martes, 31 de marzo de 2009

El poeta enamorado

En 1928, once años antes de su exilio y su muerte, de la que se han cumplido en febrero setenta años, Antonio Machado conoció a Guiomar, la mujer a la que dedicaría sus poemas amorosos de madurez. Su nombre real era Pilar Valderrama y, por lo que cuenta Ian Gibson en “Ligero de equipaje” (Aguilar, 2006) la biografía del poeta de la que os hablaba en la entrada anterior, suscitó en el corazón del poeta una intensa pasión, impregnada de nostalgia y frustraciones.

Pilar se presentó un buen día en Segovia, donde Machado ejercía como catedrático de francés, para conocerle y contarle que también ella se dedicaba a la poesía. Don Antonio, que no había vuelto a vivir con otra mujer desde que enviudara de su joven esposa, Leonor Izquierdo, en 1912, se prendó de la visitante y aceptó mantener con ella una relación en la que no cabía el contacto físico. Pilar, que estaba casada y no albergaba intenciones de abandonar a su marido, aceptó el amor del profesor, pero no le consentía ni siquiera un beso fugaz cuando se reunía con él, de manera furtiva y esporádica, en un cafetín del barrio de Cuatro Caminos, en Madrid.

La guerra rompió la relación entre el poeta enamorado y su "musa". Pilar se fue con su familia a Portugal, en donde gobernaba el dictador Salazar, hasta que pudo afincarse en la España dominada por los franquistas, con cuya ideología comulgaba. Antonio, ferviente defensor de la causa republicana, a la que trataba de ayudar con su pluma y su presencia, permaneció en Madrid hasta 1938, cuando las autoridades le conminaron a trasladarse a Valencia, una plaza más segura para sus intelectuales. Al iniciarse el año 39, Machado huyó con los suyos a Barcelona, de donde también tendría que huir pocas fechas después, cuando la ciudad estaba a punto de ser conquistada por los militares sublevados.

Leyendo el libro de Gibson, sospecho que la tal Valderrama no correspondía a la pasión que había suscitado en Machado, que no le amaba con la intensidad que él evidencia en sus versos. Sospecho que ella se le arrimó para promocionarse a sí misma. Y lo consiguió, porque su nombre ha sobrevivido a su existencia. Pero no por los versos que ella componía sino por los que el poeta la dedicó atribuyéndola el nombre de Guiomar.

Al leer la obra de Gibson, he oído la voz enojada del autor, tan austero él en sus comentarios a lo largo del libro, a propósito de un poema de la tal Valderrama: los últimos versos dicen que cuando se muera Antonio, ella le conducirá a la presencia de dios.

¿Quién era Pilar Valderrama para sentirse con derecho a presumir que su misión en el mundo era llevar a Antonio Machado hacia el cielo católico? A la luz de este poema, no es difícil considerar a Machado víctima de sus propias fantasías, de un lamentable autoengaño. Tampoco es difícil llegar a la conclusión de que le había llovido encima la peor de las desgracias: enamorarse de la persona para él menos indicada. (…) ¿Cuándo hubo caso de amor más desventurado, más cruel para quien no lo había buscado?

Valderrama guardó las cartas que le remitía Machado cuando estaba en Segovia y, tiempo después de que él muriese, las sacó a la luz y las dio a conocer, borrando previamente del papel las frases que a ella pudieran comprometerla. En esas cartas, el poeta que tantos versos les ha dado a los amantes para cantar sus sentimientos, mostraba una enorme tristeza: la tristeza de un hombre bueno y generoso, desposeído del cálido abrazo de la mujer a la que ama.

¡Qué aciago el destino con nuestro Machado! ¡Qué injusto!

Las fotos de la casa del poeta en Segovia las he encontrado en Flickr.

29 comentarios:

Mita dijo...

Buenos días, Cecilia!!

Gracias por toda la info tan bonita.

Te decía en un comentario anterior si me permitías dejar esta info aquí:

CORO FRANCIS POULENC

* Celebración
Martes 31 de marzo de 2009, a las 20,30 horas, en la Parroquia de Nuestra Señora del Perpetuo Socorro
* Director
Blanca Anabitarte
* Programa
II Centenario de Felix Mendeslssohn - Bartholdy
* Ciclo
Música para la pasión

***********
A disfrutar aquel que pueda!!

Besos

m.eugènia creus-piqué dijo...

Caramba Cecilia !!! Que historia tan bonita ! Me encanta leer lo que escribes y me encanta conocer los amores de famosos escritores, poetas.....Pobre Machado, no es el primero al que se le ha acercado una mujer por intere´s sea cual fuere, por desgracia tenemos una lista bastante extensa que sea por fama o por dinero o por otra cosa se les ha enganchado una fémina que les ha sacado hasta el higado.Es triste pero es así, mujeres que no entienden de amor ni lo conoceran en su vida porque solo les mueve el interes.No saben lo que se pierden esas desgraciadillas !

