miércoles, 24 de septiembre de 2008

No es ficción on line

Tengo la costumbre de guardar recortes de periódicos con artículos de culturas, críticas de libros o películas, entrevistas, asuntos que me resultan interesantes y que me gusta leer más de una vez. Hace un par de días se me escurrió de una carpeta un artículo que, cuando se publicó, no me impresionó tanto como ahora. Porque entonces yo no frecuentaba blogs, ni comentaba ni me había metido en uno propio.

El artículo, firmado por Hernán Casciari, un escritor y periodista argentino de 37 años, habla de la literatura en internet. Gracias a él me he enterado de que colgar textos de ficción y relatos en un blog no es ficción on line. No lo es, amigos. No es ciberliteratura. Leedlo vosotros también.

"La ficción online es otra cosa, incluso mucho más desafiante que escribir: se trata de utilizar recursos nuevos para hacer rodar una historia a través de códigos que no se han utilizado aún. La relación entre el personaje y sus lectores debe estar viva, presente y resultar atractiva y veloz. En ese escenario, el nombre de un autor, la presencia de una firma, sólo es un obstáculo en la suspensión de la realidad."

En los últimos años, me he disfrazado de un ama de casa argentina, de una princesa asturiana, de un vidente vasco y de un enfermo mental catalán. Esas blognovelas ya han concluido pero siguen estando en la Red. Mi nombre, no. No hace falta. Las posibilidades literarias en una bitácora son infinitas. Sólo cito estos tres ejemplos míos, pero tirando del ovillo de la creatividad aparecerán miles, como hormigas en la tierra roja".

¡Ha sido princesa asturiana, como tú BrujaRoja! ¡Se ha disfrazado de ama de casa argentina, Isol!¡Se ha fingido catalán, Josep, Geni!

Así que no nos podemos fiar de nadie. Igual uno te hace creer que es un jubilado uruguayo y resulta ser tu vecina del piso de abajo que está metida en una blognovela. O te crees leyendo a un poeta ruso y es un colega que se fue destinado a Canarias cuando sacó las oposiciones.

Aunque también podemos invertir el papel: podemos ser nosotros los que simulemos ser quienes no somos en la vida real para hacer ficción on line. Voy a pensar de qué querría yo disfrazarme. ¿Os animáis vosotros?

Si queréis leer el artículo, pinchad encima.

34 comentarios:

Mita dijo...

ajajja, Cecilia, gracias!
Yo me voy a disfrazar de hada sueca.:)
Besos

ANABEL dijo...

¡Uy! pues no sé, no sé de que disfrazarme. A veces pienso que tengo menos imaginación que un pez frito.
Por otro lado me pregunto ¿es conveniente que descubra mi disfraz?.

LA CASA ENCENDIDA dijo...

A ver Cecilia, yo me disfrazaría de... ummmm,se me ocurren algunos disfrces pero va, ¡de mosca-detective para ir averiguando que piensan realmente algunos politicos y personas que nos llevan al caos!
... y hablando de detestives..., ¿Porqué no de Bruma? Un personaje de los comic que leia cuando esra jovencita, ufff, no estaría mal!!!!
Besicos

Álvaro Dorian Grey dijo...

Me gustaría ser escritor de poemas en el barrio de La Alfama en Lisboa, llevar un gorro de paja y pasear regalando claveles... ¿por qué no???

fritus dijo...

Aparezco fotografiado en mi blog y aparecen multitud de detalles sobre mi vida, entre otras cosas, para que nadie pueda llegar a creer que es una impostura...Puestos a disfrazarse, me gustaría hacerlo de echadora del tarot o algo así...la gente tiene tendencia a explicarles sus más íntimos secretos.

Un saludo

.:*:.Hada Isol .:*:.¸.¸.•*´¨***¨ dijo...

´Pues esto es internet,nunca sabes si haz de fiarte de lo que te escriben o no,pero es como la vida misma o no hemos visto muchas veces a algunos vecinos simular ser la pareja feliz cuando puertas para adentro vivían un infierno?
O esos vecinos que parecen ricos de como visten y como hablan,y por "estilo de vida que llevan" y en realidad casi no comen y viven miserablemente para mantener ese "nivel",o al revés ese que parece que no tiene nada y te pide prestado de todo y en realidad se dá la gran vida!
Pues en esta red ,como en el mundo debes ser vivo y leer entre líneas,nadie puede mentir eternamente,en algún momento algo se le vá a escapar,aunque si es un buen escritor pues no lo sé,aún así hay tantas personas que de seguro son autenticas,que merece la pena creer.
En cuanto a disfrazarse en la red,ya lo hice,soy un hada virtual y vuelo de blog en blog,y trato de llevar lo que las hadas llevan magia y sonrisas!
Aunque en realidad como bien sabes no tengo alitas,ni soy diferente a los demás,a muchos les hace bien mi companía en los momentos más dificiles.
Esa es una habilidad que descubrí en la red soy muy capaz de brindar ayuda,y de reconfortar el alma del otro,habilidad que bien me gustaría aplicar a mi alma y en la solución tambien de mis problemas!
Pero en eso estoy,todo lo aprendido en esta red ha sido un crecimiento!
Sabes me gustaría encontrarme con las páginas de este hombre para ver como es que inventaba!
Un abrazo Cecilia,es genial este post!

