domingo, 7 de junio de 2009

Javier Cercas en la feria

Javier Cercas ha escrito un libro sobre el intento de golpe del 23 de febrero de 1981, que se anuncia interesante. Yo me propuse comprarlo cuando leí las entrevistas de promoción y las críticas. Y esperaba una ocasión, como la que brinda la Feria del Libro, para pedirle una firma al autor.

No soy amiga de filas para nada. A veces tienes que hacer cola para sacar dinero del banco, para pagar la compra o para hacer un trámite administrativo. Y la haces porque no te queda más remedio. Pero ponerse a la fila, esperar veinte o treinta minutos para que un señor o una señora te estampen una firma fría en la página primera de un libro... ¿compensa? Debería habérselo preguntado a estos señores que esperaban para que Ibañez, el padre de Mortadelo y Filemón, (un artista de los buenos, sin duda) les rubricase un libro de comics.

Pero a Cercas tenía ganas de decirle, a la vez que le pedía una firma, que sigo pensando que "Soldados de Salamina" es una obra muy lograda, tanto por su estilo y sus estructuras particulares (que, en mi opinión, han creado escuela), como por lo que tiene de canto a los soldados anónimos que perdieron la guerra civil y, por ello, perdieron también su cotidianeidad y sus raíces. El libro lo descubrí gracias al consejo de un amigo antes de que ganase la fama que le convertiría en uno de los libros más vendidos de los últimos años. Y se lo he recomendado, después, a unos cuantos amigos.

Cuando he llegado al parque del Retiro, sobre las 11.30, los altavoces estaban recitando los nombres de los escritores que firmaban en las casetas de la feria. No he oído el nombre de Cercas. Así que me he puesto a pasear, a ver libros, a ver las caras y los gestos de ciertos autores, he saludado a algún amigo... Había escritores a los que admiro (Bernardo Atxaga, Ian Gibson, Eduardo Mendoza), y también personajillos de las teles y radios reaccionarias, que me dan repelús, no sólo por la mala baba que suelen destilar ante los micrófonos sino también porque sospecho (en ciertos casos, me consta) que usan negros para llenar sus libros.


Cuando ya me disponía a marcharme, he oído por el altavoz el nombre que esperaba. Cercas estaba en la caseta de una librería y, ¡qué suerte la mía!, no había nadie haciendo cola. Así que me he acercado, he pedido el libros y he podido cruzar unas palabras con Javier mientras él ponía una dedicatoria en mi libro. No es un tipo envarado, os lo aseguro. No es de esos escritores a quienes, cuando la popularidad les abraza, el ego se les sube al cogote y te miran con la distancia del que se siente en un planeta distinto al que habitan el común de los mortales.

No se me ha ocurrido hacerle una foto. Además, lo confieso, he formado cola sin proponérmelo. Así que os dejo una imagen de ambiente.


16 comentarios:

Anita dijo...

El fin de semana pasado estuve en Madrid y visité la feria del libro. Desde luego que con tantos stands podrias encontrar cualquier libro que se te ocurriera.

T aseguro que me acordé de muchos bloggers a los que os apasiona la literatura y que nos animais a leer más a quienes nos da algo de "pereza".

Muakk

Selma dijo...

Me ha gustado adivinar sin que tu los nombraras a "personajillos de las teles y radios reaccionarias, que me dan repelús, no sólo por la mala baba que suelen destilar ante los micrófonos sino también porque sospecho (en ciertos casos, me consta) que usan negros para llenar sus libros." has sido de lo más educada con lo de "personajillos" pero en la intimidad sabemos como llamarlos...

(ahora mismo me acaban de dar una PPésima noticia...los resultados de las elecciones..)


Un beso Cecilia... Me ha ido bien pasear de tu mano en busca de Javier..

Paco dijo...

También estado hoy por allí, y les hago fotos aunque no les lleve nada para firmar :) Es un poco friki, pero el año pasado no hice ese tipo de fotos y la carpeta 2008 está muy desangelada.

Tere dijo...

Le he oído en tantas entrevistas hablando sobre el libro en radio y televisión que,no estoy segura de que me apetezca leerlo.¿Sabes qué me ocurre con Cercas? En todo lo que escribe se incluye como un personaje y eso me ha llegado a hartar,me gustó mucho Soldados de Salamina y por ello,compré El móvil,El vientre de la ballena,El inquilino y La velocidad de la Luz y por lo que he comprobado se repite mucho,bueno,es algo personal,tanto él como Zafón me decepcionaron después de su gran éxito.Besos

Merche Pallarés dijo...

