sábado, 4 de octubre de 2008

Libros antiguos

Empezaba ayer y estará abierta hasta el día 19. Miles de libros viejos, antiguos, descatalogados, usados, olvidados se acumulan en los mostradores de las casetas que se alinean en el paseo de Recoletos, desde la glorieta de Cibeles hasta las inmediaciones de la de Colón.




Los precios son reducidos, la oferta variadísima, múltiples las posibilidades de hallar un título sorprendente para el lector ávido.
El tiempo suave, con alguna racha de brisa fresca, anima a visitar esta feria llena de tesoros.

26 comentarios:

Tere dijo...

Compré tanto en los últimos años que no consigo ponerme al día con los que esperan a ser leídos,cuando veo mis estanterías combadas pienso que debería empezar a donar unos montoncitos,pero se me quiebra el corazón,además que de vez en cuando recuerdo tal libro,ese o aquel de ciertas etapas de mi vida y voy enseguida a buscarlo porque a cada libro quedan asociados muchos recuerdos igual que pasa con las fotografías y si los diera perdería parte de mi memoria.
Ya sé que muchas citas aluden a no mirar al pasado,pero ¿qué seríamos sin nuestro pasado?Un abrazo

.:*:.Hada Isol .:*:.¸.¸.•*´¨***¨ dijo...

Que lindo,me encantaría tener muchos libros,ahora andaba buscando en las bibliotecas el otro árbol de Guernika y no lo puedo conseguir,parece que no tendré suerte con ese libro,leer es apasionante para mi!
Cecilia querida que tengas un bello fin de semana!

Fernando Manero dijo...

En algún lugar he leido que es la Feria de Libro Antiguo más prestigiosa del mundo. Quizá lo dijo algún madrileñ, y en estas cosas siempre se exagera. Nadie podrá discutir, sin embago, que es un acontecimiento cultural de primera magnitud, una cita obligada para los amantes del libro y, sobre todo, la oportunidad que siempre esperan los bibliófilos empedernidos, a la búsqueda del tesoro escondido, por más que el mercado del libro antiguo haga que esas prendas no sean facilmente accesibles a quien no se adentra de lleno, y con talonario incluido, en esos entresijos de misterio y fascinación. De todos modos, es un placer.

Merche Pallarés dijo...

Ves, lo que digo, a veces es maravilloso vivir en una gran ciudad... Besotes, M.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

¡El tacto y el olor de las librerías de viejo!
La oportunidad del saldo. O, simplemente, pasear entre estos volúmenes...

Marcelo dijo...

De cada diez libros que compro, nueve son de viejo.
Un beso Cecilia, y si estás desocupada a las 19 y te apetece, date una vuelta por mi blog.

Anita dijo...

Seguro q esta feria es apasionante para los grandes lectores, y para los no tan grandes, seguro q por lo menos es curioso ver tantos libros antiguos.

En casa tengo uno antiquísimo que un dia tendré q leer. Imagino q habrá pasado de por varias generaciones. I promisse. Muakk

Isabel dijo...

Cuánto me gustan esas ferias;huelen a valores escondidos y recuperados.Ya espero con ganas la de mi ciudad también,amiga.
Me hiciste recordar ese olor inconfundible del libro viejo que tanto encanto tiene para mí.Que disfrutes de un felíz encuentro con esos libros te deseo,Cecilia.Un beso.:-)

Mari Carmen dijo...

Me temo, amiga Cecilia, que tiendo a comprar cuantos menos libros mejor, no porque no me gusten, sino por todo lo contrario: ya no sé dónde ponerlos. Mi buhardilla, mi estudio, el salón... todo está lleno de libros. Y los libros de mi hija se acumulan en cajas hasta que ella quiera llevárselos a su casa. Seguiré comprando libros, es obvio, pero ahora suelo ir a la biblioteca y buscar hasta encontrar lo que me gusta. De todas maneras... me encanta husmear en los libros antiguos.

Feliz domingo :)

fritus dijo...

Que bonito es hojear libros viejos...y comprar, y pensar que quizas hace 2 ó 3 generaciones alguien hojeó, leyó y se emocionó con ese volumen. Yo guardo con especial cariño la Ley de enjuiciamiento criminal con la que se examinó mi abuelo ( en la epóca de la II república) o hasta libros viejos que he adquirido ahora...un "Huckelberry Finn" de Mark Twain,de 1925 que tiene un ex-libris bien curioso, escrito con letra preciosa , con plumilla, " Leonorcita Y Eduardito, Kensington gardens, 29, London"...Quién serían esos hermanos pequeños, tan lejos de su país...

Un abrazo

Fotopaco dijo...

A mí me gustaba más antes, cuando sólo la ponían una vez al año, porque durante mucho tiempo estuve buscando un cuento que jamás encontré y me hacía ir allí a ve si por fin había suerte cada dos por tres. Aunque para ver libros nada como la cuesta de Moyano.

Saludos

Ferragus dijo...

