lunes, 21 de noviembre de 2011

Cambiar la ley electoral

Hay que cambiar la ley electoral.
Los votos de los españoles no valen lo mismo. O, dicho de otra forma, los escaños de los partidos políticos a los que votamos los españoles tienen distintos precios.
Los escaños del PP han costado 58.073 votos, los del PSOE y CiU han costado 63.390 votos y, por el contrario, los de UPyD  cuestan 228.048 y los de IU 152.800.


Este es el Congreso que deberíamos tener, según lainformación.com

 
Aunque sea misión difícil, porque los que controlan el gobierno y el congreso son los más agraciados, deberíamos exigir el cambio de la ley electoral porque esto no parece ni justo ni democrático.

Ved el cuadro que aporta Ciberculturalia

domingo, 13 de noviembre de 2011

Un libro sobre el 15-M

Daniel Serrano ha recogido en un volumen una treintena de artículos surgidos en los últimos meses, a partir del "llenazo" de la Puerta del Sol y de los temblores de los políticos, a quienes allí se cuestionaba con eslóganes, propuestas y desafíos. "Que no, que no, que no nos representan", "Lo llaman democracia y no lo es", son ideas que Daniel fue recogiendo en sus escritos, junto a  reflexiones propias, como las que recojo aquí mismo.

A los seguidores del 15-M, los chicos y adultos que siguen trabajando por el movimiento surgido en la Puerta del Sol hace ya seis meses, no se les conocen líderes o portavoces fijos. Pero sobre su ideología, sobre los motivos de sus protestas, el impacto que han causado en la sociedad española, han corrido ya ríos de tinta.  Uso esta frase tópica, que parece ilógica en los tiempos de las comunicaciones tecnológicas, porque voy a referirme a un libro.

Daniel, que debe llevar en la sangre el don de la escritura y el veneno de la poesía, apunta alguno de los motivos por los que estalló la protesta, se refiere al papel de los sindicatos (tan deplorable, tan inexistente), a la lucha contra los desahucios, al efecto nocivo de los medios de comunicación y a la servidumbre del periodismo (de las empresas que explotan periódicos, emisoras de radio y de televisión, sería más correcto decir), al desempleo rampante y a la xenofobia que surge de repente en una plaza de barrio, a las ilusiones de los que crecieron en una sociedad democrática y se topan, de repente, con un panorama político donde la ineficacia y la corrupción son noticia frecuente y el futuro se presagia difícil para los que todavía tienen toda la vida por delante.

¿Todavía no he dicho cómo se llama el libro?
Se titula #papacuentameotravez, aludiendo a la canción que Daniel y su hermano Ismael compusieron hace casi veinte años ya. Un tema que une a una hermosa música un mensaje alentador. Un himno generacional, como dice otro gran periodista, Rodolfo Serrano.