domingo, 18 de abril de 2010

Seguimos con Garzón

La nube de humo que sobrevuela los cielos europeos llena estos días las páginas de los periódicos, trastorna los planes de turistas y viajeros de negocios y nos hace reflexionar sobre la condición endeble de los humanos cuando la naturaleza se opone a sus designios y a sus ambiciones de dominio absoluto. Ríos que retornan a sus cauces llevándose por delante edificios construidos en su ruta natural, tormentas que paralizan puertos y destrozan urbanizaciones alzadas en terreno que pertenece al mar, sequías que achicharran regiones despojadas de flora y fauna, volcanes que llenan la atmósfera de humo y ceniza sembrando el caos en cientos de ciudades.... Sí, el asunto merece unos minutos de meditación y de debate.

La nube de humo ha relegado otra noticia que estos días ha llenado portadas, algunas de ellas cargadas de malevolencia y desprecio hacia un juez que, sin embargo, cuenta con bastantes simpatías entre la gente que no pertenece a ninguna bandería política.

El viernes publicaba Javier Valenzuela un artículo en El plural que iniciaba con este párrafo:

"Pensaba que en España había libertad de expresión y que, en consecuencia, uno podía criticar las decisiones del Tribunal Supremo, aunque no tuviera más remedio que acatarlas. ¿Acaso el PP no se manifestó en las calles de Madrid, junto a la AVT, el 24 de febrero de 2007 contra la decisión del Tribunal Supremo de rebajar la condena al etarra De Juana?"

Y sigue diciendo:

"No estamos hablando de juzgar a los responsables de aquellos crímenes, si es que queda alguno; estamos hablando de cerrar de las heridas de la Guerra Civil y esto es imposible si los muertos del bando de los perdedores siguen sin recibir reconocimiento y digna sepultura."

"Esta lógica de nuestra derecha es la del doble rasero permanente: yo me permito lo que no te consiento a ti."

Al PP le interesa quitarse de en medio a Garzón porque fue el juez que destapó el caso Gurtel y, sin él, igual se desbarataba el proceso: sus militantes corruptos se quedaban en la calle, con la pasta en los bolsillos, y su posible financiación ilegal nunca se llevaría a un tribunal. Pero también están contra Garzón jueces y políticos dolidos todavía por el caso Gal, narcotraficantes (tres mil encerrados por este juez, según El país), etarras (un millar de ellos en la cárcel y un entramado de apoyo desmantelado por Garzón).

A todos ellos les interesa que el juez que le quiere inhabilitar consiga su propósito. Pero aunque le despojen de títulos, cargos y casos, que jueces y políticos tengan en cuenta que la fama de Garzón, su credibilidad no va a decrecer. Que muchos seguiremos considerándole un buen juez, valorando su independencia, su audacia (que no confundiremos ni con el superego ni con la desmedida ambición, que le achacan sus adversarios), y entreviendo en esta causa un afán antidemocrático de cargarse a quien no se rinde ante intereses partidistas, corporativistas, mediáticos o económicos.

Lo que sí decrecerá (aún más) es el prestigio de la Justicia, en general, de los jueces consentidores, sean de la cuerda que sean, de los cargos públicos y de todos esos voceros de los medios de comunicación empeñados en cargarse a Garzón y en seguir echando tierra sobre las tumbas de los que murieron sin motivo ni culpa a manos de las huestes franquistas.

Pero vamos a reírnos un poquito, ¡caramba!



Y otras poquitas de risas escuchando las idem de nuestro insigne expresidente. Esta grabación la encuentro en El Plural, y no, no son los guiñoles ni una parodia de Martes y Trece.

14 comentarios:

David Carrascosa dijo...

Hubo una TRASICIÓN POLÍTICA; queda ahora por realizar una TRANSICIÓN MORAL.

Saludos, Cecilia

Antònia Pons Valldosera dijo...

