jueves, 30 de octubre de 2008

Masticando letras

En otras ocasiones, cuando me siento especialmente proscrito y estrambótico, estoy convencido de que el culpable es el quijote. Oigan esto." En resolución, él se enfrascó tanto en su lectua, que se le pasaban las noches leyendo de claro en claro, y los días de turbio en turbio; y así, del poco dormir y del mucho leer, se le secó el celebro de manera que vino a perder el juicio... (...)

El que recita este párrafo de la obra de Cervantes es un animalillo del que unos huirían, como si fuera un monstruo carnívoro, y al que otros perseguirían armados con una escoba recia para destruirlo. Se llama Firmin. Es una rata que ha nacido en el sótano de una primorosa librería de Boston, regentada por un hombre que ama los libros tanto como los ama el bicho que cuenta su historia. Firmin descubre al poco de nacer que le gustan los libros a rabiar: empieza comiéndoselos, masticándolos y destrozándolos. Pero después, cuando aprende a descifrar las palabras que sustenta el papel que mastica, se apasiona por las historias que narran.

Firmin es una auténtica rata de biblioteca. Un devorador de literatura. Un tipo feo, cabezón y, como él mismo indica, un especimen raro y enloquecido.
"Contemple usted al Caballero de la Triste Figura: vanidoso, testarudo, apayasado, ingenuo hasta la ceguera, idealista hasta incurrir en los grotesco... Locual viene a ser como describirme a mí en pocas palabras. La verdad es que nunca he estado bien de la cabeza. Lo que pasa es que yo no ataco molinos de ivento. Hago algo peor: sueño con atacar molinos de viento, estoy deseando atacar molinos de viento y a veces imagino que he atacado molinos de viento".

Por lo que dice la prensa, Firmin se convirtió en un fenómeno editorial a los pocos meses de salir a la calle, sorprendiendo a quienes lo habían puesto en el mercado. Puede ser porque se trata de un texto original, porque no le falta ironía ni delicadeza o, simplemente, porque es una alabanza de los buenos libros que cualquier lector puede hallar en una vieja librería de barrio y, en general, a la literatura de todos los tiempos.

A mí no me molesta que Firmin "devorase" un ejemplar del Quijote, ese libro que Pedro Ojeda Escudero nos anima a devorar los jueves desde su blog para después comentarlo con quienes le seguimos.
La foto está tomada de Internet. Busqué en Boston y me salió esta librería.

33 comentarios:

Ferragus dijo...

Que atractivo personaje este Firmin. Sin lugar a dudas pasaré por la librería Pembroke para conocerle de cerca.

Un beso, Cecilia.

Marcelo dijo...

Coincido con Ferragus. Diría además que de tan intersante, a este Firmin dan ganas de devorárselo.

Mita dijo...

Qué bonita portada! Gracias Cecilia, me apunto el título para la lista de Navidad.
Besos

TEA CUP CLUB dijo...

Un personaje muy especial.

Te dejo mi tacita de te.

Abrazos

Veronica

Álvaro Dorian Grey dijo...

Alguna vez me he sentido así, ratón de biblioteca. Cuando la gente te pregunta, ¿y qué lees? Le dices el título y se te quedan mirando diciendose para ellos mismos, "de donde sacará esos libros tan raros"...
Buena recomendación , lo apunto.
Saludos y salud

fritus dijo...

Por una vez y sin que sirva de precedente, me había adelantado a tu recomendación, pero también recomendado por otra bloguera, (euphorbia splendens).. estimulante libro, sí señora.

Un abrazo muy fuerte

brujaroja dijo...

Tendré que terminar por leer el libro, porque ya sois demasiadas las personas que aprecio y en cuyo gusto confío, que me hablais de ese libro...
Besos, Cecilia.

Antònia P. dijo...

Sueño con atacar molinos. Todos soñamos con esto alguna vez.
Gracias por la recomendación.
Un beso.

LA CASA ENCENDIDA dijo...

Interesante lo que nos cuentas, pero eso no es nuevo.
Habrá que anotarlo para las próximas adquisiciones.
Besicos

Patry/Icia dijo...

bonita foto, es de verdad esa biblioteca? o esta pintada?

Firmin... por lo menos el título, curioso lo es :)

Pablo A. Fernández Magdaleno dijo...

Excelente elección. Lo he leído este verano y es un homenaje precioso a la lectura y a los libros.
Un abrazo

CARMEN dijo...