Carlos Felipe dijo...

Cecilia, te felicito por el artículo que has escrito. Interesante, muy interesante; sabemos tanto de nuestros mitos intelectuales que, creo, a veces no sabemos nada; y encontrar cosas tan curiosas como esta, te reconforta y nos reconforta: es justo que nuestros poetas no pasen nunca a la Historia porque sus versos deben ser de hoy aunque fueran escritos ayer.
Un saludo fuerte y muy buen trabajo

Beatriz dijo...

Hola Cecilia, precioso post, (como todos, la verdad). Al final, el timpo pone a cada uno en su sitio....a Machado en el Olimpo de los Grandes Escritores y las Mejores Personas y a Pilar, en el segundo plano que corresponde a quien tuvo en su mano Amar yno pudo o no supo. en fín, ella se lo perdió.
Un beso. Bea

Merche Pallarés dijo...

Parece ser que "Guiomar" era una vulgar "excitadora sin derecho a roce" y querría pasar a la historia acercándose a ese gran poeta, envolviéndole, fascinándole con sus encantos; lo cual consiguió. ¡Lo que debió sufrir el pobre! Besotes, M.

José María dijo...

Interesante comentario, Cecilia. No conocía yo este episodio en la vida de D. Antonio.
De todas formas, a pesar del egoismo y la incomprensión de esa tal Guiomar, D. Antonio es uno de los mejores poetas del siglo XX y esa señora jamás podrá hacer la más mínima sombra a un hombre como Machado. La verdad es que la suerte no le acompañó en este mundo.
Un abrazo

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Yo no estoy tan convencido de que todo sucediera como dice Gibson, que ha elaborado una biografía interesante pero exagerada de Machado.
Eso sí, hay que reconocer que Machado fue siempre una persona en busca de afecto.
Interesantísima entrada.

ANABEL dijo...

Bueno, bueno, bueno. Ahora puedo decir eso de, yo he estado allí, sí, ya te lo comenté el otro día, que había estado en esa casa de Segovia.
Por otro lado, me parece un poco exagerado el papel que trata de achacársele a esta mujer, y el considerarla poco menos que una "calienta...", si se me permite la expresión. Yo creo que tal y como estaban las costumbres en ese momento, casi ninguna mujer se habría atrevido a nada más, salvo que sintiera una pasión sin límites, lo que no parece haber sucedido. Si que estoy de acuerdo en que esta relación le valió a Doña Pilar para sobrevivir a su propia existencia, y es que eso de ser musa de un gran poeta tiene que ser un chollazo de inmortalidad.
Besos

Antònia P. dijo...

Antonio Machado, el poeta, siempre ha sido mi preferido. Hay algunos poemas que me emocionan profundamente.
Machado, el hombre, también me ha fascinado siempre desde que empecé a estudiar literatura. La muerte prematura de Leonor, y la melancolía que esto le provoca. Este amor tardío por Guiomar también forma parte de su tragedia personal. Pero lo que más me entristece es su muerte en el exilio unos días antes que su propia madre.
Un abrazo.

Fotopaco dijo...

Bonita historia, aunque como en todas las historias de amor, sólo ellos sabrán la verdad :)

Rachel dijo...

qué bonita historia y triste a la vez cecilia, es una pena que haya personas así, tan interesadas y que jueguen con el amor de alguien. Me ha gustado mucho conocer la histora de este poeta enamorado y no correspondido, me acerca de algún modo más a él.
Besitos,
Rachel

Álvaro Dorian Grey dijo...

He visto a Ian Gibson varias veces y, cada vez, me ha impresionado más. Ya no por su físico que es imponente sino por el poderío de sus palabras.
Que dolor no ser correspondido... maravilloso post.
saludos y salud

Cornelivs dijo...

Injusto y cruel...!

Curioso mundo este, que hace que los bandidos de guante blanco vivan encumbrados, y que destruye y olvida a los grandes hombres/mujeres que fueron verdaderos genios!

Un abrazo.

Naveganterojo dijo...

No sabia nada de esta "individua", que parece ser que inventó las historias de la telebasura, se arrima a un gran poeta, le destroza el corazon y despues vende la exclusiva.
No se si alguna vez llegó a publicar algo pero este menda no lo leeria nunca

Cigarra dijo...

Pobre Machado, enamorándose a destiempo, y de quien no debía. Gracias por contárnoslo, Cecilia. Apetece mucho esa biografía escrita por Gibson. La buscaré

Krapumka dijo...

tiene de injusto lo mismo que romántico! :) que historia tan demoledora...

copperhead dijo...

Jo Cecilia... me he leido tu post de cabo a rabo... no me gusta entrar en el terreno personal, pero la verdad es que me encuentro en una situación similar a la del pobre Machado (sin su calidad literaria, claro está).
Si a eso le sumo la dificultad para encontrar un trabajo que se acerque mínimamente a lo que busco, lo mal que me salió el examen de parís...
puff.... creo que nunca había estado tan perdida...

