domingo, 7 de diciembre de 2008

Praderas y cantos


Los sábados y los domingos, aunque el frío sea intenso y esté apagado el sol, Central Park se llena de gentes que pasean, montan en bicicleta, patinan, corren, toman el fresco, cantan o ensayan canciones... Los árboles están perdiendo las últimas hojas, la brisa las sacude y las arrastra hacia las praderas de hierba, pero los caminos se han llenado de hombres, mujeres y niños que se toman un respiro después de una semana frenética de trabajo o de escuela.

Nueva York suena a música en cientos de rincones y parajes. En los andenes y en los vestíbulos del metro, en las esquinas de las calles, en las glorietas de Central Park, hay espactáculo musical a todas horas. Aficionados y estudiantes aprovechan la intemperie para practicar con sus instrumentos, cantar y, si el público es generoso, ganar unos dólares con sus voces. Los peatones hacen corro en torno a los artistas y suelen sacar del bolsillo unos billetes de dólar o unas monedas para complacerlos.

Inserto la foto de una familia que formaba un coro debajo de unos soportales, donde soplaba una brisa helada y se respiraba humedad.


Cantaban muy bien pero a mí me dio cierta pena que los niños tuvieran que pasar la mañana del sábado en este paraje poco apacible, en vez de estar correteando por el parque.

Unos datos sobre Central Park: se extiende desde la calle 59 hasta la 110, con cuatro kilómetros de extensión de sur a norte y 800 metros de este a oeste. El parque fue creado entre 1856 y 1870 por el ayuntamiento de la ciudad. En aquel tiempo, Nueva York tenía en torno a 800.00 habitantes y faltaban varias décadas para que se construyeran los grandes edificios que la caracterizan.

26 comentarios:

Fotopaco dijo...

Preciosa la foto de Central Park.

Un saludo

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Central Park... hay tantas películas allí...

Patry/Icia dijo...

vaya... veo que la fuente sigue sin agua... creo que la cortan cuando llega el frio porque se congela.... a que eso es frio y no lo que tenemos aqui?... yo tus síntomas de congelación los tuve el dia que bajamos a downtown.. la combinación con el mar fue horrorosa. Creo que en ese momento me daba igual donde estar con tal de llegar al museo del indio, justo en battery park, un museo malísimo (solo para escolares) pero le encontré cierto encanto al salvarme por unos momentos del frio.... xD

Mari Carmen dijo...

A mi, de visitar esta ciudad, me gustaría hacerlo en Navidad :)

Un abrazo y feliz domingo.

Ferragus dijo...

Se advierte el frío en las imágenes, sobre todo en la segunda fotografía, donde se alcanza a apreciar hermosas trazas de nubosidad.
Gracias por las imágenes, Cecilia. Besos.

Marcelo dijo...

Allí compré unas pósters de Nueva York antigua...Pero me olvidé de ir al edificio de Lennon, que es muy interesante de ver.

Nacho G.Hontoria dijo...

Por si echas de menos noticias de Madrid, decirte que la Puerta de SOl y aledaños estaba ayer abarrotada de gente, y eso que hay "crisis".

Tere dijo...

El enlace que has puesto para saber más de Central Park es buenísimo,resulta dificil hacerse a la idea de lo grande que es si ocupa varias veces lo que es Mónaco y ocho veces el Vaticano.Genial,estos americanos todo lo hacen a lo grande y ¡bravo! por las preciosidades que ingenian y olvidaremos por un día algunas de sus barbaridades.(me refiero al gobierno y a los violentos porque no hay que olvidar que en tantos millones algo debe haber malo)Un abrazo

Tere dijo...

Olvidé decirte que estuve viendo Diario de una niñera y toda la película gira en torno a Nueva York y su gente,me acordé de tí que aún la tienes en la retina.Abrazos

Fotopaco dijo...

Pues sí que es curioso lo de las dimensiones y proporciones. Central Park es 2,5 veces el Parque del Retiro de Madrid, que a su vez es 2,5 veces el Vaticano; aunque claro, los del Vaticano juegan con ventaja, porque están en todas partes. :)

Rachel dijo...

que preciosa foto, quien pudiera chascar los dedos y aparecer ahí, como me gustaría...

besos

Dara Scully dijo...

¿Se puede comprar al hombre del violonchelo?



Miau

Gema dijo...

Que bonita foto la del central park
Como disfruto leyendo tus cronicas
Gracias

ANABEL dijo...

Ahora que mencionas el Central Park. ¿Viste si se rodaba alguna escena? ES que son tantas las series y películas que de una forma u otra se desarrollan allí.

Besitos.

Merche Pallarés dijo...

¡Central Park, qué maravilla! Como te dije anteriormente, si fuera archimillonaria me encantaría vivir en un piso espacioso con vistas a este parque maravilloso. Besotes, M.

La Gata Coqueta dijo...

TE HA QUEDADO UNAS FOTOS PRECIOSAS DEL PARQUE.

PASA COMO EN MADRID CON EL RETRO SIEMPRE HAY ALGUIEN CANTANDO Y ACOMPAÑANDOLES PARA LUEGO DARLES UN INCENTIVO POR LA PACIENCIA QUE TIENEN LOS POBRES HAIGA FRIO O CALOR.

UN ABRAZO Y FELICES FIESTAS.

Laura dijo...

¡Central Park! Qué maravilla. Qué ganas de ir.
Un saludo

Arcángel Mirón dijo...

Cecilia, estas fotos son magníficas. La primera es emocionante.

Sibyla dijo...

Cómo me alegro de que lo pasaras tan tremendamente bien en New York!
Leyéndote me ubico como si hubiera sido tu sombra.

Me hizo gracia cuando hablas de Bush y dices que se prodiga en entrevistas y sonríe como "un humilde vaquero"...cuánta razón tienes! Como si no hubiera roto nunca un plato. Me da naúseas.

Un abrazo:)

Naveganterojo dijo...

Tengo fotos de ese parque que ....curiosamente estan sacadas desde los mismos angulos en que tu nos las enseñas, pero con cinco años de diferencia.
Un abrazo

el piano huérfano dijo...

gracias

Nueva york es un sueño....

LA CASA ENCENDIDA dijo...

Bonita crónica Cecilia. Se nota que has disfrutado tu viaje, de lo que yo me alegro.

Besicos.

Anita dijo...

Yo disfrutaría de lo lindo en Central Park. Lo mismo me pondría a patinar, que a montar en bici, o echarme unos cantecillos con la guitarra. Seguro que tal y como lo cuentas ese "pulmón" de la ciudad invita a esto y mucho más.

Muakks de envidia sana

Fernando Manero dijo...

Has sabido captar y entender perfectamente lo que significa Central park en ese cosmos urbano inmenso que es Nueva York. Nos transportas hasta ese espacio mágico y múltiple en todos los sentidos para que comprendamos su belleza natural, sus mil y un colores, sus mensajes permanentes y el bullicio cultural que lo distingue como uno de los espacios públicos más emblemáticos del mundo

brujaroja dijo...

Me está encantando leer tu aventura americana...
Casi siento como si estuviera allí mismo.

(Cecilia, creía que tenía tu dirección postal, pero no. Así que por favor, si quieres recibir el christma, que ya tengo escrito para ti, házmela llegar a mi correo, ¿vale?)

Álvaro Dorian Grey dijo...

Que suerte tener un lugar tan verde y grande, aunque no nos podemos quejar los madrileños, con nuestro Retiro y Casa de Campo... pero, seguro que me lo dices, no es lo omismo.
Saludos y salud