viernes, 24 de junio de 2011

Más mentiras sobre los indignados

¿Qué condiciones o cualidades se necesitan para ser diputado? ¿Para ejercer la política?

¿Formación, integridad, responsabilidad, honradez, sociabilidad, sinceridad?

Yo creo que ninguna de esas cualidades es imprescindible. Lo que necesita una persona para ser diputado o ir en unas listas electorales, es servir a los intereses de su partido, a sus consignas, a sus mandatos.

Llego a esta conclusión después de ver a este "pobre" hombre, que fue sometido a los zarandeos e insultos de los manifestantes ante el parlament catalán, un diputado que por su calidad de invidente apareció en los noticiarios quejándose de los salvajes que le rodearon. Si ni siquiera respetan a un hombre ciego, ¿qué podemos esperar de estos chicos? deberíamos habernos preguntado aquel día al ver las imágenes y escuchar al invidente.

Pero ahora tenemos otras imágenes, y podemos ver cómo fue "insultado" y "zarandeado" este señor cuando intentaba entrar en el parlament.



¿Dónde están los zarandeos, el intento de robo del perro?
 ¿No le dará vergüenza jugar con la sensibilidad de la gente, aprovecharse de su condición para mentir y desprestigiar a quienes no gozan de su aprobación?
Yo estoy indignada

jueves, 16 de junio de 2011

No me sumo a las críticas

No pienso sumarme a las voces críticas contra el movimiento llamado del 15 de mayo, contra los chicos que protestan en muchas plazas y calles de España. 
Entre ayer y hoy, los medios de comunicación se han llenado de imágenes de actitudes violentas contra los parlamentarios catalanes. He oído mensajes  condenatorios, vaticinios sobre su declive y la pérdida de simpatías populares. He leído frases rotundas de enfado de políticos y comentaristas, pero no me han convencido. 

No me gusta la violencia, claro que no. Pero no comparto las críticas.

Creo que los chicos del 15M siguen siendo pacíficos. (Y de hecho han rechazado ellos también los comportamientos de quienes ayer montaron el espectáculo en Barcelona). Creo que hay gentes que quieren abortar la protesta (por su cuenta o por cuenta de otros), ensuciar la imagen que se ha transmitido de los chicos a otros países, convencer a los mayores de que no son tan majos como parecen... 
Creo que hay intereses en juego de tipo mercantil y de tipo político, creo que los señores diputados, parlamentarios, senadores, etc están molestos con ellos porque han dado voz a miles de españoles que han manifestado su rechazo, su indignación, su poco aprecio por los políticos,  gentes que han pedido que dejen de llenarse los bolsillos con sus sueldos exagerados, que dejen de viajar a cuenta del contribuyente en clase de lujo, de dejen de gastarse nuestro dinero en promoción de sí mismos o en vaya usted a saber qué cosas. Y no estoy refiriéndome a los que están pendientes de juicios por corrupción, que eso es capítulo aparte, sino a la generalidad de la clase política que tenemos hoy aquí.

Que ciertos estamentos estaban esperando un suceso como el de ayer para machacar a los del 15 de Mayo lo dice un artículo de Josep Ramoneda, que analiza las dos caras de la protesta, la pacífica y la violenta. 

En Cataluña, el Gobierno catalán estaba esperando el error desde la fallida operación policial de limpieza de la plaza Cataluña, de la que los indignados salieron reforzados por la desproporción de la actuación policial. El intento de impedir la entrada de los diputados al pleno de los recortes ha sido hábilmente administrado por las autoridades para romper el efecto de simpatía que se había instalado en la opinión pública, a pesar de algún exceso de escenificación, como la entrada del presidente Mas y algunos consellers en helicóptero, que favorece la imagen buscada por los manifestantes de un Parlamento blindado, lejos de la ciudadanía.
Y otro artículo de Joseba Elola. advierte también de la manipulación de las imágenes que han hecho todos o casi todos los medios de comunicación.

El problema, como siempre, es dónde ponemos el foco. Los medios reproducirán cientos de imágenes de detenidos, de agresiones, de instantes de violencia. Eso es lo que indigna a los indignados, lo que alimenta su desconfianza hacia los medios. Para ellos, lo relevante es hablar de los recortes que se aprestaban a aprobar ayer en el Parlamento catalán para que la crisis la sigan pagando los de siempre. Consideran que poner el foco en la violencia es quedarse en la anécdota, olvidarse del fondo.

lunes, 6 de junio de 2011

Los mensajes de Sol

Cuando ya queda poco para que los chicos regresen a sus casas, vuelvo a mirar las fotos que se publicaron fuera de España para que no se me olvide, no se nos olvide lo que esta "indignación" ha sido.

Los jóvenes abandonarán sus acampadas, recogerán los toldos, los mostradores y los buzones de propuestas, pero sus mensajes deberían quedarse en nuestras mentes porque ellos han escrito en carteles lo que muchísimos pensamos, aborrecemos o deseamos. 

Yo seguiré mirando estas fotos de cuando en cuando. Sobre todo cuando alguien diga que la juventud de ahora es conformista, o que tenemos los políticos que nos merecemos. Ninguna de las dos cosas son ciertas. Y esta es la prueba.

 











 Para D.

Las fotos, que han circulado por los buzones electrónicos, son de The Atlántic.

http://www.theatlantic.com/infocus/2011/05/a-defiant-spanish-revolution/100070/