sábado, 26 de julio de 2008

Las mujeres mineras

Josey Aimes abandona a su marido, que la golpea, y regresa con sus dos hijos, a Minnesota, al hogar de sus padres, donde es recibida con recelo. Josey tuvo a su primer hijo con 16 años y nunca confesó de quien lo había engendrado. Josey se coloca en una peluquería, y ahí la encuentra una vieja amiga, Glory, que trabaja como camionera en la mina en la que están empleados la mayoría de los hombres del pueblo. La mina ha tenido que aceptar que algunas mujeres se incorporen a su plantilla. Josey ganaría en la mina seis veces más que en la peluquería, podría comprarse una casa propia, mantener a sus dos hijos...

La experiencia es más complicada de lo que pueda soportar una mujer corajuda, como es ella. Los compañeros consideran que las mujeres ocupan puestos que no les corresponden y aprovechan cualquier situación para vejarlas y acosarlas. Josey reacciona ante esta situación, sin que ninguna de las otras mujeres la respalde, no sólo por temor a perder su empleo, sino también porque ellas mismas, atenazadas por unos principios rancios y demoledores, consideran que están donde no debieran.

La película, cuyo título original es North Country, lleva en castellano un título que me confundió. "En tierra de hombres". Según reza un letrero inicial, está basada en hechos reales, en la verdadera lucha de las mujeres estadounidenses por conseguir una equiparación de derechos laborales con los varones, la lucha por la supervivencia, el respeto social y la independencia económica.

No entiendo por qué una mujer tan guapa se mete en estos líos, por qué no buscas otra salida. le dice en una escena el abogado a Josie. ¿Un hombre que me mantenga? pregunta Josie. No aspiro a eso, agrega la mujer.

Aunque el guión es ficticio, me conmueve pensar que hubo mujeres que tuvieron que pelear de manera similar a la de las protagonistas de como las protagonistas de esta película, mujeres que padecieron discriminación, tratos vejatorios y conflictos familiares a causa de su incorporación al trabajo; que se enfrentaron a la sociedad, a los convencionalismos, a las leyes y a sus propias familias, demostrando una capacidad de aguante y un valor que ni ellas mismas sabían que poseían.

Ayer vi esta película, esperándome, a tenor del título que se le ha dado en castellano, una aventura de vaqueros a las que no soy en exceso aficionada. Y me sorprendió, me indignó y me emocionó la historia de Josie, a quien pone una cara, hermosa y cargada de sentimientos, esa actriz magnífica que es Charlize Theron.

31 comentarios:

Manuel Ortiz dijo...

Vi esta película no hace demasiado tiempo. Y me confirmó dos cosas que ya sabía: el enorme esfuerzo que tiene que hacer la mujer en EE UU para conseguir la plenitud de sus derechos, y la excelente actriz que es Charize Theron. Cuando le dan buenos papeles, claro.

Nos leemos.

Miriam dijo...

Cuantas mujeres reales nos han abierto caminos... a costa de sufrimiento y vejaciones.
Vi esta película hace mucho tiempo y no la recuerdo. Volveré a verla.
Besos

Merche Pallarés dijo...

No la he visto pero habrá que verla. Besotes, M.

LA CASA ENCENDIDA dijo...

Bonita recomendación, habrá que buscarla y verla. A veces las propias mujeres somos nuestros mayores enemigos y en este puñetero mundo de la competencia, las peores. Pero también hay luchadoras como nos hablas de la protaagonista de la película.
Besicos y gracias

copperhead dijo...

La vi hace unos meses y si te soy sincera no me convenció, porque precisamente una peli que trata sobre los esfuerzos que tiene que hacer una mujer para ser respetada por los hombres que la rodean, cae en su propia trampa: ¿por qué el primer hijo de josie es fruto de una violación? Es como si la película tuviera que justificar ese hecho remarcando que la "pobre mujer" no se lo buscó, ¿y que importaría si hubiese sido fruto de la inmadurez? No debería cambiar en nada el resto del argumento... me parece un detalle muy de moralina..
Es igual al error que cometió George Clooney en "Buenas noches y buena suerte", ¿por qué el protagonista tiene que dejar claro que el NO es comunista? Es un tipo abierto, dispuesto a hablar con comunistas, pero él no lo es, faltaría más! ¿qué importa eso?

