viernes, 10 de octubre de 2008

Inspector Jaritos

A Jaritos lo conocí el verano pasado. Había oído hablar de él y cuando lo encontré en la biblioteca del pueblo en el que me hallaba durante unas semanas, asentado en la estantería de la letra M, me lo llevé a casa sin dudarlo. Quería enterarme de cómo trabajaba, cuál eran sus capacidades para el oficio, cómo se comportaba ante el crimen y el enigma. A mí me resultan muy interesantes las pesquisas policiales, el deambular de los investigadores por los recovecos de sus ciudades, entrando en casas de adinerados ciudadanos o en covachas donde se cobijan los menos afortunados. De esas correrías, el lector de género negro extrae un montón de datos y curiosidades sobre la sociedad y el país donde se desarrolla la trama.

Kostas Jaristos es un policía griego de mediana edad, experimentado y socarrón a veces, susceptible y picajoso otras veces, que resuelve sus casos de homicidios en una Atenas llena de coches, de ruidos, de personajes extravagantes y presurosos. Jaristos tiene una mujer con la que discrepa en muchos temas pero con la que comparte la pasión por Katerina, su hija recién licenciada en Derecho.

Katerina es secuestrada en un barco que viaja por el Mediterráneo, rumbo a Creta, lo que conmociona a su padre que, sin embargo, no deja de trabajar en un caso que ha surgido en la capital griega: varios actores de publicidad han sido asesinados por alguien que se define como el “accionista mayoritario”, cuya intención es derribar algunos de los puntales en los que se asienta la sociedad de consumo. No digo más del argumento.

A Jaristos lo ha inventado Petros Markaris, un escritor griego nacido en Estambul en 1937. El joven Markaris estudió Economía, se especializó en cultura alemana y en traducciones de Bertolt Brecht y acabó metido de lleno en la novela policíaca. Él lo cuenta mejor en esta entrevista, realizada en Gijón durante la celebración de su Semana negra. Os transcribo un fragmento.

"Solo tengo un método para escribir: no sé nada y no quiero saber nada sobre la historia. Empiezo con una imagen, necesito tener esa imagen. Después de visionar esa imagen, me pongo a escribir sobre esa primera impresión y no sé lo que va a ocurrir. Sigo los pasos de mi personaje, intentando describir lo que le ocurre. Descubro los acontecimientos a medida que los descubre mi policía-protagonista. "

O sea, que este escritor es de los que se sientan delante del teclador del ordenador, y se pone a escribir sin planificarlo. Y las historias salen. Y son buenas, creo yo.

Si queréis conocer las novelas que están traducidas al castellano, aquí las veréis.

21 comentarios:

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Me lo apunto. Has conseguido despertar mi interés.

Abuela Ciber dijo...

BUEN FIN DE SEMANA!!!!!!!!!!!!!!!!

Tere dijo...

Puse unas fotos de Nueva York para ti,en otro momento leeré atentamente este post tan interesante.

.:*:.Hada Isol .:*:.¸.¸.•*´¨***¨ dijo...

Te agradezco querida Cecilia tu recomendación,agendo todo lo que recomiendas para un futuro,leerlos cuando esté a mi alcance,te lo agradezco mucho,un abrazo y buen finde!!!!!!!!!!

Merche Pallarés dijo...

¡Ay, qué lista de libros me estoy apuntando! Espero tener la vista y vida suficiente para leerlos... Besotes, M.

m.eugènia creus-piqué dijo...

Pues que suerte con el señor Markaris y su facilidad por escribir, ya me gustaría tenerla yo,cuanto se aprende a tu lado Cecilia, es un placer leerte, no conocía a este escritor hasta este momento y me parece que sus libros serían de mi agrado.

Mari Carmen dijo...

No es el tipo de libros que suelo leer, pero si algún día me quedo sin reservas... le echaré un vistazo :)

Un abrazo y feliz sábado.

Arcángel Mirón dijo...

Mi detective favorita es Kinsey Millhone, creada por Sue Grafton. También de tusquets.

