martes, 24 de junio de 2008

Lecturas desde la nieve

El pasado sábado, el suplemento cultural Babelia dedicaba dos páginas a la literatura que se hace actualmente en los países del norte de Europa. Transcribo el primer párrafo:

"En la enigmática y aislada Islandia, una de cada diez personas publicará un libro a lo largo de su vida. En una Noruega bañada en oro negro, un novelista puede recibir un sueldo vitalicio. En Suecia, ya en 1900, el proletariado organizó su propia red de bibliotecas, convencido de que la educación era la mejor arma frente al poder. Los finlandeses compran de media diez libros al año; y en Dinamarca editar nunca es una ruina porque el Estado compra ejemplares para todas las bibliotecas públicas. Si además se tiene en cuenta que el analfabetismo desapareció en los cinco países escandinavos hacia 1850, no es de extrañar que su producción literaria sea extensa y de calidad."

Imagino a las gentes que habitan en países donde el frío del invierno es intenso. Las imagino recluyéndose en las casas, en las bibliotecas, en las aulas con un libro. Imagino a niños y adultos devorando páginas de novelas y cuentos que hablan de ellos mismos, de sus relaciones con otros países más cálidos, compartiendo lecturas que encienden la fantasía, la imaginación, el debate, las sensaciones más diversas. Y siento ganas de compartir esas lecturas yo también.

En el artículo al que corresponde esta introducción (lo podéis leer entero pinchando aquí) se citan los nombres de algunos escritores que ya han rebasados sus fronteras y llenan las estanterías de los lectores españoles. Los más renombrados son Jostein Gaarder , el autor de "El mundo de Sofía"(con el que unos aprendieron los rudimentos de la filosofía y otros recordamos las lecciones olvidadas) y, por supuesto, Hening Mankell, el creador del inspector Wallander, del que me declaro una forofa.

Pero también hemos leído en España a Peter Hoeg, el danés que escribió "La señorita Smila y su especial percepción de la nieve", de la que hizo una versión cinematográfica Billi August, y un libro maravilloso titulado "El siglo de los sueños", que narra la historia de una familia a través del tiempo.

Influida por el buen recuerdo de estas lecturas, me he ido esta tarde a la biblioteca y he buscado ejemplares de otros autores que se citan en el texto. Me ha traído conmigo una novela del noruego Kjartan Flogstad y una compilación de relatos de Kjell Askildsen, también noruego.

¿Habéis leído vosotros a estos autores? ¿Tenéis predilección por alguno de ellos?

(Arriba, Heninng Mankell. Debajo, Peter Hoeg)

PD. Aunque no viene de la nieve, sino que vive bajo el sol de Cataluña, os pongo aquí el enlace con un autor que acaba de publicar una novela juenil que se titula "Astralis". Está en su página web.

19 comentarios:

Andante dijo...

¡Pues yo me apunto contigo!. A leer y a evadirse, a aprender, y a divulgar lo leído, a un ambiente frío, que incite a la lectura.
Hace unos días pregunté en la biblioteca si tenían algo de Galeano. Un sólo libro, un libro en la sección infantil.
El bibliotecario, muchacho joven, desconocía quién era Galeano y su patasaarriba, o El libro de los abrazos, o los espejos donde mirarnos.

Yo he leído ¿Quién hay ahí? de Jostein Gaarder, no sé si lo he escrito bien. Y tengo pendiente leer El mundo de Sofía.
Del resto de autores, no les conozco.

¡Qué suerte que en 1900 se dieran cuenta de que la educación era el mejor arma contra el poder! ¿Cómo podríamos hacer ver eso ahora?

Un saludo.

brujaroja dijo...