Tarántula dijo...

Hola Cecilia:

Me ha parecido maravillosa tu nota. Sobre todo porque soy una ferviente admiradora de Antonio Machado. Tal vez si hubiera sido menos humimlde no lo he hubiese pasado el vivir en una situación tan lamentable como esa del amor no correspondido.

Creo que Antonio Machado encarna en su figura, al amante perfecto, aquél que sobreviviendo a un único amor truncado por la muerte, sigue guardando en el recuerdo a aquella mujer de su vida, esa pobre infeliz muerta precozcomente.

SIn embargo, y por aquí va orientado mi pensamiento: ¿No consideró Gibson la posibilidad de urgar la psicología de Machado y determinar su enamoramiento a una mujer prohibida porque inconscientemente sabía que no habría respuesta en la correspondencia?

Machado no quiso amar a otra que no fuera Leonor Izquierdo y su inconsciente fue acorde a eso.

Es una hipótesis, únicamente, de la que seguro hay ya 50 tesis doctorales, pero a los efectos del post, divierten. BEsitos

Tere dijo...

Cecilia,si puedes encontrar la entrevista de Lorenzo Siva en la revista Qué Leer con la mujer de Larsson verás cuánto amor y cuánto respeto siente por su marido,él no quiso casarse para protegerla de todas las amenazas de muerte que recibía,almenos eso se refleja en el artículo,realmente no es una entrevista sino más bien un encuentro a tomar café con ella porque se niega a formar parte del márquetin,dice que "Él no es el personaje que han hecho de él".
Bueno,sólo quería matizar este detalle:ella es una mujer extraordinaria.
Abrazos

Abuela Ciber dijo...

Que agradable fue leerte.

Y si te pones a pensar : personas con sentires tan profundos no siempre han sido felices no???

Cariños

Tere dijo...

Cecilia,amiga,vuelvo a darte la lata por aquí para decirte que he subido a mi blog el artículo del que te hablé,lo he escaneado lo mejor posible,he comprobado que se lee perfectamente.Disculpa las molestias.Un saludo y un abrazo

begoyrafa dijo...

Ya lo dijo el poeta:

Todo amor es fantasía;
él inventa el año, el día,
la hora y su melodía;
inventa el amante y, más,
la amada. No prueba nada,
contra el amor, que la amada
no haya existido jamás.


Un abrazo
Rafa

María a rayas dijo...

¡Cuántos amores descompensados nos da la literatura! (a uno y otro lado de la ficción)

si buceamos en todos los autores de la época siempre encontramos historias así, tristes, nostálgicas...hay a quienes no les correspondieron en su amor, hay quienes otro amor, el amor a la patria, les llevo muy lejos de ella...

Hoy hablan de los 70 años pasados desde ese "glorioso" día de la victoria...y a mí se me cuelan las nostalgias de toda esa generación exiliada que vivió suspirando por un regreso que en muchos casos nunca llegó.

Gracias por esta historia Cecilia.
Un beso

brujaroja dijo...

Gracias por visitarme a pesar de las ausencias y por estar ahí a pesar de las ausencias que lo han sido únicamente de escritura (ni escribir, ni comentar, sin ánimos para nada). Voy a tener que hacerme con ese biografía. El otro día un amigo me confesó estar totalmente enganchado, y ahora tú. Dos criterios de los que me fío plenamente...
Un beso

aroa dijo...

Sí, gracias Cecilia por traer esto.
Yo tengo familia en Baeza y pasear por allí, con las extensiones inmensas de olivares hasta el horizonte, imagiándose al poeta, es precioso.
Un abrazo.

Miriam dijo...

Que historia tan triste...
Cosas de las que muchas veces no tenemos idea.
Besos Ceci!

LA CASA ENCENDIDA dijo...

Estoy contigo Cecilia. Antonio creo que fue un buen hombre y demasiado romántico para la época que le tocó vivir. Me ha encantado leer este artículo, siempre me gutó mucho Antonio Machado.
Besicos y muchas gracias.

Nacho G.Hontoria dijo...

Qué mala suerte tuvo Don Antonio. Primero con los amores y, cuando triunfa con la política, con la guerra. La vida a veces no es justa para los justos, pero sí para los injustos... Esto funciona así.

Alberto López Cordero dijo...

Genial el post, me ha encantado. Una historia muy triste la de Don Antonio con Pilar de Valderrama. A mi modo de ver o de interpretar la historia pienso que Pilar intentó aprovecharse más de nuestro adorado poeta que lo que realmente le amaba, aunque yo me contento con pensar que Don Antonio creyó en ese amor hasta sus últimos días en Collioure. Felicidades de nuevo por el post, me ha gustado tanto, tanto, que ahora mismo lo voy a leer de nuevo. Gracias y besos.