lunes, 27 de octubre de 2008

Hijos muy queridos

Blanca estaba embarazada de su tercer hijo cuando se enteró de que los dos mayores padecían síndrome de Duncan, enfermedad linfoproliferativa ligada al cromosoma X. Sólo había una alternativa: un transplante de médula de un hermano sano, con tejidos compatibles. Debió pensarlo mucho, realizar muchas gestiones, sufrir y llorar, pero ha conseguido salvar ya al tercero de sus hijos. Blanca se sometió a un proceso de fecundación in vitro en la Universidad Libre de Bruselas y, a través de un programa de selección genética de embriones, concibió a su cuarto hijo, que nació en septiembre de 2007. En noviembre le fueron transplantadas las células hematopoyéticas de su cordón umbilical a su hermanito, de cuatro años, en un hospital de Madrid.

Ahora Blanca está de nuevo embarazada. Los cordones de las dos niñas que nacerán pronto servirán para curar a sus hermanos mayores, que tienen 15 y 11 años. ¿Alguien ha pensado que esas criaturas no serán queridas o tratadas igual que sus hermanos mayores? ¿Alguien se atrevería a cuestionar la existencia de esos tres niños que han nacido para ayudar a sus hermanos a sobrevivir? ¿Habrá alguien que no entienda el dolor de unos padres cuando ven padecer a sus hijos, o que no valore el sacrificio de una mujer que se somete al complicado proceso de reproducción asistida y que ha de pasar por un quinto o sexto embarazo?

Después de leer el amplio reportaje sobre estos padres abnegados, generosos, altruistas, publicado ayer en la prensa, quiero sumarme, conmovida hasta las entretelas, a los comentarios encomiásticos de algunos amigos blogueros: de Josep, de Didi, de Rachel .

Y quiero decirles a esos personajillos nefastos que se han atrevido a cuestionar estos procesos de gestación, aludiendo a principios morales y a preceptos religiosos inventados por ellos, no por su dios, que más les valía ocuparse de los comportamientos anómalos e indecentes de sus colegas y de quienes los adulan y les dan poder y riquezas. Que condenen a los pederastas que se integran en sus filas, a los obispos abusadores de monjas en Africa, a los prelados que viven en la opulencia, a los dictadores a los que acogen bajo palio en sus templos, a los torturadores cuyas cárceles han bendecido. Y que dejen a los demás seres humanos vivir en paz.
Dibujo realizado por una niña operada y salvada de su enfermedad gracias a su hermanito, tomada de la edición dominical de El País.

32 comentarios:

copperhead dijo...

Es una maravilla pensar que esos niños puedan salvarse gracias a un hermanito... no entiendo que nadie pueda ponerse en contra de esto!
No entiendo que vueltas hay que darle a la religión para llegar a la conclusión de que seleccionar un embrión para tener un hijo y salvar a otro es algo malo...

Te animo a pasarte por el madridbiketour!!! y a todos los que viváis en Madrid también!!! Va a ser bastante divertido y dan una bici muy chula!

SBM dijo...

Estimada Cecilia

Conforme leía tu entrada he sentido como se ponían los pelos de punta de emoción. Sólo los que somos padres podemos saber de que forma "nos duelen" los hijos. Cuando he llegado al último párrafo he sentido tu misma indignación por esos "personajillos". Parece que con esa actitud prefieren aquello de "angelitos al cielo" cosa que me parece la más cruel de las maldades.
Como no me quiero poner de mala leche con esos "fariseos" (que es lo que son). Sirva esta vía para abrazar a los padres y darles todo mi apoyo (y la enhorabuena).
La noticia no es que integristas piensen y opinen según sus abobinables prejuicios, sino que ha nacido un niño, que van a nacer otras dos preciosidades y que sus hermanos estarán sanitos.

Álvaro Dorian Grey dijo...

Estoy con sbm, ellos, que no son ni siquiera padres, nunca sabrán el amor que se procesa a un hijo. Qu efacil es decirlo sin sentirlo. Ellos que los únicos problemas que tienen es que les quede bien la sotana... qué fácil es todo para ellos.
Saludos y salud

begoyrafa dijo...

Lo más llamativo es que van en contra de lo que predican, es decir, ellos que presumen de amar tanto la vida (en temas como los del aborto) ponen impedimentos a estos avances que no hacen otra cosa que dar vida. Encima lanzan mensajes subliminales que dan a entender que los hijos alumbrados para curar a sus hermanos, una vez que cumplan su misión serán desechados.
Un abrazo
Rafa

Isabel dijo...

Bravo,Cecilia,por hablar(escribir,pensar)alto y claro; me sumo a lo que dices y admiro profundamente el valor y decisión de padres como ésos; sobre todo, conociendo el abuso y maltrato que algunos otros han prodigado a sus propios hijos;incluido incesto,tráfico,venta,maltrato físico y psíquico,esclavitud,
abandono,drogadicción y no sé cuántas aberraciones más se les puede infringir a seres tan inocentes...
Amiga,más personas así es lo que necesitamos y menos "críticas" inútiles,hipócritas y absurdas.Un fuerte abrazo,amiga.

