillas que no ocupan los forasteros. Cuando estamos acabando la pizza, vemos que una mujer saca de la cocina el pavo, un enorme pavo, de color dorado que trincharán y degustarán en cuanto los forasteros se larguen del establecimiento.
Poco después, en una cafetería muy concurrida, los camareros latinos nos despachan unos cafés advirtiéndonos que van a cerrar en seguida. En el metro, los turistas atisban a una pareja de coreanos maduros que viajan hacia las calles altas de la ciudad portando un enorme recipiente de plástico donde tal vez vaya un pavo o, acaso, otra de las muchas viandas con que se acompaña el plato principal.

Unas horas antes hemos presenciado la cabalgata que organiza los almacenes Macy’s desde 1929. Por la séptima avenida han desfilado carrozas que arrastraban globos enormes, hinchados la víspera con helio, los cuales representaban a personajes infantiles, iconos nacionales, objetos diversos. (En la fotos se ve al Tío Sam). Las dimensiones de los globos eran más llamativas que su belleza o sus cualidades artesanales, pero las caras de los niños neoyorquinos, enrojecidas por el frío, se iluminaban cuando uno de esos monstruos aéreos se acercaba al punto en el que ellos esperaban junto a sus padres y abuelos.

Los turistas cenamos pavo en un restaurante de la calle 113, esquina a Broadway. Nos sirvieron los trozos de carne ya cortados, pero doy fe de que era pavo verdadero. O sea, que no era uno de esos pavos de plástico que usa Bush para hacerse fotos para los periódicos en el día señalado. Antes tomamos sopa de calabaza y de postre, tarta de pecán. Un menú delicioso. Como dice alguien que los conoce, ¿quién os ha contado que los estadounidenses no comen más que hamburguesas y patatas fritas?

22 comentarios:

Mari Carmen dijo...

Me imagino que son los clásicos tópicos, Cecilia, igual que pensar que en España sólo hay toreros y mujeres vestidas de gitana.

Ya conocía todos estos rituales de este día, porque tengo amigos norteamericanos, pero da gusto leerte a ti :)

Un abrazo

Anónimo dijo...

Es un placer leer tu experiencia en EEUU.
Una de las sorpresas con que te encuentras aqui, es con la variedad de comidas de todas partes del mundo. La gente ha conservado sus costumbres por generaciones. La mesa es una de ella. Si acudes a un party en el que tienes que aportar algo al buffet, te encuentra con comidas de todas partes. Cada un lleva un plato de su pais de origen. Puedes probar platos de diez o doce lugares, a veces muy remotos, pero que cada uno ha cocinado con 'orgullo' y todos se interesan por los de los otros.
Algo que no te he comentado es que lei con gran interes el libro de Guillermo Fesser. Es real, tal cual. Viviendo aqui te encuentras con gente muy interesante, que es dificil, al menos asi me lo parece, encontrarte en otros lugares.
No quiero que entiendas que esto es un canto a la vida en EEUU, pero si que hay que distanciarse para poder entender muchas cosas, que si no las vives son dificiles de entender.
Como ves sigo tus comentarios con interes.

Miriam dijo...

Que lindo Cecilia! Cuando nosotros viajamos a Chicago hace 2 años para navidad, nos perdimos el día de acción de gracias y lo lamentamos mucho. Tenemos una tía mia que vive allí. Y nos contó que para ellos es mucho mas importate esa fecha que la navidad o el año nuevo.
He disfrutado mucho de tu viaje. no tanto como tu claro!
Besos

Ferragus dijo...

Qué increíble oportunidad, Cecilia, la de poder compartir una celebración que, como bien señalas, reúne a todo el pueblo estadounidense. El plato servido en la fotografía abre mí apetito y las ganas de participar de un ‘thanskgiving day’
Gracias por compartir las fotografías, Cecilia.

Un beso.

Tere dijo...

Es triste pensar y comprobar que por unos cuantos se generalice para catalogar a millones. Es un país que siempre he admirado.Todos los países tienen algo maravilloso para admirar.Son imperialistas,¡claro! es su época,no sabemos quién le sucederá,antes de ellos estuvieron otros,todos serán juzgados por su historia.Desde el Imperio Romano ¿quién no se ha querido subir al carro de los imperialistas? los ingleses,españoles,portugueses,alemanos,austríacos,rusos,etc .
Un país es algo más que sus gobernantes,la gente sencilla,normal y corriente son los que van conformando esas costumbres a toque de solidaridad como es la fecha de Acción de Gracias,y cómo dijo un bloguero en un blog americano ¿Qué fue de los pobres indios nativos? No hay país más crítico consigo mismo que el norteamericano.
Esperemos que los trazos de derecha absolutista sean sustituidos por nuevos aires de libertad.¡Pobre Obama,esperamos demasiado de él! Abrazos

Patry/Icia dijo...

Macy's!!! no te perdiste por esas escaleras mecánicas de madera milenarias??? creía que se iban a atrancar de un momento a otro.... xDD

Rachel dijo...

que bueno que nos acerques más a la típica vida estadounidense, yo también creo que están los tópicos como que los españoles todos somos flamencos (que realmente lo somos pq nos encanta el arte jeje) pues lo mismo pasa con américa, desde luego lo que comiste mejor que las típicas patatas con hamburguesas...
es genial que pudieras disfrutar de ese día tan importante para ellos. besos

ANABEL dijo...