Laura dijo...

Buenooooo, si yo aparezco disfrazada de un personaje de animación japonesa que es fruto de un hechizo de magia aplicado a un chico gamberro y luchador, cuyo padre está hechizado también y se convierte en oso y cuyo mayor rival se convierte en cerdito a causa del mismo hechizo.
¿Te parece poco el alter ego que me he echado?
A mí me parece una responsabilidad terrible.
Por otra parte, no soy más que lo que véis, pero es que hay mucho que aún no habéis visto. Jejejejeje.
Un beso

Ferragus dijo...

Disfrazarme en Internet, creo que no. Seria agotador, me aburriría en un par de días. Otra cosa en una fiesta; y en ese caso, me gustaría un disfraz de arlequín.

Un beso, Cecilia.

begoyrafa dijo...

Antes que nada´, si os gusta estar el tanto de las series de televisión made in USA, recomendar el blog de Casciari, Espoiler, en el País Digital y recomendar también su novela, España, perdiste.
Y dentro de la petición, no lo dudo creo que sería sacerdote en una especie de blog confesionario. Pero sin alzacuellos.
Un abrazo
Rafa

Fernando Manero dijo...

En tiempos de ficciones, de sorpresas, imposturas y simulaciones... ¿de qué cabe extrañarse?. Si el juego divierte y el disimulo alienta la imaginación, ¿para qué retraerse cuando es posible vivir varias vidas a la vez y demostrar que somos lo que no somos para deleite de nuestra ilimitada capacidad para crear mundos imaginarios?

Anita dijo...

Pero los disfraces no eran para carnaval??? Ayy, cómo se van perdiendo las viejas costumbres,jajja!!!

Muakk

Abuela Ciber dijo...

Las locuras de esta epoca!!!
POr suerte se quien soy!!!
Pero es cierto lo que decis, yo lo e estado comprobando en los que hablan de sexo o escriben supuestos amores en poesias incendiarias.
Eso atrae como pan caliente.

Por las dudas realmente vivo donde vivo, tengo la edad que tengo y soy como me manifiesto.
Que felicidad!!!

Cariños

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Va a ser que no sé ya quién soy y por eso ando buscándome hace tanto tiempo. Ahora, en la Acequia.

Manuel Ortiz dijo...

Esto confirma mis sospechas de que usted ni se llama Cecilia ni se apellida Sol, ni nada de nada. ¡Impostora, la mala conciencia le atormenta!

En cuanto al disfraz, siempre he deseado disfrazarme alguna vez de Concepto. Así, con mayúscula y todo.

Un saludo.

Arcángel Mirón dijo...

Yo juro que soy yo.

:)

Antònia P. dijo...

Es como un juego a los que slíamos jugar la gente de mi generación. n día ermos espadachines, otro princesas, otra romanos...Dependía de la última película que hubiesen echado en el cine.
Besos

manuespada dijo...

Yo me disfrazaré de paella caldosa, tengo querencia, así me como.

Cigarra dijo...

¿no es bastante disfraz el que nos ponemos cada día para relacionarnos con los otros?
En cualquier caso yo lo tengo claro, por más que intento disfrazarme de hormiga para acudir al trabajo todos los días, siempre acaba aflorando la cigarra que llevo dentro, ¡y acabo cantando al sol!

josep estruel dijo...

Hola Cecilia¡
En la vida no hay que disfrazarse de nada.Aunque la verdad es que muchas veces la misma sociedad te lo impone.
Yo por ejemplo,muchas veces por "Ir con un lirio en la mano" -que supongo que esto no es un disfraz-
(aunque lo puede parecer),no he quedado demasiado bien parado.
Quiza si que hay que disfrazarse un poco.Vamos,lo justo para salir del paso.


Creo que quien mas,quien menos,nos lo hemos tomado a broma.
Y no tendría que haber sido de esta manera.
Estoy seguro que lo has escrito,muy en serio.Pero Cecilia,
aqui como en todas partes el disfraz es el deporte nacional.
Una abraçada/Un abrazo.

El Diablo Des. dijo...

Vengo a dar fe de que yo soy quien yo creo que soy.

Un poco también de quien tu creas que soy.

m.eugènia creus-piqué dijo...

Hola amiga, paso a saludarte, empiezo a estar un poco mejor, me ha gustado el post.

