miércoles, 4 de marzo de 2009

La Gran Vía

Gracias a Mari Carmen Polo, encontré un montón de fotografías antiguas, realizadas por los reporteros de la revista Life, y colocadas ahora en Google para que todo internauta tenga acceso a ellas. Puede uno pasarse horas y horas viendo escenas callejeras, retratos, fotos de gran calidad y belleza y de un alto valor testimonial.

De las imágenes de Madrid, esta ciudad que sufro y que contemplo a diario, encontré estas dos de la Gran Vía, fechadas en 1945, que quiero compartir con vosotros.

La Gran Vía fue un invento de ciertos urbanistas madrileños, cuyos nombres apenas se recuerdan hoy porque ni siquiera tienen un rótulo dedicado a ellos en el callejero madrileño. El primer proyecto fue de Carlos Velasco, en 1886; su propósito era crear una ancha avenida entre la calle de Alcalá y la Plaza de España (que entonces se llamaba Plaza de San Marcial). Las burlas de los paisanos ante la pretensión de Velasco, inspiraron una famosa zarzuela, “La Gran Vía”, de Federico Chueca y Joaquín Valverde. Los personajes de la obra mostraban su incredulidad ante un proyecto que parecía demasiado ambicioso para una capital tan poco cosmopolita como era el Madrid del diecinueve.

En 1899 Andrés Octavio y José López Salaberry presentaron un segundo proyecto, que fue bien aceptado por el consistorio local y sirvió de base para construir esa vía amplia y ostentosa que, andando el tiempo, se convertiría en una de las más famosas y concurridas de la ciudad.

La construcción de la Gran Vía comenzó en 1910. El ayuntamiento dio luz verde a las obras, apoyado por comerciantes y empresarios de alto postín que deseaban montar sus negocios en una avenida ancha y elegante, similar a las de otras ciudades europeas. Así que, mientras se iban derribabando las modestas casitas del enrevesado barrio que ocupaba la zona y se expropiaban los terrenos sobre los que se trazaría la calle, los mejores arquitectos del país recibieron el encargo de diseñar los edificios vanguardistas que se levantarían en las aceras de la Gran Vía.

La plaza de Callao, a la que corresponde la segunda foto, se construyó en torno a 1924, cuando ya estaban terminados los dos primeros tramos de la Gran Vía. En esta imagen se reflejan dos edificios singulares del primer tercio del siglo XX: el edificio Carrión, o Capitol (1933) a la izquierda, y el Palacio de la Prensa (1924) a la derecha. Ambos fueron proyectados para combinar los usos residenciales con los comerciales, aunque uno y otro deben su fama, sobre todo, a las salas de proyección cinematográfica que se habilitaron en sus pisos bajos. En sus pantallas gigantescas se estrenaron durante el siglo XX centenares de títulos legendarios del cine español y americano. En las últimas décadas, sin embargo, sus salas se han dividido porque el número de espectadores había decrecido notablemente.

En la actualidad el tráfico de la Gran Vía no es tan fluido como el que se aprecia en estas fotografías, ni queda ninguno de esos autobuses de dos pisos que aparece en la primera imagen.

36 comentarios:

Fotopaco dijo...

El año que viene se celebra el centenario de su creación. Espero que ya tengan peatonalizado Callao, o al menos eso quieren.

Beatriz dijo...

Preciosas fotografías!
Cómo me gusta Madrid y cuanto lo añoro!! Suere que te tengo para que me "pasees" pos sus calles de vez en cuando! Un beso. Bea

aroa dijo...

Temporalmente trabajo en Gran Vía y yo, que siempre he vivido fuera, me encanta verla desperazarse como si fuera una callecita de un pueblo.

Cornelivs dijo...

Bellas fotografia nos traes hoy. Me encanta Madrid. Cuando voy para alla, eso de venirme sin hacerle una visita a "Casa Labra" (Sol) y tomame la "tajailla" de bacalao, lo considero como un "grave delito".

Lindas fotos, que traen añoranzas de viejos tiempos...

Un abrazo.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

A mí, que soy de provincias, siempre me admiraton estas grandes avenidas abiertas en las ciudades...

m.eugènia creus-piqué dijo...

Suerte que cuando he acabado de leer tu post he pinchado sobre el nombre,al leerlo por primera vez creí que te referías a Carmen Polo de Franco, jajajajaja, vaya,vaya con mi imaginación.Me encantan las fotos antiguas, ver este Madrid con estos autobuses y cohces es una delicia sobretodo por el escaso transito que hay.Preciosa la Gran Vía, recuerdo mis paseos interminables por ella, estuve en un hotel allí que no recuerdo el nombre.Besitos.

Carlos Felipe dijo...

