domingo, 24 de abril de 2011

Un libro para mamá

Esta mañana he dado una vuelta por las librerías que están abiertas los domingos. Quería ver novedades editoriales, buscar libros concretos, comprar algo para un regalo próximo.
En la Casa del Libro he encontrado un grupito de niños con una monitora que les contaba cuentos mientras los padres escuchaban también con la boca abierta. Futuros lectores, he pensado. Si entienden que los libros son divertidos, seguro que los harán parte de su actividad cotidiana cuando vayan haciéndose mayores.

En otra librería, más reducida, he visto agolpados tantos rostros de personajes de la televisión y de políticos que se han prestado a una biografía preelectoral, que me he despistado y no he sabido encontrar los libros de verdad, los que están escritos con interés literario más que con fines comerciales o propagandísticos.

En una tercera tienda me he pillado un rebote. Había una estantería enorme con un cartel encima que decía Día de la madre. Un sólo título llenaba varias filas de la estantería, como si fuese el único libro, el mejor libro, la sorpresa más impactante para cualquier mamá. ¿Qué cuál era? La dieta Dunkan.

¿Qué madre podría sentirse satisfecha si sus hijos aparecieran el Día de la Madre con este libro bajo el brazo?
¿Quién regirá los destinos de esa librería con tanto desacierto?

15 comentarios:

ANABEL dijo...

Ja,ja,ja. No quiero ni pensar en la cara de mamá (sobre todo si le gusta leer) cómo se presenten con la Dieta Dukan bajo el brazo. Cojo el libro y se lo estampo en la cabeza al del regalo. No me extraña que te rebotases, parece ridículo, además de ofensivo. Pero hay algo que me interesa más, ¿encontraste el libro que buscabas? ¿por cuál te decidiste?
Besos

Euphorbia dijo...

Librería 1 - fantástico lo de leer a los niños, lástima que también cueste encontrar libros infantiles buenos, algunos se pierden en maravillosas ilustraciones pero de contenido vacuo, es un tema que sufro. Por suerte hay excepciones.

Librería 2 - En mi paseo del día de Sant Jordi vi que todo continúa igual, mucho aprovechado televisivo e incluso radiofónico, a parte de los bestsellers de siempre y la incombustibe autoayuda...

Librería 3 - Sin comentarios, creo que yo incluso preferiría la socorrida minipimer de toda la vida.

Besos
Gemma

Antònia Pons Valldosera dijo...

Opino exactamente igual que Euphorbia: los cuentacuentos deberían prodigarse más. Por cierto, Gemma, hay versiones de cuentos clásicos para niños que son preciosos.
En cuanto a los llamados escritores mediáticos son una apuesta segura en el negocio editorial. A menudo no tienen nada que ver con la calidad literaria, eso suena pedante, digamos que con mis gustos. Por ejemplo: La Catedral del Mar no me gustó nada. Un absoluto bodrio.
La tercera opción: si tuviera que regalar ahora mismo un libro compraría NADA de Jane Teller. Lo leí de una tirada y me encantó.
Desde luego antes que la dieta Dunkan prefiero el ramo de flores o la botela de colonia.
Un abrazo.

Antònia Pons Valldosera dijo...

Botella, quise decir ¡por Dios!

Merche Pallarés dijo...

Desgraciadamente, el librero que hará el agosto es el de la dieta Dunkan... No me gustan las ferias de libros (aunque siempre fuí a la de Madrid cuando viví allí). Prefiero las pequeñas librerías y eso de hacer colas kilométricas para que alguien te firme un ejemplar no va conmigo, la verdad. ¿Encontraste el libro que buscabas? Besotes, M.

Cornelivs dijo...

Comrpendo tu enojo. No debe de ser ninguna lumbrera el que hizo la elección, desde luego.

Abrazos.

José Núñez de Cela dijo...

Es difícil, muy difícil, encontrar librerías que sean conscientes de que su cometido es la difusión de la cultura como forma de vida (negocio). Más bien se han convertido (o tratado de convertir) en un negocio, sin importar el contenido; la prueba es la libreria 2. Lo de la tercera debería ser delito directamente.

Saludos

LA CASA ENCENDIDA dijo...

A mí me regalan mis hijos ese libro y con las mismas, se lo pongo de sombrero.
Estoy contigo, a veces las librerias están llenas de basura en vez de los objetos más bonitos del mundo, "literatura", pero es el mundo que nos está tocando vivir. Hoy he pasado por una de ellas y el escaparate estaba lleno de ofertas de libros de gimnasia, para adelgazar, etc. y también me he indignado.
Besicos muchos.

Álvaro Dorian Grey dijo...

en este siglo, aun se conservan los estereotipos de la era Cervantina o más atrás...
saludfos y salud

La Gata Coqueta dijo...

Paseando con la brisa
rozando la verdad, sin prisa

Con mis sueños a cuestas pero no indecisa
he tejido una previa nota como misiva

Invitándote a mi evento sin cortapisa
como el fluir del agua que hoy avisa

Usando pocas palabras: y siendo concisa,
tres años a tu lado abrazando una sonrisa...

...esperando tu llegada llena de dicha
para brindar y besarte de esta guisa...

~~~~~~~~~~~~

Unida a cada uno de vosotros festejo esta semana el 3º cumple-blog, de La gata coqueta
que tantas alegrías, satisfacciones e increíbles amistades me ha llegado a descubrir.

Lo que si es obvio, que sin tu apoyo nunca podría haber conseguido abrazar estos tres años de sueños hechos realidad e impresionantes sorpresas, cuando las cosas no eran un vergel de alegría para mi, y gracias a la amabilidad y cordialidad recibida hoy sigo sonriendo a la vida estando en deuda de continuo con todos...

Hoy también se suman a la fiesta las demás bitácoras; Los amores de la gata coqueta, Mis caricias del alma y Cucadas virtuales y en ellas te he dejado dos regalos al final de los post, relacionados con el evento, los puedes copiar de cualquier blog porque se repiten, espero sean de tú al menos agrado; ya me comentarás algo.

El beso de despedida hoy allí te espera...en La gata coqueta..

María del Carmen

Ferragus dijo...

No pude evitar una sonrisa, Cecilia; y es que obligas a imaginar el rostro de esa madre. Saludos.

El ángel de Olavide dijo...

¿Me estais llamando gorda? diría la madre ofendida con ese regalo. Desde luego visitar algunas de las librerias "comerciales" de nuestro país es un deporte mental de riesgo. Montones de libros acumulados en supuestas clasificaciones que lo único que hacen es confundir y liar al personal. En estas circunstancias que delicia poder leer el discurso de Ana María Matute. De momento en reproducción fascimil
http://goo.gl/vk4Ln

Saludos y feliz dia de la Madre y del Trabajador. Al fin y al cabo las dos actividades tienden a ser la misma.

Pedro Ojeda Escudero dijo...

¡Nunca una batidora, por favor!
Vuelvo a los blogs, tras unos días tan duros para mí.

m.eugènia creus-piqué dijo...

Ay Cecilia, como me has hecho reir, pues quizá alguna mamá obesa agradecería este libro, hay para todos los gustos en la viña.

Ricardo Miñana dijo...

Un placer pasar por tu blog, si te
gusta la poesía te invito al mio,
que tengas un feliz fin de semana.
saludos.