domingo, 1 de noviembre de 2009

Tranvías de Praga

En Praga suenan los carrillones, las voces templadas de los guías y los chascarrillos de los turistas, las ruedas de los tranvías que corren por las calles con un estrépito metálico que llega a hacerse imprescindible para el viajero que pretende conocer todos los rincones interesantes de esta ciudad con fama de hermosa y acogedora.


Hay tranvías de colores llamativos, tranvías disfrazados de anuncios rodantes, tranvías avejentados, tranvías supersónicos. Trepan por el adoquinado de las calles altas y descienden a velocidad vertiginosa, hacia la ribera del río Moldava, algunos de cuyos puentes cruzan con arrogancia, transportando nativos y forasteros que buscan jardines por los que pasear y montañas a las que trepar para contemplar desde arriba los tejados y las torres afiladas de la ciudad.



La experiencia de montar en el tranvía es tan intensa como el sabor de la cerveza que sirven en los bares de Praga, en vasos altos y fríos, a un precio que te anima a pedir otra, a riesgo de ir dando trompicones hasta tu próximo destino.



El uso de las máquinas digitales conlleva un gran riesgo: nos traemos de vuelta a casa un montonazo de fotografías pues, sabiendo que no necesitaremos ir a la tienda para pasarlas al papel, retratamos todo lo que se nos antoja singular, aunque su interés no sea excesivo. Ya tiraremos lo que no vale o no nos gusta. Lo difícil luego es poner fecha y localización a cada imagen, tarea que todavía no he cumplido con las de Praga.


Y una última cosa: ¿qué recomendaríais de Barcelona los que la conocéis bien? Yo la conozco poco, quiero verlo todo, casi todo. Y apreciaré consejos, trucos y opiniones. Gracias por anticipado

18 comentarios:

LA CASA ENCENDIDA dijo...

Lo único que te puedo decir, es que disfrutes.

Besicos muchos.

Isabel dijo...

Pues esas maquinitas digitales, parece que las usas con mucho acierto, las fotos son muy bonitas. Un beso

Raquel dijo...

Llevo mucho tiempo con ganas de ir a Praga. A ver si pronto se me cumple el deseo.
Un abrazo

Ciberculturalia dijo...

Querida Cecilia, Praga es una ciudad que me queda por conocer y no veo el momento. Espero hacerlo en este año. Con eso de que está relativamente cerca lo voy dejando.
No soy yo experta en Barcelona aunque he ido con mucha frecuencia por temas laborales.
Paséala toda ella porque es una ciudad magnífica. Y su gastronomía, también estupenda. Si me acuerdo de alguna referencia concreta te la mando
Un beso

José Núñez de Cela dijo...

Praga y Barcelona... ahí es nada.
Estuve en Praga aún con carretes! y todavía se notaba en el ambiente el poso de su reciente pasado político. Supongo/Espero que ya no sea tanto, por cierto ¿tienes alguna foto del puente Carlos sin gente?
Respecto a Barcelona, vuelvo cuando puedo y de recomendar... depende de presupuestos e intenciones.
En lo gastronómico, ahi van unas sugerencias de cocina catalana y ambiente histórico: CAN CULLERETES (por el B. gótico)y CASA LEOPOLDO (era el restaurante fetiche de Carvalho/V.Montalbán)

Ahora mismo la zona más recomendable (al margen de cuantas cosas interesantes ya conozcas) es el BORN; pasear por sus calles y plazas es todo un descubrimiento.
QUE LO DISFRUTES!

Proyecto de Escritora dijo...

Ohh Praga, la tengo tan reciente...jeje. a todos nos pasa eso de las fotos, yo al final las pongo por carpetas con la fecha, porque ir foto por foto me llevaría una eternidad...
De Barcelona, me encanta todo, pero si puedes, visita la Sagrada Familia que es impresionante, pero ves en metro. Y el parq guell. Y pierdete por todas las calles...hay que ganas de volver. Jeje.
Un besote!!

josep estruel dijo...

Hola Cecilia.
Me imagino que si vienes a Barcelona debe ser para visitarla.
Como dices que ya la conoces esto significa que como miínimo los lugares como Las Ramblas o La Sagrada Familia ya habrás estado.
Pero a pesar de esto yo te aconsejo que hagas la ruta de Antonio Gaudí. Obras como La Sagrada Familia, el parque Güell, La Casa Milá ( La Pedrera) y la casa Batlló hay que verlas desde la calle hasta el tejado.
Sin olvidar obras del Modernismo Catalán como el Palau de la Música.
La Catedral de Santa Eulalia, y todos los mil rincones del barrio gótico y del barrio judio (el call) o la iglesia de Santa María del Mar.(la de la novela)
Paseando por Las Ramblas entra en el Mercado de la Boquería. y practicamente enfrente entra a tomar un café en el “Cafè de l´Òpera"
http://www.cafeoperabcn.com/fotografias.php

Otro lugar para tomar algo es:
"Els Quatre Gats" (los cuatro gatos)
http://www.bcninternet.com/es/restaurantes/detalles.php?contentid=665

El recorrido de la catedral, lo ideal sería hacerlo con alguien que ya lo conocieras, porque al igual que en otras ciudades a veces te pierdes cosas interesantes.
No debes perderte los museos de PICASSO y el MUSEO DE ARTE CONTEMPORANEO DE BARCELONA.(MACBA)
Ni dejar de ver el puerto y todo el frete marítimo, si puede ser ves en "UNA GOLONDRINA".
Una golondrina es una curiosa barca grande parecida a un autobus descapotable. Todo esto creo que te gustará.

Y tal como dice JOSE NUÑEZ, yo también diría los mismos lugares como restaurantes.