No entiendo por qué las pelis americanas caen siempre en ese error... en "cubrir las espaldas" a sus protagonistas, haciendo ver que en realidad para ellos una mujer que ha tenido un hijo con 16 años es una guarra si no la violaron, y que un señor que protege la libertad de expresión no es un héroe si es comunista...

dudo dijo...

suscribo lo que dice copperhead.
pero el fondo de tu escrito lo comparto plenamente. Gracias a muchas que, a pesar del miedo, de la vergüenza de sus familias, del rechazo social, dijeron basta, ahora estamos donde estamos. Ojo, que no hemos acabado, que hay que seguir, que en muchas partes del mundo las mujeres siguen siendo animales domésticos. Y aquí mismo, siguen muriendo por negarse a ser propiedad de nadie. Pero nos hemos subido a hombros de aquellas gigantes, y se ve un horizonte hacia el que caminar...

Cecilia Alameda Sol dijo...

Bueno, yo también estoy de acuerdo con lo que dice Copperhead. También pensé que el recurso a la violación era una manera de contrarrestar el sambenito de "madre soltera" que la colgaban a Josie para represaliarla por su intento de ocupar un puesto de trabajo. Que su moralidad así quedaba a salvo.
Pero, por otra parte, esa revelación tardía del abuso que sufrió con 16 años pone en evidencia otra lacra que padecían las mujeres hace veinte o treinta años: entonces las violaciones no estaban tan penadas como ahora, ni siquiera cuando una mujer era menor.
¿Cuántas pasarían en silencio por ese trance, avergonzándose ante la sociedad, ante sus padres, ante sí mismas? Todavía hay mujeres, en el prsente, que se callan una violación porque temen ser acusadas de ir provocando a los hombres, porque se consideran, en cierta forma, responsables ellas del mal que les ha ocurrido.

copperhead dijo...

Es cierto, supongo que el asunto de las violaciones es un tema que entonces no se veía como ahora... pero aún así, ¡que hagan otra peli al respecto!. Me gustaría ver una pelicula americana con el valor suficiente como para presentar a un personaje que comete errores, o tiene ideologías controvertidas, sin que eso impida al público comprender la injusticia que sufre...
Pienso ahora en "Pena de muerte" (dirigida por Tim Robins y protagonizada por su mujer Susan Sarandon y Sean Penn), quizás una de las películas americanas más valientes en ese sentido...

Merche Pallarés dijo...

Ahora, que estais hablando de violaciones, tuve una amiga en Toronto que se quedó embarazada a los 14 años, no creo que fuese por violación pero ahora no me acuerdo. Lo que si sé es que en aquellos años, las jóvenes madres solteras NO se podían quedar con sus hijos de ninguna manera. Obligatoriamente los tenían que dar en adopción. Esto, tambien lo encontraba muy cruel. Puedes creer que TODA la vida me he acordado de mi amiga y de su hijo y lo que sufrió al darlo en adopción... En fin, la vida. Besotes, M.

brujaroja dijo...

En el pueblo del que procedo hubo un momento hace unos años en que entraron mujeres a la mina. Lo más terrible de todo (y tengo la imagen grabada en la retina, porque salió en la tele y a alguna de ellas la conocía) fue la protesta de otras mujeres que consideraban que aquéllas les estaban quitando el puesto a algunos hombres que no habían sido admitidos...
No me lo podía creer, y todavía siento rabia cada vez que lo pienso

Alberto López Cordero dijo...

La pude ver hace tiempo y me gustó bastante. No sé si la realidad está plasmada tal cual fué, pero desde luego existe ese tipo de discriminación en muchos lugares. Charlize Teron está guapa en cualquier papel...menos en "Monster"

begoyrafa dijo...

Estas pequeñas historias cotidianas son las que cambian las cosas.
Un comentario, a Copperhead; Million Dollar Baby de Clint Eastwood creo que también puede formar parte de esa lista de películas valientes salidas del cine USA.
Un abrazo
Rafa

Antònia P. dijo...

Tomo nota de tu recomendación.
besos

Arcángel Mirón dijo...

Ni siquiera sabía de la existencia de esta película, pero la verdad es que me tentaste. Ahora quiero verla ya. Además, Charlize Theron siempre atrae, da calidad.

Marcelo dijo...

