domingo, 4 de enero de 2009

Del Soho a Chinatown

Los días de fiesta que nos brinda el final y el principio del año vienen bien para seguir ordenando fotos y colocando documentos en las carpetas del ordenador. Estos días ha aumentado el volumen de las que proceden de Nueva York y he escogido dos para hablaros de un par de barrios de la ciudad.

El primer barrio se llama Soho, que es una contracción de South of Houston. Fuimos a visitarlo sabiendo que era una zona de comercios y talleres instalados en grandes naves, que perdieron décadas atrás las funciones industriales para las que se construyeron.

Configurado a principios del siglo XIX como zona residencial, Soho se convirtió hacia 1860 en un barrio de asentamiento de fábricas y talleres que estuvieron funcionando cerca de cien años. En 1950, debido a las normas de modernización de la industria, los fabricantes buscaron nuevos asentamientos y el barrio estuvo a punto de ser derribado. Entonces acudieron a sus calles los artistas y artesanos, que aprovecharon sus amplios espacios para instalar talleres, galerías de exposiciones, salas de encuentro. Ellos pusieron de moda los lofts, que han sido después emulados en los países europeos.

Actualmente las plantas bajas de los edificios están ocupadas por comercios de diseño, cuyos escaparates respetan las estructuras arquitectónicas de las viejas fábricas del novecientos. Esta es una de esas tiendas del Soho.

La misma mañana que conocimos el Soho fuimos también a Chinatown, un lugar lleno de colorido, donde el día parecía más un domingo que un lunes. Estrechas tiendecitas se abrían a las aceras, con las paredes cubiertas de estantes donde se exhibían relojes, perfumes, bolsos y monederos... todo barato, muy barato. Me contaron que los productos realmente interesantes (falsos relojes que no pueden exponerse) se venden en las trastiendas de estos establecimientos o en sótanos a los que el posible comprador es invitado a entrar por alguno de los serviciales chinoamericanos que atienden el negocio.

24 comentarios:

SELMA dijo...

Te sigo encantada y aprendiendo muchísimo, Cecilia... Hoy me entero del origen de "Soho"...
lo de las trastiendas en cambio no me extraña nada...por nuestros lares seguro que también ocurre...

Un beso cariñoso, Cecilia y aunque ya te lo dije, te lo repito: Que se cumplan todos tus deseos para este 2009, de corazón!

Fotopaco dijo...

Si por fin me decido a ir, imprimiré tus post :)

Un saludo

Diana Puig dijo...

Hola Cecilia, me ha gustado leer cosas del Soho y Chinatown, porque para conocer un lugar en profundidad has de saber su historia, eso si, me he quedado con ganas de leer más cositas, que estoy segura que sabes de estos dos lugares escogidos. Un abrazo, didi.

Fernando Manero dijo...

Has captado magnificamente el paisaje urbano, los detalles, la personalidadd e cada barrio, lo que encierra y lo que esconde. Y además aprecio otra cualidad en las descripciones que estás haciendo: no eres una simple turista, sino una viajera avezada, con la curiosidad, con la sensibilidad, con el afán de descubrir, con la intención de abrirse a lugares imprevistos... propios del viajero que no se limita a lo convencional.

Naveganterojo dijo...

Hay que reconocer que estoy paseando por los estados unidos sin haberlos visitado jamas,gracias por ello.
Un abrazo

Laura dijo...

Como siempre, interesante reportaje, Cecilia. Me encanta tu forma de viajar, siempre informada de los lugares que visitas, de sus orígenes, de su evolución, de sus relojes...
Así me gusta viajar a mí y contigo lo estoy haciendo.
Un saludo

Rachel dijo...

que gracia me ha hecho leerte pq desde que empezó el año he estado ordenando las fotos y vídeos hasta que por fin las tengo todas en su sitio jaja. Me encanta leer lo que nos cuents aprendo mucho. Besos

Ferragus dijo...

Atractiva la idea de reutilización de los espacios.
Como bien señalas, Cecilia, el primer barrio tiene elementos que en innumerables oportunidades he visto a través de la industria televisiva estadounidense. En particular, me gusta la idea del loft y la posibilidad de proponer estéticas interesantes.
Un saludo, Cecilia.

PS
Si algún día quiero un reloj de “marca”, ya sé donde encontrarlo.

Arcángel Mirón dijo...

¿Cuántos relojes te compraste?

:)

angela dijo...

Cecilia, gracias por adentrarnos en el mundo mágico de un país con tantas posibilidades, esos son los viajes que me gustan... Tu paseo por Soho ha sido el nuestro.Gracias Cecilia.Un abrazo Angela

Merche Pallarés dijo...