:)

begoyrafa dijo...

Lo conocía de oídas y de haber estado por aquí, pero nunca he leído nada de él y ahora despertarsete mi interés. Lo leeré y te cuento.
Un abrazo
Rafa

El Diablo Des. dijo...

Esa me parece la manera más fiel del cuenta cuentos, que es, a fin de cuentas, el buen escritor.

Fernando Manero dijo...

Tengo la impresión de que es un autor sobrevalorado. Sólo he leido "El accionista mayoritario" y me ha dejado frío. Voy a leer la otra que recomiendas con la mejor de las intenciones. Gracias por tu esfuerzo en ayudarnos en la selva literaria que nos invade y donde tropezamos con todo tipo de situaciones, aunque se comercialicen por igual.

fritus dijo...

pero que buena pinta tiene el inspector Jaristos y el señor Markaris (de los pocos griegos que no tiene nombre como de enfermedad contagiosa)...Cecilia, comentarte que eres la responsable de una -cada vez más larga -lista de cosas a leer,y ya están comprados, que es el primer paso... en la que tiene prioridad Kapuscinski, pero están también los escandinavos, y ahora...Markaris.

Un abrazo

angela dijo...

CECILIA, yo creo que han cambiado los valores, la sociedad... por lo tanto los cuentos también tienen que adaptarse.Markaris tiene un gran don porque desarrollar una novela desde la visualización de una fotogrfía.... Mis felicitaciones.Que tengas un buen fin de semana largo. Un abrazo Angela

Manuel Ortiz dijo...

Julio Cortázar solía decir que él, si al comenzar a escribir una novela ya se sabía el final, pues ya no seguía. Escribir de esa manera es arriesgadísimo, muy muy difícil. La prueba es que casi nadie lo hace.

Me apunto el autor y sus obras como lecturas vacacionales, que es cuando más disfruto de uno de mis géneros favoritos. Nada mejor que leer novela negra en Navidades. Me pone.

José María dijo...

La descripción que has hecho de la obra y de su autor es suficiente para dedicarle un tiempo a su lectura. ¿Ese era tu objetivo, quizás?

Mita dijo...

Es estupendo lo de "necesito tener una imagen", es verdad, muchas veces pasa eso.
Besos

manzacosas dijo...

Hola, CECILIA. No es la primera vez que te leo, gracias al blog de PEDRO OJEDA, que a todos nos conduce a conocer nuevas personas y sus opiniones. Me gusta cómo escribes y lo digo, sin más. Un saludo. Manzacosas

Fotopaco dijo...

Lo apunto, me recuerda a Toni Romano, y com de éste ya no publican nada...

Que tengas una buena semana.

Antònia P. dijo...

Tomo nota. Me gusta la novela negra.
Besos

Sebastián Orozco dijo...

Una comisaría es un lugar donde se puede encontrar el tipo más variopinto de gente que uno se pueda imaginar: victimas, chorizos, choricillos, ladrones, chantajistas, estafadores, timadores, golfos, fulleros, corruptores, viciosos, depravados, libertinos, putas, proxenetas, chantajistas, raptores, violadores, asesinos… Y por haber de todo, incluso hay hasta policías.
Te animo a visitar el blog y conocer mi comisaría.

http://www.lacomisariadelnorteblogspot.com

Asiereu dijo...

Acabo de encontrar este blog con la reseña del libro que ahora mismo me estoy leyendo.
Yo ya conocía a Márkaris, por haber vivido en Atenas y querer seguir conectado a ella. Y sin duda es él es un buen autor que te permite conocer una sociedad tan lejana a nosotros aunque no lo parezca. Me encanta deambular por Atenas con él. Sus atascos que vamos, hasta se queda corto a veces, la pasión de la gente cuando habla de política, de religión, de cualquier tema. La relación de amor odio que tienen los griegos con la idea de Grecia y sus puntos débiles, el egocentrismo y hasta paletismo.
Pero de todos modos me encanta leer a Márkaris. Me recuerda mis tardes en Atenas, mejor que mi misma memoria.