Henning Mankell, claro. Me he leído todas sus novelas (las de Wallander, las otras no, lo confieso). Y de Peter Hoeg me encantó la de la señorita Smila... Hay una novelista noruega, que te recomiendo (a lo mejor la conoces y se te ha olvidado mencionarla: Anne Holt, fue ministra de Justicia (creo) en Noruega, y escribe novelas policiacas.
Cada vez que digo que los países del norte molan, (y pienso fundamentalmente en su pasión por la lectura) siempre hay un listo que me dice: Jo, con el frío que hace, menudo rollo...
Ya ves. Así andamos.
Besos.

begoyrafa dijo...

El año pasado leí una novela de un autor finlandés que me gustó mucho. Se titula Delicioso suicidio en grupo, la editó Anagrama y el novelista (perdón si me equivoco) se llama Arto Paasilinna. Aborda con ironía un tema por el que también suelen llmar la atención los países escandinavos que es el suicidio. Simepre nos llama la atención que en sitios donde aparentemente hay un alto nivel de vida la gente tenga esas tendencias suicidas.
Un abrazo
Rafa

memoria dijo...

Buscaré el artículo porque no compré el periódico el sábado. De los autores que se nombran por aquí he leído, como brujaroja, todo lo de Wallander, incluidas las que no son policíacas. También de Gaardner un par, además de 'El mundo de Sofía'. Y de Anne Holt, a la que descubrí hace unos años. Antes, mucho antes, policíacas de otros autores escandinavos que al parecer han quedado en el olvido. Y ahora acabo de estrenar una a la que le tenía ganas, de Stieg Larsson, del que la editorial promete las otras dos partes.

Y no sólo las leo. Además las disfruto.

Laura dijo...

No, no he tenido la suerte de leer nada de lo que tu comentas, pero tomo nota. En cuanto a lo de la literatura en estos países, a ti te pasa lo mismo que a mí cuando leo artículos acerca del informe Pisa de educación, lo del erradicado analfabetismo, las condiciones laborales de los docentes, las prestaciones de la escuela pública de estos países, la ratio de alumnos por aula, etc, etc, etc. Podría estar hasta mañana. Eso es lo que me toca a mí la fibra sensible, como docente que soy. Y está estrechamente ligado a lo que expones tú.
Vamos a pensar que son pocos y bien avenidos para no echarnos las manos a la cabeza, porque si no...

Antonio J. Bazalo dijo...

Hola:

¿Qué tal? Mi nombre es Antonio y te escribo desde Barcelona. Leo tu blog desde hace algún tiempo y quería hablarte de mi web y de una idea que he tenido llamada 'un enlace por una reseña'. He autopublicado mi primera novela de literatura juvenil, una historia de intriga y aventuras titulada 'Astralis', y necesito que la gente la vaya conociendo, así que te propongo una cosa: te enlazo en mi web a cambio de que hagas una pequeña reseña del primer capítulo de mi novela, que puedes descargar desde mi web.

La dirección es www.astralis-saga.com

El capítulo es bastante corto, creo que se puede tardar menos de 10 minutos en leerlo. A la gente que lo ha leído le ha gustado mucho. Me encantaría poder saber qué opinas sobre él y que me ayudases, sin la ayuda de la gente que escribís en internet no podría hacer nada.

Espero que te animes a ayudarme. Muchas gracias.

Saludos!

Mari Carmen dijo...

He leído el Mundo de Sofía, pero de los demás autores no tenía ni idea. Leer, qué buena cosa para conocer otros mundos, otros pensamientos, otras vidas :)

Un abrazo

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Aunque no traspasaran la frontera, la labor de poso cultural es tan importante que repercute en la comunidad y la mejora. Envidia. Lo que siento es envidia.

m.eugènia creus-piqué dijo...

Caramba con lo paises nórdicos Cecilia, por lo que veo protejen a los escritores igualito que aquí, no conozco a niguno de los que nombras, mea culpa,y es que se me cansa la vista y por desgracia cada vez leo menos.

Mita dijo...

Sí, a Gaarder ya lo conozco y a Hoeg también. No conozco a los otros, gracias por el enlace al artículo.