Fotopaco dijo...

Siempre ha habido escritores anónimos o escondidos tras un seudónimo, lo que pasa que Internet le brinda esta oportunidad a cualquiera, antes había que ser como mínimo columnista en un diario, y si nos remontamos a la Edad de Oro, primero había que ser alguien para después ser anónimo.
En Internet, una vez que pierdes la inocencia es difícil creerte a nadie. Mi nombre es Paco, y durante los años que llevo concetado a Internet me he hartado de escuchar:"Paco, sí, ¿pero cuál es tu nombre real?".
Saludos
P.D. También yo he conocido alguna disfrazada de princesa asturiana :)

Incombustible dijo...

Pues no sé yo de qué me disfrazaría en internet, tengo poca discreción y, como Fritus, he puesto algunas fotografías de mi familia y mías de tal manera que "esconderse" vendría a ser mucho trabajo a estas alturas. De hecho creo que tengo más libertad de decir las cosas que quiero, en la forma en que deseo, en mi blog. No es que vaya por la vida "real" con un antifaz pero, a veces, no se puede decir todo a la gente con la que convives diariamente, o hay que decírselos de manera más sutil.

Luego está eso de oreferiri la "incomodidad" que, si hablamos del lugar donde vivimos puede ser cierto: yo prefiero el cine, a quedarme en casa con el DVD y un libro a leerlo en una web pero, ¿Y la maravillosa experiencia de conocer gente que vive al otro lado del mundo? Yo pienso que, en elo, radica lo maravilloso de este medio de comunicación.

¡Ah! También doy fe de que soy la que digo, en mi perfil.

Besos Cecilia y, como siempre, un post magnífico

angela dijo...

lA VERDAD ES QUE ES MUY FÁCIL DISFRAZARSE DE LO QUE UNO NO ES PEOR CREO QUE TARDE O TEMPRANO TERMINAMOS SIENDO LO QUE SOMOS O LO QUE QUERIAMOS SER . FELIZ FIN DE SEMANA.uN ABRAZO aNGELA

CARMEN dijo...

Te parece bien de capitana pirata, jajajaja.
Muy bueno tu post, me ha gustado mucho.
Un abrazo, Cecilia.

copperhead dijo...

Regresé...
qué tal todo?

Merche Pallarés dijo...

Querida Ceci yo soy tan primaria y tan simple que no me invento nada (desgraciadamente, no poseo el don de la imaginación a ultranza...) y te puedo asegurar que lo que cuento en mi blog es rigurosamente cierto. Tambien hay gente (Rosa Montero, por ejemplo) que dice desde su atalaya mediática, que no es cierto que los que contamos nuestras historias sean del todo verdaderas sino disfrazadas de ficción. Te puedo asegurar que en mi caso, mis recuerdos, mis vivencias son auténticas, no me invento nada. Hasta ahora, puedo presumir de una memoria endiablada y me aprovecho para escribirlas en mi blog. Besotes, M.

dudo dijo...

pues... si en mi blog no apareciera (nombre y apellidos aparte) mi foto mirando al amigo pericles, me disfrazaría sin dudarlo de calvo barrigón soltero de cuarenta y cinco años buscando ciberninfas desprevenidas para intercambiar fotos guarras...

mreina dijo...

La comunicación está cambiando, nuevos medios, nuevas posibilidades...¡apasionante¡ pero yo sigo siendo la misma...jejejejej

LA CASA ENCENDIDA dijo...

Si Cecilia, tienes toda la razón. Me encanta escribir, otra cosa es que lo haga medianamente de forma digna.
Besicos guapa

Marian dijo...

Yo creo que en Internet como en la vida misma hay de todo. Bien es cierto que no vemos a la persona autora de los escritos que leemos, pero disfrazarse es sólo para un momento, no se puede fingir eternamente, se dice que antes se pilla al mentiroso que al cojo y yo creo que es cierto al final se mete la pata porque es muy difícil acordarte en todo momento del "personaje" que se interpreta.

Tere dijo...

A mí no me gustaron nunca los disfraces,ni siquiera en carnaval,tengo mucho sentido del ridículo y mucho menos intentar pretender escribir.He nacido para leer.
Quizá he recorrido pocos blogs,no he visto tantos que,a mi juicio,puedan parecer literarios ¿dos? ¿quizá tres?.
Escribir es algo más que combinar bien las palabras.
Saludos

Euphorbia dijo...

Eso que llama este hombre ciberliteratura, es engaño y fraude directamente.
Yo tengo poca imaginación para practicar este arte, además estaría siempre sufriendo por si me descubren, qué vergüenza me daría.

Miriam dijo...

Yo me disfrazaría de hombre, a secas para sacar de mi esa parte desconocida y pensar y decir desde el otro lado.
Besos