Entonces, ¿fuiste a la trastienda o al sótano? Besotes, M.

Josefa dijo...

Ya conozco otro barrio de Nueva York, que no lo había oído nombrar.
Gracias a ti, lo he podido visitar desde casa.
Un beso.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

No puedo evitarlo, todas estas estupendas entradas sobre Nueva York son, para mí, literatura y cine.

Rosa dijo...

Así da gusto viajar... yo que tengo pánico a volarrrrrrrrrr.

Me encanta!.
Un abrazo

begoyrafa dijo...

Estoy con Pedro, con lo que nos cuentas, cómo nos lo cuentas y las fotos, parece que nos estemos paseando por las páginas de una novela o por un plató de cine.
Sigues dándome mucha envidia.
Un abrazo
Rafa

Julia dijo...

NY es posiblemente, la ciudad que más rápidamente cambia. El barrio de moda, el rincón más glamouroso, más exclusivo, puede en menos de un suspiro quedar fuera del circuito. No sé por qué, seguro que tiene explicación, comienza a haber problemas de seguridad y la gente comienza a mudarse a otros lugare. En un tiempo relativamente corto, el vecindario cambia, los edificios se abandonan, la renta baja, lo que hace que la gente que llega tenga problemas, aumenta la delincuencia y lo que antes era una zona de moda, pasa a ser lugar no aconsejado para visitar... y así una y otra vez. Obviante esto no sucede de hoy para mañana, pero en el transcurso de 10 ó 15 años, sucede esto. Lo he vivido y lo contrasto cada vez que viajo a la Ciudad.
Por otro lado y nunca dejará de sorprenderme, puedes ir caminando por una calle y sin solución de continuidad, pasar de grandes edificios con toda clase de lujos, al dar la vuelta a la esquina, encontrarte con un lugar desolado, prácticamente en ruinas. Si es durante el buen tiempo, la gente en la calle, bulliciosa, huyendo del calor de sus apartamentos. Durante el invierno, también la puedes encontrar, moviéndose de un lado a otro, pero sin la alegría con que se comunican cuando hay buena temperatura o demasiada y el vivir dentro de los minúsculos apartamentos se convierte en una tortura.
Cecilia, tengo que decirte que tus comentarios, me sirven para recordar muchas de las vivencia que llevo teniendo desde hace muchos años.
Ya te iré contando mis experiencias, alguna de ellas tan insólita, que sólo en lugar como la isla de Manhattan, se podrian dar.
Sigue así, a los que no la conocen, les motivas para que preparen un viaje a la Ciudad. En la mayoría de los casos no les defraudará.
Gracias.
Jes

Cecilia dijo...

Aviso: parece que hay por ahí un robot metiendo comentarios spam con un nick robado. Su dirección viene en letras extrañas.
Cuidado

Cecilia dijo...

Aviso: parece que hay por ahí un robot metiendo comentarios spam con un nick robado. Su dirección viene en letras extrañas.
Cuidado

Patry/Icia dijo...

Ceciliaaaaaaaaaaaaaaa!! ayer volví de Londonnn!!! tengo el diario de viaje en mi blog :D, no se si has ido pero.... te lo recomieeeendo.. muuuucho :D

Anunciata dijo...

Qué frío deben estar pasando los de nueva york!

Incombustible dijo...

Después de leer tus entradas sobre Nueva York, me estoy planteando la idea de volverme a ver un montón de películas y de releer algunos libros, para encontrarle más sentido a las historias.

Muchas gracias por compartirlo con nosotros.

No sé si has podido verlo, pero te he dejado un regalito en : http://incombustible.blogspot.com/2009/01/symbelmine-y-la-casa-de-los-azulejos.html

Ojalá te guste.

besos y apapachos de año nuevo

Sibyla dijo...

Qué interesante todo lo que nos muestras y cuentas...
Yo tengo noción de ello por las películas, en especial recuerdo una del mismo nombre"Chinatown" dirigida por Roman Polanski.

Un abrazo Cecilia,en este nuevo año recién estrenado:)

Nacho G.Hontoria dijo...

Te recomiendo que veas el Soho de Londres. Seguramente el de New York sea más grande, pero el de la capital inglesa guarda en si el aroma de otra época y una esencia en sus tiendas que es muy difícil de igualar.

Álvaro Dorian Grey dijo...

¡¡¡ Qué envidia me está dando este viaje!!!! y, sobre todo, que bien explicado, casi no va hacer falta que vaya...
saludos y salud