Euphorbia dijo...

Sólo quien lo vive sabe lo que significa la fustración de querer tener un hijo y no poder, lo que cuesta someterse al viacrucis de la reproducción asistida, más todavía si hay un hermano mayor al que salvar.

Mi hijo fue concebido mediante fecundación in vitro. De no ser por ella, no estaría en este mundo. Es un orgullo poderlo decir bien alto.

Mita dijo...

Viva la vida! Y olé por esa Sra.
Bss

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Nunca entenderé a los que se agarran hipócritamente a lo que ellos llaman defensa de la vida para querer la muerte.
Prosigamos con estas investigaciones científicas, que salvarán muchas vidas.

La Gata Coqueta dijo...

Estoy contigo al cien por cien y punto.

Toda la persona que sea madre o padre lo primero es salvarlos como sea ojo sin menospreciar a nadie al contrario es un ángel de la guarda que viene a ayudar a sus hermanos.

Luego hay muchas historias para sacar de la manga según convenga... por los estamentos sociales.

¿Y me pregunto yo? no hay otros temas más preocupantes... pues sí!! pero como ellos son los principales promotores ante tan grandiosa economía recibida facilmente aunque se estén muriendo grandes cantidades de gente por sobre...

No sigo porque no lo entiendo ni lo entenderé y me enfado.

Bonita es un placer volver a visitarte puesto que empiezo a sentirme un poquitin mejor.

Muchos besos y nos vemos.

Arcángel Mirón dijo...

Me sumo, totalmente.

ANABEL dijo...

Me sumo a lo que los demás dicen, apoyo tu opinión, doy mi más cordial enhorabuena a los padres y a los hermanos, a todos ellos.
Me pongo en el lugar de estos padres y no puedo por menos que pensar que si mis niñas tuvieran un problema similar yo haría lo mismo.
A los que se llevan las manos a la cabeza, ¡que les den!, que dejen de mirarse el ombligo y miren más alrededor, ¡que van a quedarse solos!.
Besos para todos

Incombustible dijo...

Si es que, ene el fondo no les preocupan los niños para nada, lo que les preocupa es que, gracias al avance científico, se vayan cayendo esos paradigmas que tanto tiempo les han sostenido.

Pero lo importante es que, como ya dijeron, hay niños, una familia con una esperanza y gente sosteniéndoles para ello.

Besos Cecilia y gracias por la información

Anita dijo...

Creo q es lógico y de sentido común buscar solución a estas enfermedades y si dar vida a un hermano puede salvar al otro, creo que es de lo más bonito que puede hacerse, además de generoso, bondadoso,etc...

Buff, con respecto a quien no lo ve así, y busca otras cuestiones "éticas y morales"... allá ellos.

Muakk

josep estruel dijo...

Cecilia.
Estoy que no se que decirte.
Solo me sale decir que quisiera que esto que has escrito diese las mismas vueltas que estos "premios"que nos repartimos unos a otros.
¡Esto si que sería un premio¡
Ahora mismo pongo en mi post un enlace con tu blog.
Eres genial,Cecilia.
Un beso.

LA CASA ENCENDIDA dijo...

Cecilia, creo que todas las personas deberíamos tener hijos. Seríamos más consecuentes,creo yo.
Eres genial con tus entradas.
Besicos

SELMA dijo...

Con que derecho estos... padres de la santa y apostólica etc... pueden opinar...Me revuelven las entrañas cada una de sus manifestaciones en el sentido propio y figurado...
Tu emotivo relato me recuerda a una compi mía que no tuvo tanta suerte, su hija mayor tenía leucémia, tuvo otra hija, de su médula se hizo un trasplante a su hermana pero... no salió bien...
Todo, se tiene que hacer todo y más con lo que la ciencia pone a nuestro alcance... y los cuervos que sigan graznando...

Un beso Cecilia y gracias por tu visita, me ha hecho feliz...

Tere dijo...

Siento una gran admiración hacia esos padres,¡qué grandes pruebas de amor!¡cuánto sufrimiento para mejorar las vidas de sus hijos! esos niños,los enfermos,y los que les ayudarán a vivir mejor son los niños más deseados del mundo,cuando sean mayores sentirán un orgullo infinito de tener esos padres con esa capacidad de sacrificio sin límites para darles lo mejor:una buena calidad de vida.
Me encanta lo bien que lo habéis tratado tanto tú como Josep,Didi etc.Un abrazo muy cálido por todo.

m.eugènia creus-piqué dijo...

Hijos muy queridos y amados hasta la muerte, dar vida para salvar otra vida es el ejercicio más bonito del mundo, cuanto amor hay en estos padres y cuanto amor hay en estos hermanos mayores sintiendose salvados por los pequeñitos,no entiendo a la iglesia ni la entenderé jamás solo se que cada vez estoy más distante de ella, bueno ahora ya ha llegado un punto en que estoy en las antípodas, no se como todavía les queda algun fiel que les sigue, será que no se han detenido a pensar.

