domingo, 4 de abril de 2010

Gran Vía

Sí, a mí también me gusta la Gran Vía. ¿Y a quién no?

Es un gusto pasear por sus aceras (a pesar de las apreturas peatonales y de que de vez en cuando se te hinca un codo en el costado), mirando las fachadas de los edificios, admirando los balcones, las balaustradas, los adornos de los aleros, las esculturas de los tejados. Mirando también los escaparates de los comercios, los artículos de todo tipo que se te ofrecen tras los cristales.

Es un pasatiempo entrar a mirar, a buscar un libro, una prenda de ropa, un atavío para una fiesta próxima en esas tiendas multicolores y dinámicas, que se abren en las aceras de la Gran Vía.

Y también es un gusto contemplar la Gran Vía desde arriba, desde la azotea del edificio de la Telefónica, que, sin ser el más alto de la ciudad, es un símbolo de elegancia y buena arquitectura al que le quedan apenas dos décadas para cumplir, también, sus cien años de existencia.

Así que me voy a sumar a quienes este mes celebran el comienzo de las obras de esta avenida con una foto de alturas y un fragmento de la zarzuela La Gran Vía, que, con música de Federico Chueca y Joaquín Valverde y libreto de Felipe Pérez y González, se estrenó en Madrid, en 1886, cuando todavía le quedaban al proyecto muchos años para materializarse. Los madrileños se burlaban de la pretensión de abrir en su ciudad una gran calle al estilo de las más comerciales y elegantes de Europa. Y los autores de la zarzuela lo plasmaron en sus cuadros.



19 comentarios:

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Una divertida zarzuela. Y una calle entretenida. Me gusta su ruido y los grandes carteles de cines y teatros.

Isabel dijo...

Has escogido un fragmento precioso de la zarzuela. Felicidades a todos los madrileños, que disfrutamos de la Gran Via. Un beso

Mercedes dijo...

La Gran Vía se disfruta por su ambiente, tiendas, locales... y por su belleza, aunque suene a tópico, inigualable. Me alegro de que lo estemos celebrando. Maravillosa foto, Cecilia.

Raquel dijo...

Aunque no la puedo caminar muy a menudo, a mí también me gusta la Gran Vía, y cómo la cuentas.

Paco dijo...

A mí también me gusta la Gran Vía, la que está viva las 24 horas. Creo que es el único lugar en el que uno disfruta de un atasco. Así que espero que su centenario sirva para que se den cuenta de ello y no la sigan convirtiendo en un gran centro comercial.

Saludos

José Núñez de Cela dijo...

Siempre me gustó la Gran Vía. Ya no frecuento Madrid como "antes", pero este año coincidí allí el día que se inauguraba la iluminación navideña. La Gran Vía adoptó una imagen aún más llamativa, sus colores, escaparates luces, paseantes relajados y apresurados, de toda edad y condición. Una verdadera atracción.
Y no solo la zarzuela canta a la Gran Vía, me viene a la cabeza "Un africano por la Gran Vía" de Radio Futura...

saludos

Proyecto de Escritora dijo...

Es un gusto poder escaparse de vez en cuando y pasearse por ella.
Y que privilegio poder verla desde arriba :)

Un beso!

m.eugènia creus-piqué dijo...

felicidades a los madrileños por esos cien años de la Gran Vís, pues no la he pateado poco ! Para arriba y vuelta pa'bajo, hace ya unos años que falto por allí, he de volver en cuanto pueda.

Merche Pallarés dijo...

¡Felicidades a ti y a todos los madrileños por esa Gran Vía maravillosa! Muchos besotes, M.

mcarmen dijo...

Me uno de las felicitaciones. Preciosa foto, Cecilia.

josep estruel dijo...

Cecilia. Muchas felicidades a todos los madrileños por esta GRAN VIA tan preciosa.¡¡¡¡¡
Un abrazo.

J. J. Guerra Esetena dijo...

¿Qué tendrá la Gran Vía que a todo el mundo le gusta? Incluso lo malo tiene su encanto en esta avenida. Esperemos que siga proporcionándonos esos paseos apasionantes que tan bien describes, mirando hacia arriba, hacia abajo, a los lados, al suelo, a la gente... No hay lugar para el aburrimiento y cambia radicalmente de ambiente ya sea de día o de noche, ya sea día laborable o fin de semana. Saludos, Jesús

Ferragus dijo...

He perdido casi todo ánimo de conocer otros lugares, excepto Madrid. Quiero caminarla despacio, descifrar sus sonidos, encontrar un libro.
Un saludo, Cecilia.

tatiana dijo...

Hola¡
Permiteme presentarme soy tatiana administradora de un directorio de blogs y webs, visité tu página y está genial, me encantaría contar con tu blog en mi sitio web y así mis visitas puedan visitarlo tambien.
Si estas de acuerdo no dudes en escribirme tajuancha2010@gmail.com
Exitos con tu página.
Un beso
tatiana.

Ramon.Eastriver dijo...

Me encanta la Gran Vía de Madrid. El otro día me hubiese gustado menos, que estaban los reyes repartiendo parabienes. Pero la Gran Vía es una calle con un punto mágico siempre: su sentido ascendente, sus giros tan leves, son como un paseo. Me encanta Madrid, nos encanta perdernos por Madrid cada tanto. (Es que los catalanes tenemos muy buen gusto, jeje) Pero la zarzuela, ay la zarzuela... tiene cosas buenas pero otras no me acaban de gustar. Un abrazo.

danimetrero dijo...

Es curioso Cecilia. Ninguno tenemos una visión igaual que otro de la Gran Via. Me encanta la tuya

manuespada dijo...

¡Cómo me gusta pasear por la Gran Vía! De día y de noche, a todas horas...

Laura dijo...

¡Quién estuviera ahora mismo paseando por allí

Que me espera la Gran Vía, que voy por San Isidro (nada menos).

Un saludo

ANABEL dijo...

Y encima hacemos añitos el mismo día. Claro que ella es algo mayor.
La Gran vía y sus aledaños. Fascinantes.
Besos