Me hizo mucha ilusión tu correo de anoche, y me ha gustado mucho la entrada, y la pinta que tienen los filetones de pavo. (Una confesión, yo también hago fotos a los platos de comida cuando me llaman la atención).
Me parece que ese desfile del día de acción de Gracias, guarda cierto paralelismo con nuestros desfile de Reyes, ¿no crees? Los niños entusiasmados, y los padres pasando frío. Creo que este año iremos por primera vez con las gorditas.
Muchas gracias por la entrada.
Por último una duda ¿qué es el pacán?.
Besos

Fotopaco dijo...

Espero que no hayas vuelto sin probar las alas de pollo :)

CARMEN dijo...

Gracias por contarnos tus experiencias, en tu viaje a Nueva York. Sigo atenta.
Un beso.

FERNANDO SANCHEZ POSTIGO dijo...

ES un día muy típico de películas. En muchas películas de USA, sale el día de Acción de Gracias.

besos.

Naveganterojo dijo...

No es mi menu favorito el pavo, pero....el de la foto tiene una pinta exquisita.
Espero que lo disfrutaras.
Un abrazo

HADA ISOL dijo...

Me gusta leer como fué tu paso EEUU gracias por compartirlo querida Cecilia!
vengo a invitarte a hacer una cruzada,no es de premios,ni nada por el estilo es sobre TGD(autismo) en Argentina estos niños no están recibiendo lo que necesitan ni tampoco hay demasiada información que apunte al diagnóstico temprano,lo que es fundamental pues a tiempo ,con terapia se logra muchissimo,en mi blog http://elblogdeisabelhada.blogspot.com/ está el pedido de mi amiga Sabri y al final de ese post está una página sobre un grupo de padres que piden una ley que ampare a sus niños,aunque sea que coloques la página a un costadito de tu blog ya es una ayuda,internet es una herramienta muy grande,cuanto más se sepa de esto mejor,desde ya muchas gracias,ya sabes no tienes compromiso de hacerlo,pero si lo haces te lo agradeceré mucho!un abrazo!

Merche Pallarés dijo...

En Ibiza, hace años cuando vivían bastantes americanos, celebraban el "Thanksgiving". Asistí a varias cenas con ellos y nos lo pasábamos muy bien, muy divertidas. En Canada tambien se celebra (en una fecha diferente) pero no todo el mundo la sigue con el fervor de los yankees. Besotes, M.

Fernando Manero dijo...

Has conseguido vivir de cerca una de las experiencias más arraigadas de la tradición cultural norteamericana. La describes tan bien que da la impresión de estar ahí, observando lo que ocurre a tu alrededor, padeciendo las modificaciones horarias a que obliga la tradición, pero también con todo el ambiente en su salsa. Comprendo la elección de la fecha y el entusiasmo que se pone en ella, pues habría que imaginarse a los del Mayflower llegando a Pensylvania sin tener donde caerse muertos y con unas incertidumbres enormes. Al sobrevivir, casi milagrosamente, tiraron la casa por la ventana y así se fraguó uno de sus elementos de su identidad, que ligaron al sacrificio y degustación del pavo, porque fue lo que les permitío salir adelante en media de tantas calamidades. Pero gastronómicamente no deja de ser una excepción. El menu de los yankees se compone de no más allá de una docena de manjares, aunque hay que reconocer la enorme aportación que han hecho a la cultura gastronómica del mundo con sus dos productos estrella: la hamburguesa y las chips. Junto con la ropa vaquera, Estados Unidos se ha apoderado de los habitos del mundo mucho de que la globalización acabara imponiéndose.

Marcelo dijo...

Sólo el pavo de Bush puede portar un pavo de plástico, mi Dios...
Me gustó saber más en detalle el motivo de un día tan preciado en USA!

Arcángel Mirón dijo...

¡Al fin conozco la tradición del Día de Acción de Gracias!

GRACIAS, Cecilia.

:)

dudo dijo...

Después de pasar el Ramadán en Túnez, creo que debería intentar pasar Acción de Gracias en USA. Excelente descripción...que me pone los dientes en modo raya-parquet.

SELMA dijo...

Casí casi me puedo ir a dormir... sé una cosa más... es que ignorante de mí desconocía el origen del "Thanksgiving", nos lo has descrito y hecho vivir a la perfección, hasta el olor del pavo y sus salsas me han llegado...

Un beso Cecilia!

egold.sse dijo...

Very nice blog.. Bravo..

fritus dijo...

no he podido por menos de recordar aquella frase de Malcolm Little, apodado X, que decía algo así como "nosotros no desembarcamos en la roca de Plymouth...la roca de Plymouth cayó sobre nosotros"...espero que un presidente afroamericano cambie eso, porque bien mirado, ni los que llegaron cargados de cadenas ni los que murieron exterminados junto a sus adorados búfalos tienen muchas thanks to give.

Raquel dijo...

Sí, Thanksgiving es una de las fiestas que más se celebra en los USA y unánimemente como bien dices.
En muchísimos sitios ni abren. Aunque siempre se encuentran restaurantes para comer el menú tradicional.
Un abrazo