Un poco rarito el hombre, ¿no?.
Gracias por la recomendación, habrá que leerlo.
Un abrazo, Cecilia.

Mari Carmen dijo...

Creo que me va a gustar este libro, Cecilia. Gustándome los libros como me gustan, estoy segura de que sí :)

Un abrazo

Anita dijo...

Gracias por la recomendación.

Curiosa la fotografia...

Muakk

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

hay ratas que saben apreciar la buena literatura mejor que muchos seres humanos...

SELMA dijo...

Gracias Cecilia, lo voy a añadir en la lista de los que tengo apuntados para pedir al "Père Noël"... Pagana que es una, es que los reyes y sobre todo una reina y sus declaraciones, no nos llevamos bien, mejor dicho no nos llevamos... además de pagana soy Republicana...

Un beso Cecilia.

FERNANDO SANCHEZ POSTIGO dijo...

ME GUSTA el tal Firmin. Tomo nota de esta recomendación literaria. un abrazo.

Tere dijo...

Hace meses que oigo hablar muy bien de este libro.Saludos

m.eugènia creus-piqué dijo...

Me ha gustado Firmín porque me encantan las ratitas y más las de biblioteca.

manuespada dijo...

Apunto la recomendación, qué buena pinta.

Rachel dijo...

gracias por la recomendación, me gusta que la gente hable de los libros que lee y nos de su opinión. Interesante Firmín...
Saludos

Diana Puig dijo...

Me lo apunto..tiene gracias lo que cuentas, el libro parece muy interesante, quiero conocer a Firmin parece un personaje muy peculiar. Un besito y gracias, didi.

Incombustible dijo...

A mí me da que este libro será un regalo familiar, de los que comienza a leerlo la abuela y termina en manos de la nieta más pequeña. Gracias por la recomendación. Y gracias por estar presente en mi espacio.
Besos

josep estruel dijo...

Hola Cecilia.
Por supuesto que los humanos siempre lo veremos como lo que es, una rata, y jamás llegaremos a comprender hasta qué punto nos aprecia y busca nuestra comprensión y afecto, sin llegar a conseguirla en ningún momento.
La próxima vez que vea un rata la miraré con otros ojos.


http://www.youtube.com/watch?v=DKa7cP-JftI

Merche Pallarés dijo...

Querida Ceci, poco a poco voy leyendoos. Preciosa esta historia de la rata de biblioteca. ¡Hasta el nombre es gracioso Firmin! Besotes, M.

Isabel dijo...

Había oido hablar de firmin, lo leeremos. Un beso y buen finde Cecilia

begoyrafa dijo...

A fin de cuentas lo que hace Firmin es lo que muchos quisiéramos hacer con muchos libros: devorarlos, y hablo en sentido literal.
Un abrazo
Rafa

Gabiprog dijo...

ES bueno que surgan siempre estos personajes con magia y que consiguen acercar el mundo de las letras a los mas pequeños...
A veces la carambola y la suerte tienen sus migas de marketing, y ello no tiene nada de malo.

Saludos.

La chica dijo...

Hola Cecilia!
He leído el post y tomo nota de la recomendación, pero, además, necesitaba obtener una dirección de correo tuya a la que enviarte unas fotos muy interesantes que me han llegado de Madrid con algo que me gustaría mostrarte. Como yo tengo publicada una cuenta de correo, puedes enviarme un mail ahí, y ya me quedará constancia de tu cuenta para hacerte yo mi envío.
Espero que no te importe y no te preocupes, tu dirección no saldrá a la luz en ningún momento.
Gracias, Cecilia
Un beso

Laura dijo...

Hola,
La anterior entrada es mía, solo que con una cuenta diferente... Un lío que me he montado yo sola.
Un besito

manuel de la rosa dijo...

Sin duda hay a animales que aman los libros más que las personas...al menos les sirven de alimento... a mis alumnos ni para pasearlos.
Gracias por la recomendación original y sugerente...saludos

Roberto dijo...

fue un placer devorar ese libro!

una joyita que espero que mucha gente sepa apreciarla...

un saludo

dudo dijo...

Ésta vez me he adelantado, querida: ya me lo había leído. Devorado, más bien. Y me ha gustado, y me ha dejado perpleja, porque es el tipo de literatura fácil y sin complejos que intento hacer yo. (pero sin comparación, claro). Me encantó Firmin.
Anda, porfa, recomienda otro...