Podemos ser democráticos, justos, sensibles y civilizados. Pero debe haber un punto límite en nuestra condición masculina, por supuesto cultural, que no podemos atravesar, y muchas veces no nos damos cuenta de ello en los detalles pequeños, no tanto en casos tan terribles como este. Yo los veo a los compañeritos de mi hija de 6 años haciendo diferencias con el sexo "débil" y me digo: Cuanto tiempo más que tiene esta lucha hasta llegar a la victoria!
Un saludo

Abuela Ciber dijo...

Expone el cine una realidad, que en algunos lugares del planeta es desvastantes.
Cariños

copperhead dijo...

Casualmente ayer leí un texto de Javier Marías en el País semanal que probablemente sea el mejor alegato feminista escrito en bastante tiempo... creo que expresa perfectamente lo que muchos y muchas pensamos: una mujer dedicada exclusivamente a ser ama de casa es un desperdicio... os dejo el link para que lo leáis, yo no lo podría expresar tan bien como él:

http://www.elpais.com/articulo/portada/Siglos/desperdicio/elpepusoceps/20080727elpepspor_6/Tes

copperhead dijo...

No se ha copiado bien el link...

http://www.elpais.com/articulo/portada/Siglos/desperdicio/elpepusoceps/20080727elpepspor_6/Tes

copperhead dijo...

vale! me doy por caso perdido!! no se pq no se copia el link.. el texto estaba en el país semanal y se titula "Siglos de desperdicio". Se encuentra fácilmente en la hemeroteca de El país por internet, metiéndose en el domingo 27 de julio, en el apartado de "El pais semanal" (sociedad)

Laura dijo...

Precisamente hemos estado hablando de Charlize Theron en mi casa hace poco y coincidíamos en afirmar la calidad de la actriz, que no se ha conformado con explotar su belleza para triunfar y lo que explota es su talento. Se le agradece. Y te agradezco a ti la recomendación.
Un beso

La Gata Coqueta dijo...

Esta película la he visto dos veces y a saber...

Es una forma de demostrar que se puede llegar hacer lo que una se proponga el problema esta cuando hay indeseables por el medio que no tienen lo que hay que tener para dar la cara... e intentan doblegar al contrario eso existe hoy todavía en todos los sectores... muy fuerte.

Besos amiga y cuidae.

Diana Puig dijo...

Hola cecilia, he visto algunas películas que están basadas en hechos reales sobre mujeres que han sufrido mucho en un "mundo de hombres" pero con lo de la violación estoy muy de acuerdo con lo que habéis ido comentando. Antiguamente se violaba tal vez tanto como ahora, pero no se decía por miedo a tus propios padres, por miedo a ser rechazada, por vergüenza, por machismo, por miedo a que no te creyesen.
Creo haberla visto, pero puedo confundirla con otra o con algún libro leído que también me pasa, muchas veces creo que he visto la película y lo que he leído es el libro, la volveré a ver y así saldo de dudas, un abrazo y gracias por tus comentarios tan necesarios, que como yo te dije, la sinceridad es de las cosas que más valoro y contigo se que la tengo, gracias, didi.

m.eugènia creus-piqué dijo...

No he visto la peli, pero seguro que es una de las que me gustaría por el tema, la lucha de la mujer ha sido y es tremenda, menos mal que algunos hombres ya se estan dando cuenta, quisiera verlos a ellos en las mismas circunstancias por las que hemos pasado nosotras y no me refiero ni a tí ni a mí sino a la mujer en general, gracias a estas grandes mujeres hemos dado bastantes pasos adelante,pero todavía no son suficientes, hemos de continuar luchando sobre todo por estas mujeres de países donde no tienen ni voz ni voto y son seres humanos de segunda categoría.

Javier dijo...

Tomo nota, ojalá sólo fuera cosa de película. A veces en las sociedades más modernas todavía se dejan notar estos aspectos machistas que relegan el papel de la mujer a un segundo plano, afortunadamente se ha andado un largo camino en muy pocos años.

Un abrazo

Sibyla dijo...

No he visto la película, pero leí el argumento y la crítica en su momento.
Estoy de acuerdo con tus palabras, siempre tenemos que hacer el doble de efuerzo para que se reconozca el mismo trabajo que hace un hombre, desarrollado por una mujer...

Un abrazo Cecilia:)

Euphorbia dijo...

Parece una película muy interesante, en cuanto tenga oportunidad la veré. Gracias por la recomendación.
Las batallas las han ido ganando estas personas anónimas que han tenido el valor que muchas no han tenido.

Marian dijo...