En cuanto a lo de recluirse en la lectura, pues todo depende de con quién se comparen.
Aquí (Alemania) las quejas sobre el sistema educativo y los niveles de lectura son muchas, pero claro, parten de una cultura media educativa, de enseñanza de idiomas, de viajes y de conocimiento de sociedades extranjeras bastante altas.
Todo es relativo, pero sí, el frío invita a la intimidad, al té, a las velas, a los libros, a las largas conversaciones en casa con los amigos, así es.
-----
A mí de aquí me gusta mucho Martin Walser, escribiré algo en el blog, por si queréis curiosear.
------
Besos

Fernando Manero dijo...

Es una literatura por descubrir, aún desconocida en gran parte no sólo en España sino en todo el mundo de habla hispana. Pero irrumpe con fuerza porque tiene calidad. Se apoya en un buen poso histórico y goza de un respaldo magnífico en esos paises, que impulsan la lectura, tanto la propia como la extranjera, y así les va. Es impresionante ver en las librerias de Helsinki o Copenhague las traducciones de autores españoles, incluso de segunda fila, cuando nos las vemos y las deseamos para abrirnos a la literatura nórdica, salvo que tenga un mercado reconocido como es el caso de Mankell o de Gaarder, autores de auténticos bestsellers y que han llegado al público español con una fuerza desbordante. Aunque, es curioso, sé por colegas suecos y daneses que en sus escuelas los profesores se inclinan, en los niveles educativos de Secundaria, más por autores latinos (Vargas Llosa, Cortázar, Torrente Ballester, Ayala o Carpentier) que por sus propios escritores. Al menos eso ocurre en varios centros de Göteborg, de los que tengo referencia. Magnífica entrada, Cecilia, didáctica y clarificadora.

angela dijo...

El mundo de Sofia lo he leido y lo recomendé a los chicos de C.O.U es muy ameno J.Gaader me encantó.Los otros no los conozco, tomaré nota.No olvides que Irlanda es puntera en los últimos tiempos por su empeño en dedicar sus esfuerzos en la formación de sus jóvenes y en desarrollo tecnológico.Un abrazo

fritus dijo...

Oh amiga..entono el mea culpa. Te confieso sin rubor que solo me suena el nombre de Gaarder por su gran repercusión mediática, pero de autores escandinavos apenas recuerdo haber leído a dos, y ambos del XIX: Ibsen, del que he leído algunas cosas, a parte de verlas representadas( de muchacho me emocionó "El enemigo del pueblo")y en un pequeño volumen, dos novelas breves de Björnsson, "La marcha nupcial" y "el muchacho feliz".

Hay que actualizarse, creo.

Muchas gracias por la recomendación. Ojalá los literatos en lengua catalana tuvieran tanta repercusión internacional como islandeses o daneses, por poner un número de hablantes-lectores comparable.

Un abrazo

Javier dijo...

En Cataluña hay muchos niños de 6º de primaria con 12 años, que tienen problemas para hacer una lectura, ya no analizo si es comprensiva o no.

Un abrazo

Ferragus dijo...

Tanto por leer. Vértigo provoca el casi infinito catalogo universal.
Interesante texto, Cecilia. Un beso

Marcelo dijo...

Yo he leído "Misterios" y "Hambre" de Knut Hamsun, por recomendación de Henry Miller.

Antonio J. Bazalo dijo...

Muchísimas gracias por el enlace, Cecilia. Aunque lo que me gustaría de verdad es que leyeras el comienzo de mi novela y saber qué opinas sobre él, ¿podría ser? Muchas gracias :)

manuespada dijo...

Muy, muy interesante.

Anab dijo...

Soy forofa declarada de Menkell, heleído toda la serie de Kurt Wallander, y alguna de misterio e intriga más, como el Cerebro de Kenedy, pero esta útima me pareció flojita, no sé que pensarás.
Tengo pendientes unas cuantas de todas formas.
Besos