"Soldados de Salamina" me fascinó. Un libro muy instructivo y ameno. Tambien vi la peli que me gustó porque era bastante fiel al libro. Quiero leer su último que seguro me gustará. Lo de hacer cola para que un escritor me firme no lo he hecho nunca ni creo que lo haré. No tengo paciencia. Muchos besotes, M.

Raquel dijo...

Emocionante. Yo también hubiera hecho cola.

Fernando Manero dijo...

Lectoras como tú es lo que da valor y categoría a la Feria del Libro. Cultura, curiosidad, discreción, educación y saber lo que se quiere y a quien se quiere ver y saludar. La paciencia y la esperanza al fin se encuentran compensadas con la firma del autor elegido y en el momento oportuno. Has hecho y elegido bien. Cercas es un autor interesante y que ha sabido hacerse con un puesto dignísimo en la cultura española, a través de una inteligente elección de los temas que trata y que sabe hacer llegar con enorme maestría. Pero lo que más me ha gustado de tu entrada es el respeto con que entiendes la Feria del Libro y tu sensatez cuando se trata de diferenciar entre el trigo y la morralla.

ANABEL dijo...

Me das mucha envidia, que quieres que te diga... lo de siempre por no variar.
Yo no creo que esos personajes de los que hablas tengan negros, sino unos pequeños enanitos que trabajan laboriosamente por la noche, bajo el yugo de sus amos...o tal vez sea un programa de ordenador que ponen a trabajar. Así podría explicarse como las expresiones de sus libros se repiten tanto.
Besitos.
P.D. Yo sí haría cola por un autógrafo de Ibañez, porque dicen que te pinta un dibujo de Mortadelo y Filemón, y para que nos vamos a engañar, son mis héroes de la infancia.

m.eugènia creus-piqué dijo...

Tienes razón Cecilia hacer cola es desesperante, has tenido mucha suerte al poder acercarte a Cercas, la película la rodaron parte de ella aquí en Girona todavía lo recuerdo, no hace tanto tiempo de ello.besos guapa.

Mercedes dijo...

Hola Cecilia, felicidades, creo que describes una mañana en que te lo pasaste muy bien. Son ese tipo de cosas, experiencias o paseos que una disfruta mucho ¿a que sí?
un beso

fritus dijo...

A mi también me gustó mucho "Soldados de Salamina"...te confieso también que "la velocidad de la luz" no tanto y que no tengo mucho interés por el libro del 23f ...y si, estoy seguro de que ola Fundación FAES es un nido de "negros"...un montón de artistas del cortaypega dispuestos a revisar la historia de España e intentar vender una wsarta de mentiras...al fin y al cabo, como decía Goebbels " si repites hasta la saciedad una mentira se acabará convirtiendo en verdad2 y ellos, hay que reconocerlo, se afanan mucho en esa labor.

un abrazo

Naveganterojo dijo...

Pues una vez mas coincido en el fondo y en las formas con el amigo fritus, "soldados de salamina" es un libro que me cautivó, tampoco tengo el menor interes por lo que cuenten del 23-F, pues creo que aun no sabemos la verdad de aquellos dias y quiza nunca la sepamos,(donde el rey ande metido, todo seran mentiras).
Y repecto a los personajillos de la tele y radio, buf, a ti te dan repelus pero a mi me dan verdadero yuyu.
Un abrazo amiga mia

alma máter dijo...

¿¿Y yo que este año todavía no he ido a la Feria dle Libro??? ¡¡no tengo perdón!!!
Qué bien que pudiste acercarte a Cercas!!

Un beso.

Sibyla dijo...

También me gusta mucho Javier Cercas, sobre todo los artículos que escribe en el suplemento del periódico.

Besos:)

dudo dijo...

Mi hermano estuvo con él también, entrevistándole, y, de paso, pidiéndole una dedicatoria para mis padres en su ejemplar de Anatomía de un instante. Me contó que fué cercano, que no le abandonaba la sonrisa, que bromearon con lo de ser tocayos...
Soldados de Salamina me gustó muchísimo. Anatomía de un instante me espera en las estanterías de casa de mis padres.

Manuel Ortiz dijo...

No me gustan las ferias del libro. Generalmente las únicas que suelo visitar los del libro antigüo y de ocasión, donde me puedo tirar horas y horas y he de ir con diero limitado. Encontrar una rareza, uno de esos libros que estabas buscando durante años y años, como me ocurrió no hace mucho, eso sí que es un verdadero placer para mí. Para lo demás, prefiero el silencio de la librería.