Pude apreciar por las fotografías, pulcritud por parte de los encargados en cada puesto. Daría mucho gusto recorrer cada uno de ellos, buscando aquel título que se tiene pendiente, o aquel otro, que simplemente aparece.
Gracias por llevarnos hasta allá.

Un beso, Cecilia.

LA CASA ENCENDIDA dijo...

Que suerte!!!
Es verdad que yo puedo tener mucha tranquilidad y todo a un paso, pero a la vez, muy lejos cosas que me son muy precisas también, como por ejemplo museos, ferias de libros, teatros, cines, etc., etc.
Besicos

mreina dijo...

Que encanto tiene pasear por ese lugar viendo todos los libros antiguos....cuando compro alguno me gusta imaginar a quien pudo pertenecer, en que casa se guardó....¡ es magia para la imaginación ese lugar¡

Julia dijo...

Hola Cecilia!

Si estuviera ahí sin dudarlo un segundo, allí estaría. Paseando, observando, oliendo, ojeando, y seguro comprando algo. Cuánta magia en ellos. Cuántas manos los habrán acariciado.

Tienes suerte de poder disfrutar de esos momentos.

Curiosa coincidencia. Mi nueva entrada 84, Charing Cross road... se recrea entre libros de antiguo.

Un beso desde el sur.

Euphorbia dijo...

Qué ganas me vienen de venirme a verla. Me vuelven loca estas ferias, yo aquí no me pierdo ninguna (o no me perdía ninguna hasta el año pasado, claro), la del libro de ocasión, la de la semana del libro en catalán... ay. Luego está el mercado de Sant Antoni todos los domingos, claro que allí cada vez hay menos libros y más manga y videojuegos.
En el mercado de abastos del barrio hay una parada de libros usados y casi cada semana cae algo.
Ya nos contarás qué has pescado (espero que no sea un resfriado).
Besos

Mita dijo...

Pues...a disfrutar!:(
Besos

Isabel dijo...

Ya he estado esta mañana, pero solo curioseando, hay de todo, y como dices a precios muy asequibles, mañana tocará comprar.
Saludos

Arcángel Mirón dijo...

Mañana empieza aquí la Feria del Libro de la Universidad de Lanús (mi localidad). Espero ir, y espero que los precios acompañen.

Antònia P. dijo...

La oportunidad de husmear entre un montón de libros y descubrir tu tesoro particular. El olor y el color y la luz de Madrid....¡qué envidia!
Un abrazo.

ANABEL dijo...

Yo disfrutaría un montón en un sitio así. ¿Te has comprado muchos libros ya?.
Besos

begoyrafa dijo...

Es que todo lo que rodea al libro tiene algo de mágico. Es un objeto perfecto porque aúna muchos sentidos. El, olfato, la vista, el tacto...
Sólo nos quedaría ser como el ratoncito Firmin que tanto le gusta a Anab y engullirnos los libros.
Un abrazo
Rafa

TEA CUP CLUB dijo...

Te dejo una tacita de te con muchos terroncitos de amor y amistad, cuando la termines vienes a casa dejarla si? te esperamos, si quieres tomar mas te, tenemos de muchos sabores y especiales para ti. Tambien quisieramos pedirte que te traigas el liston rosita que tenemos, la camiseta y la historia de Wanda, queremos pedirte de corazon que te unas a nuestro grito y voz para poder llegar a todas las mujeres del mundo y hacerles ver lo importante que son los chequeos medicos para evitar esta gran enfermedad que esta matando a tantas de nosotras, EL CANCER EN EL SENO, hoy dia mi voz llega a ti! ayudame a llegar a las demas, yo hoy lucho por ti! tu porquien lo haras?.

Te he enlazado para visitarte y leerte seguido. Si necesitas informacion tambien de como ser parte de nuestro club o ser fundadora del mismo en tu ciudad,escribeme a teacupclub@gmail.com, no cuesta nada mas que un dia al mes para poder tocar temas reflexionantes sobre la mujer.

Muchos besos

Veronica
Fundadora Mundial

José María dijo...

Este tipo de ferias deberían abundar en todas las ciudades; éstas o cualquier otra que sirva para fomentar la cultura entre la gente.
Es una gozada hojear libros con olor "rancio", libros que te hacen recordar, que te transportan a la niñez .... ¡ VIVA LA LECTURA !
uN ABRAZO

fernando dijo...

gracias por recordarlo pues suelo ir cada año. Una cita ineludible. Un beso.

Incombustible dijo...

Esto de los libros antiguos me hacen pensar en el librero de "historia sin fin" (el del libro, que no el de la película). En México, en la zona centro de la ciudad, abundan las librerías de "viejo", y los precios son aceptablemente módicos. La pena es que, a veces, los ordenan en enormes pilas que uno no se atreve a decomponer, so pena de quedar sepultado (literalmente) por un alud de páginas.

Me han gustado las fotos, por los libros y porque es un lugar que reconozco de alguna visita que hice a Madrid, hace algunos años.

Un beso Cecilia