Actualmente como esta ciudad está de moda hay el itinerario para la Barcelona del diseño. También hay los autobuses típicos para hacer este recorrido, aunque a mi en particular no me gusta nada, prefiero desde el celebérrimo y visitadísimo Parque Güell hasta la Iglesia de Santa María del Mar, pasando por la Estación de Francia y el Cementerio de Poblenou,allí se despliegan las rutas sugeridas por Sergi Doria en “La Guía de la Barcelona de Carlos Ruiz Zafón”

Cecilia, si quieres estar muchos dias por aquí, avisanos¡¡
La proxima sugerencia sería subir al Tibidabo en el tranvia azul.
Que lo disfrutes¡¡¡¡¡
Una abraçada/Un abrazo.

Merche Pallarés dijo...

¿Has estado en Praga? Estás hecha una viajera de mucho cuidado...
Barcelona es una ciudad preciosa. Tiene rincones maravillosos. Te recomendaría visitaras el Parque Güell de Gaudí (aunque últimamente esta atiborrado de turistas), el museo Picasso ubicado en un palacete de la parte gótica de la ciudad; la joya de la iglesia de Santa María que si coincides con un concierto es inolvidable. En los '70 yo asistí a un concierto de Ravi Shankar ¡inolvidable! Toda la parte gótica de la ciudad es preciosa. Las "atarazanas" tambien son muy interesantes, en fin, seguro que tu descubres más lugares sorprendentes y curiosos que ahora se me escapan. Barcelona bien vale una visita. Besotes, M.

Mercedes dijo...

Hola Cecilia,
sobre Barcelona, creo que ya te lo han dicho todo, yo haría hincapie en el Barrio Gótico, es una maravilla, todos sus rincones, el Salon del Tinell, los restos de muralla, a los que en alguna ocasión (no se si siempre) se puede subir y te transporta a otra época, a tí que te gustan esas cosas :-) ... el Museo de Historia, que te lleva desde la Barcino romana a la medieval. Todo precioso.

Antònia Pons Valldosera dijo...

Cecilia, Barcelona es ...Barcelona pero yo me atrevería a recomendarte que te quedaras unos días en Cataluña.
Desde el Pirineo que ahora debe estar precioso con los colores del otoño hasta las costas, sobre todo la costa brava.
La ruta del císter, el románico de Lleida... Tarragona y los monumentos romanos.
Si cuando estás en barna funcionan las fuentes luminosas de Montjuic, no te las pierdas. Y una vez que hayas visitado todo lo visitable, la ruta gaudiniana, callejea por el barrio gótico y déjate sorprender.
Un abrazo

Ferragus dijo...

Hermosas fotografías, Cecilia. Sería un sueño cumplido conocer la ciudad de la otrora Checoslovaquia. Viajar en ese tranvía que propones, e imaginar a una muchachada feliz y esperanzada con su “Primavera de Praga”; o simplemente beber esa cerveza, pedir la cuenta para seguir caminando (a trompicones, qué mejor) por bellas calles adoquinadas. Gracias por el viaje.

Laura dijo...

Muy interesante tu reportaje de Praga, centrado en el tranvía. Es un medio de transporte de esos en los que te sientas y te transportas a otro tiempo. Es mágico y romántico.

En cuanto a Barcelona, posiblemente la conozca menos que tú, pero no debo dejar de recomendarte que te pierdas en el Barrio Gótico, contemples y te detengas a saborear la tranquilidad. Es también una manera de transportarte a otro tiempo y a otro lugar.

Un saludo

Josefa dijo...

Me ha gustado tu descripción de la ciudad de Praga, vista desde el autobús.
De barcelona me gusta todo. Las ramblas tienen mucho encanto, El barrio gótico me fascina pues me transporta a otra época.
Que disfrutes del viaje.
Un beso.

Cornelivs dijo...

Tras cuatro dias de locura con el tema de la lectura de Priego, vuelvo a la normalidad, amiga.

Besos...!

Indira dijo...

barcelona es una maravilla
te recomiendo subir a montjuic, hay una vista explendida, bueno y cambiando de tema
conoceis la cosa esta que circula en la web sobre zeta, este que canta zarzuela punk, pues he descubierto 2 videos mas donde se reivindica por el maltrato que sufriço y en otro que propone un reto, mirad
Zeta se reivindica después de la actuación
http://www.youtube.com/watch?v=MvIQih2P2Gw

Zeta propone un reto
http://www.youtube.com/watch?v=Tpk7BUqas-k

Marcelo dijo...

No puedo aconsejarte porque no la conozco...Pero a los tranvías de Praga ahora los conozco por ti.
Un saludo!

m.eugènia creus-piqué dijo...

Bueno Cecilia, despues de dos semanas apartada del mundanal ruido a causa de una especie de gripe ya estoy de vuelta, me encantan los tranvias, de Barcelona que quieres que te diga una nativa,lo tienes que ver todo porque es una maravilla, la parte antigua, las Ramblas, el puerto....te va a gustar ya veras,Que lo pases bien y te diviertas mucho.

Cigarra dijo...

Me tengo prometido ir a Praga en cuanto pueda, pero no encuentro el momento. Tu reportaje me ha abierto más aún las ganas de ir. De Barcelona te han recomendado todo lo que yo te aconsejaría. Yo visité la casa Milá (la Pedrera) por dentro y me encantó. Es como meterse en una casa de muñecas a tamaño natural con todos los detalles del mobiliario modernista, precioso. Y el espacio de exposiciones acondicionado bajo la cubierta merece mucho la pena. Todo lo de Gaudí es digno de verse. Y de lo popular, el mercado de la Boquería. Fascinante. Pero solo con pasear por las calles y plazas, Barcelona tiene un algo especial y atractivo, que es una delicia. Una ciudad viva y fascinante.