Cuando la madre Naturaleza se enfurece todos nos damos cuenta de nuestra pequeñez y ¿qué quieres que te diga? a mi me parece que si de vez en cuando no se enfadara estaríamos demasiado orgullosos.
En cuanto a <Garzón me parece tan incomprensible que creo que aunque me lo expliquen 20 veces no voy a entenderlo.
Esos que cercenaron nuestras libertades durante la Dictadura ahora se sirven de la democracia y de la Justicia como si fueran una putas cualquiera y perdón por la grosería.
Un abrazo.

Ramon.Eastriver dijo...

Muy bueno el vídeo. Qué suerte tengo de no tener acceso a telemadrid! Es vergonzoso lo uno y lo otro.

Laura dijo...

Desde luego, Espe no deja títere con cabeza con tal de quedarse con el poder. La tía es facha, facha, facha. No se me ocurre otro apelativo más suave, pero de ahí para arriba, unos cuantos.

De lo demás, hay poco que añadir que no hayas expuesto tú con la brillante pluma que te caracteriza.

Un saludo con sabor a ceniza volcánica, que por aquí ya ha hecho estragos.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

En efecto: todos deberíamos acostumbrarnos a que se puede expresar la crítica.
Sobre la libertad de expresión hablo, precisamente, esta noche.
Besos.

Merche Pallarés dijo...

Excelente tu post sobre Garzón y el video ¡impagable! ¡genial! y estoy con el comentario de DAVID CARRASCOSA. Creo que esa transición es la más necesaria. Besotes, M.

Ciberculturalia dijo...

Leí el artículo y como a tí me pareció excelente y acertado.

Genial el vídeo y efectivamente me ha hecho sonreír.

Un beso

Raquel dijo...

Sí, coincido en que genial el vídeo y gracias por escribir sobre ésto. Desde que empezó el asunto de Garzón he sentido que de repente hemos vuelto al pasado y al lugar en que al PP le gustaría tener a la sociedad española. Qué tristeza. Ay! vamos a necesitar muy buen amparo de los buenos espíritus para las próximas elecciones

Isabel dijo...

Muy bueno tu post, y los videos.
Estoy con Garzón, y contigo al 100%.
Un beso

ANABEL dijo...

¡Ah! ¿qué el vídeo no es de verdad? Vaya, yo lo encontraba tan real... en fin.
Pues sí, la Administración de Justicia caba un poquito más la fosa del descrédito. ¡Qué más da!.
Besos

Camino a Gaia dijo...

Como bien dices la autoridad moral de la justicia se ha perdido. Aunque al final Garzón resulte indemne, un velo habrá caído de nuestros ojos. Los pasos que no se dan hacia adelante se dan hacia atrás. Los "desaparecidos" del franquismo han puesto en evidencia a los asesinos materiales y políticos, y a sus cómplices, antes de ser encontrados.

Mita dijo...

Es muy difícil entender desde Alemania, Cecilia.
Llevo mucho tiempo leyendo sobre este asunto, mis amigos españoles me envían e-mails de continuo.

El PP está acostumbrado a apelar a la miseria humana, de alguna manera a los bajos instintos primarios de la gente; o bien, a su superficialidad, o a esa ignorancia que le presuponen de continuo al pueblo. Es algo extremadamente peligroso y extraño.

El proceso de aceptación de la historia alemana ha sido ejemplar. Y es muy difícil que aquí a alguien se le ocurra hacer de un tema doloroso, difícil y necesario, ...un espectáculo ideológico. Y menos personalizarlo en un juez.

Una vergüenza.

Mita dijo...

¿Por qué el PP reacciona así?
Moviendo a la gente en el fondo a base de cosas tan elementales y primarias.
Yo no tengo nada en contra de su ideología, son las formas que tienen las que me resultan extrañas.
O todo esto son solo impresiones desde lejos?

Mita dijo...

Montar un escándalo relacionado con estamentos jurídicos y mover a la gente en bloques ideológicos, como si fuera un mero ejercicio de poder o una descarga de rabia, es algo incomprensible y primario.