Gracias al tesón de algunas mujeres vamos avanzando hacia la igualdad, todas debemos tener claro que podemos valernos por nosotras mismas no dependemos de nadie que nos mantenga. Cuando elegimos una pareja no es para que nos dirija la vida sino para vivir una historia de amor pero sin perder la propia identidad.
Un abrazo Cecilia.

angela dijo...

Cecilia, cuantas mujeres han tenido que sufrir en silencio el esfuerzo por ser libres, por buscar su estima, su salario, por tener que soportar en muchas ocasiones maridos sin coraje para sacar a su familia adelante.... Ellas nos han dado su ejemplo y gracias a tí las hemos recordado.Que tengas un buen día.Angela

Cigarra dijo...

Para Copperhead: leí el artículo de Javier Marías, y, cosa rara, no estuve totalmente de acuerdo con él. En esta época en que se respeta y se respalda casi cualquier opción vital ¿por qué se tiene que considerar un desperdicio y una forma despreciable de vivir la de la persona que elige hacer ella los trabajos de su casa porque no puede o no quiere pagar a otra para que los haga? Yo he trabajado siempre fuera de casa y es mi opción y no la cambiaría por otra. Pero conozco mujeres que han querido, o han podido, o han tenido que dedicarse a su familia y a su casa y no son para nada unas brutas cerriles desnortadas con "síndrome de nido vacío" ni nada parecido. Son personas que leen, son creativas, tienen opiniones, desarrollan aficiones, ganan un sueldo que no cobran haciendo tareas por las que tendrían que pagar a otras, y sobre todo, lo han elegido y lo han asumido. No es lo que yo he elegido pero no me parecen un desperdicio. En absoluto.
Conozco familias en las que era la mujer la que aportaba los ingresos y el hombre hacía las tareas domésticas, y no se consideraba desperdiciado para nada.
Y por lo que respecta al tema de la película, si esas cosas pasan en países supuestamente avanzados, de occidente ¡cuál no será la lucha de las mujeres en tres cuartas partes del mundo! Está todo por hacer. Recomiendo la película "El círculo" del iraní Jafar Panahi. Impresionante

Cecilia Alameda Sol dijo...

Yo creo que Javier Marías no critica a las mujeres que eligieron la opción de quedarse en casa sino a las que no tuvieron otra opción que esa, la del hogar. Entre las mujeres que no trabajaban fuera de casa habría muchas (no hay más que mirar alrededor, a nuestras mayores, para cerciorarse) que podían haber hecho un estupendo papel como profesionales, como artistas, como creadoras... Pero no tuvieron ocasión porque las trabas (físicas, mentales, económicas) eran demasiadas.
Javier Marías es un hombre que admiraba mucho a su madre, muchísimo. Le dedicó uno de los artículos más bonitos que se hayan podido leer en la prensa. Mi sensación, al leer su artículo del domingo, es que estaba lamentándose por todo lo que no pudieron hacer en tiempos pasados las mujeres que poseían dotes, capacidades e inteligencia para aportar algo al común de la sociedad.

Incombustible dijo...

No me he leído el artículo de Marías, todavía, así que no puedo opinar al respecto.
Lo que sí puedo decir es que, si antes (y en algunos lugares, todavía) era mal visto que las mujeres salieran de casa a trabajar, ahora parece ser que es al revés: las que son mal vistas, son las que se quedan en casa. En México, por ejemplo, la situación económica obligó a las mujeres a salir de casa a ganarse el pan; eso sí, se siguen considerando las labores de casa como responsabilidad exclusiva de ellas, donde "ellos" , si levantan un plato, es que están "ayudando" situación que, además, también es asumida todavía por muchas mujeres. Frases como: "él es muy bueno, me ayuda en casa"; "no es machista, porque me da permiso". lamentablemente, todavía se escuchan por ahí.
Respecto a las mujeres en Estados Unidos, bueno la cosa no es lo que sufren "ellas", si no que la doble moral (de toda sociedad pero, especialmente de la llamada "americana") que ahí existe, les impide ver más allá de los estereotipos.

En fin, que ni ellos "monstruos", ni nosotras "nenas". Que cada uno tiene el derecho de elegir la forma de vida que quiere y la obligación de plantarse firme , como leí por ahí, "con estos pies y esta boca" en el mundo que es de todos.

Besos Cecilia... me he vuelto adicta a tu blog.