Fernando Manero dijo...

Que digan lo que quieran, que bramen contra el avance de la ciencia y de la historia, que se desgañiten en sus sacristías contra los esfuerzos del ser humano por su libertad, por su bienestar y felicidad, que excomulguen a troche y moche mientras contemplan las horrorosas vidrieras de Argüello en la Almudena. Siempre lo han hecho. Qué mas da. El mundo se mueve, como dijo Galileo, pese a quien pese. Y así vamos avanzando en esa lucha por mejorar la calidad de vida de una sociedad que lo necesita. Felicidades a los padres de esos niños, felicidades a esos niños y a quienes los quieren, felicidades y gratitud a la ciencia que nos permite mirar al horizonte y perder de vista a los que se aferran a sus paranoias mientras disfrutan de gabelas inmerecidas.

Mari Carmen dijo...

¡Qué bien! Me alegro muchísimo por esa familia, de verdad. Y por todas aquellas que se puedan encotrar en la misma situación y logren salir adelante por estos medios. Hay muchas voces, que todos sabemos de dónde vienen, en contra de esto, pero como van a estarlo siempre, lo mejor es dejarlos de lado, y continuar con lo que es correcto: salvar vidas.

Un abrazo :)

Diana Puig dijo...

Ahí estás tú...muy bien cecilia, cuanta falta hace dar explicaciones directas y justas para todos, por supuesto que estoy contigo pero no solo por el objetivo de tu post sino por la gran explicación que das, con puntos y comas. Enhorabuena cada cosa la dejas en su sitio, un abrazo muy fuerte y gracias por nombrarme. didi.

Ferragus dijo...

Emocionante relato de vida, Cecilia. Pensando en el infinito amor, que gracias a Díos poseen esos padres, invocan a la vida para traer más vida y con ello, la prolongación de la existente. Prefiero quedarme con la alegría de aquellos padres, la sonrisa de esos hermanos. Lo demás… ¿Lo demás? No recuerdo.

Un beso Cecilia.

Pablo A. Fernández Magdaleno dijo...

Estos avances son magníficos y salvan vidas. El problema llegará cuando las técnicas se popularicen y lleguen a malas manos. Pero para eso queda tiempo.
Saludos

Sibyla dijo...

Me parece una alternativa maravillosa, llena de amor y generosidad. El hecho de que un hermano pueda salvar a otro es una muestra de entrega y amor incalculable; no entiendo como pueden existir personas que cuestionen esa postura.

Son hijos tan o más queridos, pues gracias a ellos pueden salvarse los hijos enfermos.

Felicito a Blanca y a su familia que ha llevado a término esa valiente determinación!

Un abrazo:)

fernando dijo...

Es de pura lógica, si ayuda a salvar a dos niños es una gran noticia y un enorme avance. No le veo nada mal, sino al contrario. un beso.

Jordim dijo...

Cada vez que leo algo así pienso en curas... y me pongo de los nervios..

saludos..

brujaroja dijo...

Cuando el otro día leí lo de los niños medicamento, casi me da un ictus... Hay que joderse, la verdad... Si estas noticias, que son las que te reconcilian con el ser humano, por la capacidad de hacer cosas bien, de ser generosos, de ... Y que vengan esos grandísimos hijos de... a contarnos ...

Qué ganas de que toda esta gentuza se pierda en la negrura de sus sotanas y en la negrura de sus pensamientos y nos dejen en paz de una puta vez...

manuespada dijo...

Todo lo que sea salvar vidas, ¡qué tiene de malo? Lo que ocurre es que la Iglesia y Cía. siempre quieren imponer su punto de vista moral sobre SU concepto de vida. Qué coñazo de gente, por no decir otra cosa más fuerte.

beth dijo...

Aunque el mundo entero se oponga esto es maravilloso,como es de lindo este mundo blogger,gente como tu es la que hará este mundo mejor,que feliz estoy de llegar aqui.cariños para ti.
beth

Laura dijo...

Cuánto ruido hay que callar con datos con los que tú aportas. Pero, aun así, hay mucho por hacer porque la ignorancia de muchos alimenta las estrategias de estos seres.
Un saludo y mi más sincera enhorabuena a los padres y madres generosos, a los hermanos que viven felices y a los que consiguen, investigando, que esto se lleve a cabo.

Antònia P. dijo...

Amén.
Y aplausos. Que se ocupen de su casa antes de meterse en casa ajena.
Un beso y aplausos por este post.

Miriam dijo...

Increíble Cecilia... esos padres son maravillosos, realmente... y que bueno saber que estos métodos tan cuestionados por algunos no solo sirven para tener hijos, sino también para salvar a sus hermanos.
No tiene idea de lo que pasa una mujer al hacerse una fertilización asistida, el que habla criticando. El amor puede demostrarse se muchas maneras, y esta es valiente y generosa.
Besos