GRAN ARTÍCULO CECILIA. Yo también 'sufro' esta Gran Vía... pero, no me preguntes por qué, a veces en lugar de sufrirla la vivo. Eso es Madrid: una ciudad canalla que 'odias' estando en ella y que echas de menos cuando pones un pie en otra ciudad.

Un saludo

Rachel dijo...

qué fotos tan entrañables cecilia, cada vez que nos hablas de madrid y lo ilustras con bonitas fotos me da más ganas de ir...espero que prontito ;)
besitos

Jan Puerta dijo...

La decisión de Life me ha sorprendido gratamente. Una fuente grafica de miles de imágenes para poder contemplar con una calidad fuera de lo normal las escenas de toda una vida. Y si además son usadas para un recorrido de la historia tal como nos propones es como si el circula de la imagen se hubiera cerrado para bien.
Un abrazo
Y sigue hurgando en ese fichero, así podremos seguir entrando en la historia de las mismas.

Fotopaco dijo...

Si te gustan ese tipo de fotografías, aquí tienes otra dirección con fotos http://www.flickr.com/commons/

Un saludo

Naveganterojo dijo...

Parece que soy de los pocos que no quiere ni oir hablar de Madrid.
Para mi es una ciudad sin sentido donde el amo es el reloj y la gente su esclava.
Las fotos son preciosas eso he de reconocerlo, pero jamas cambiare la paz de mi ciudad o sus silencios por la locura de Madrid.
Un abrazo

LA CASA ENCENDIDA dijo...

Es preciosa esta entrada Cecilia y me has recordado a mi abuelo, que hizo otro tanto por aquí y prometida está una calle, pero creo que no voy a poder ver ese sueño. Lo puedes ver aquí: http://misrelatosyotrascosas.blogspot.com/2008/07/manuel-la-morena.html
El también fue a Madrid por ese tiempo a ver lo que se hacía e incluso, participó de alguno de esos proyectos, pero llegó la guerra y como tantos, terminó en el paredón de fusilamiento, por eso tampoco se le recuerda ahora.
Besicos muchos y gracias por la entrada.

Dara Scully dijo...

Qué contraste tan curioso hace la señora de la primera fotografía. Globalmente se ve diminuta, pero comparada con los coches es como una gigante. Le da un toque mágico a la calle en gris.



Un miau de café

Josefa dijo...

Gracias por estas fotos. Segun se ve en ellas, pasear por Madrid no seria tan agoviante como ahora.
Un beso.

Mari Carmen dijo...

Me encantan esas fotos Cecilia, son preciosas. No te imaginas ni la de tiempo que paso buscando fotos de cualquier cosa, en Life. Es una mina. Me gusta mucho más ese Madrid que el que tenemos ahora, sin duda :)

Un abrazo

Tere dijo...

He ido sólo de paso y me encanta saber de Madrid aunque me agobiaría mucho vivir en una ciudad tan grande,Palma me queda a medida,ni tan pequeña como Salamanca ni tan grande como Madrid.
Volveré al calor del hogar a leer tus historias.Besos

Fernando Manero dijo...

No se pueden entender las ciudades sin su historia y sin conocer las vicisitudes por las que han atravesado. El urbanismo es un libro abierto, que siempre nos da lecciones y que nunca acabamos de descubrir por completo. Nos abres al espacio madrileño y nos lo haces entrañable y familiar. ¿Quién no tiene alguna experiencia que contar en sus recorridos por la Gran Vía madrileña, una de las arterias más abigarradas y concurridas del mundo?.

Mita dijo...

Qué bonito estaría todo eso si fuera peatonal y con mucho verde!!

Besos

Merche Pallarés dijo...

Me encantan estas fotos antiguas. Por ejemplo yo sigo "Amar en tiempos revueltos" y una de las cosas que mas me gustan son los trozos de documentales antiguos que ponen. Ver Madrid, la Gran Vía, con dos coches y un trolebus es lo más de lo más... Besotes, M.

manuespada dijo...

Me encata ver fotos antiguas de los sitios que conozco, puedo tirarme horas intentando descubrir las diferencias entre el antes y el ahora.

Cigarra dijo...

Me encantan las fotos antiguas de Madrid. Y la Gran Vía tiene un encanto especial, aunque ya no se parece en nada a la calle de mi infancia, que era señorial y clásica, en lugar de ser bullanguera y multirracial como ahora. En particular me entusiasma el cuadro de Antonio López que es una vista desde Grassy

ANABEL dijo...

Es cierto, el tráfico no es nada fluído, es tremendo la cantidad de gente que hay siempre en la Gran Vía. Me encanta. Las fotos antiguas son preciosas, pero la actual gran vía, también me enloquece, se adapta a los tiempos.
La última vez que estuve en Madrid, fui al cine de la Asociación de la Prensa y vimos el Luchador, que por cierto, no me gusto (creo que soy de las pocas a las que le pasó eso)

Selma dijo...

Es todo un hallazgo, Cecilia y por los que como yo conocemos poco la Capital, decubrir la de hace muchos años atrás es enriquecedor..

Un beso, Cecilia.

Ferragus dijo...

Hermosas fotografías, Cecilia. Me quedo con la primera y aquel vehículo de transporte cruzando la avenida; se aprecia muy bien la perspectiva de la calle, es increíble. Y a propósito de aquella zarzuela “La gran vía”, me hizo recordar una obra musical realizada en la segunda mitad del siglo pasado, que tiene como tema, el ensanche de la principal avenida en Santiago, la obra se titula “La pérgola de las flores”
Gracias por compartir tan hermosas fotografías.

Un beso, Cecilia.

Laura dijo...

Me ha encantado, Cecilia. Ya sabes que soy una asidua visitante de la ciudad que sufres, contemplas y nos descubres a través de tus textos. Es inevitable pasear por Gran Vía en cada visita, acudir a un musical, conectar Sol con gran Vía a través de Callao y hacer cosas que no son de los tiempos de la foto como tomar un capuccino en un Star Bucks.
Ay, cómo se nota que soy de ciudad pequeña...
Un saludo

Anita dijo...

Preciosas fotografias. El B/N transporta al pasado, a ese pasado de "Gran Via" que tan bien nos explicas.

La primera vez que paseé por Gran Via fue una noche de sábado a las 4 de la madrugada y por la cantidad de gente que había parecía las 12 del mediodia. Me encantó.

(Lástima que ya no existan esos autobuses de dos plantas. Son un punto)

Muakk

dudo dijo...

Yo coincido con Cornelius: la visita a Casa Labra a por un bacalaíto y una croqueta es obligada.
De adolescente "necesitaba" de vez en cuando escaparme a Madrid y dar un paseo por la Gran Vía: paradójicamente, el barullo y la aglomeración de vehículos y personas de toda clase y aspecto a mí me despejaba las ideas. Pensándolo bien... puede que aún hoy me viniera bien un paseo de esos...

Álvaro Dorian Grey dijo...

Si me envías un correo te envío unas fotos interesantes de Madrid.

Hay una foto que me resultó curiosa de este enlace-, el Ché en la Gran Vía... uhhh
http://www.elpais.com/articulo/paginas/Cien/anos/Gran/Via/elpepusoceps/20071007elpepspag_5/Tes

Saludos y salud

Nacho G.Hontoria dijo...

Cada vez que veo la Gran Vía iluminada por la noche y la cantidad de coches fluyendo por sus arterias me doy cuenta de que Madrid no tiene nada que envidiar a ninguna capital europea. La Gran Vía nunca duerme. Cuando no está abarrotada de coches lo está de caminantes raudos que, a veces, no se sabe muy bien donde van. La Gran Vía es, en definitiva, la aorta madrileña, el lugar donde se juntan Madrid y el cielo.

HADA ISOL dijo...

Me gustan las fotos Cecilia,nunca viajé a Europa,jamás salí de mi apis recién estoy conociendo mi tierra,por lo que ver fotos de Madrid,y fotos antiguas me resulta genial,leer y aprender sobre el tema,más,esas calles se ven enormes yo vivo en una provincia pequeña por lo que no sé si en Madird me sentiría bien es muy grande!
Un abrazo y que tengas un muy buen fin de semana.

Felipe dijo...

vista así la Gran Vía es preciosa, asomarse a tu balcón es una maravilla y se aprende mucho, gracias por compartirlo

hasta pronto

fernando dijo...

Es un lugar que me encanta de Madrid. De vez en cuando, me fascina pasear la Gran Vía de arriba a abajo. Uno vive paseando por allí. Besos.

Miriam dijo...

Sabes Cecilia, la foto de la plaza del Callao se parece mucho a una esquina de Buenos Aires?
Que belleza de fotos realmente.
Besos

Raquel dijo...

Siempre me asombra ver fotos del pasado y compararlas con el presente. Qué bien que hayas subido esto.
Un abrazo

Sibyla dijo...

Me han gustado ver esas fotografías antiguas, de cuando Madrid era algo más que una villa.

Hace un par de meses estuve paseando por la Gran Vía, y es toda una experiencia, llena de transeúntes, y cuando pasé por la tienda de Dña Manolita, me acordé de la canción de Sabina...

Besos:)

Proyecto de Escritora dijo...

Me encanta ver las fotos de antes, tienen un romanticismo especial...ahora la gran via es muy distinta.
Besos!!