martes, 5 de agosto de 2008

Pagar en la catedral

" Cada español -católico o ateo, judío, protestante, musulmán o budista- pagará este año 3,5 euros para el sostenimiento del clero y culto católicos. Es un 34% más que hasta ahora. Lo pactaron el Gobierno y los obispos en 2006. Además, el nuevo sistema tiene carácter de "estable", bendecido con un intercambio de notas entre el nuncio del Papa y el ministro de Asuntos Exteriores español. (...)-Impuesto religioso. Con el nuevo sistema, el coeficiente del IRPF que recibe el episcopado de sus fieles se eleva del 0,5% al 0,7%. A este sistema se le llama impropiamente impuesto religioso. La realidad es que el católico no añade ni un euro de su bolsillo en el IRPF. Es Hacienda quien lo resta de los ingresos públicos totales, a petición de un creyente que, con ese mecanismo, aporta al Estado el 99,3% de su cuota fiscal, no el 100% como el resto de los españoles".

Estos datos pertenecen a un artículo de Juan G. Bedoya, publicado en el diario El País el pasado 3 de enero. No he encontrado cifras exactas sobre las aportaciones económicas del estado a la Iglesia católica, pero me suena que, además de pagar los sueldos de los profesores de religión, subvenciones para organizaciones sociales, hospitales e instituciones de beneficencia, sueldos de capellanes castrenses y curas en cárceles, además de todo eso, el estado paga a la Iglesia católica unos 200 millones de euros para la conservación de su patrimonio inmobiliario y artístico y los ministerios estatales y los gobiernos regionales ponen siempre dinero cuando se acometen obras y reformas en iglesias, templos, colegios, monasterios...

En la catedral de Avila he visto esta mañana un cartel sobre ciertas obras que está financiando el Ministerio de Cultura. Luego, he ido a la puerta y he visto un cartel que pedía 4 euros por la visita. ¿Es que no hemos pagado ya bastante a la iglesia de Rouco, no le hemos dado ya bastante dinero los españoles como para tener derecho a ver el interior de las catedrales sin abonar una entrada?

¡Me parece tan indignante...! Menos mal que la vista de las murallas hace olvidar tanto coraje

22 comentarios:

Fotopaco dijo...

Y eso porque no te habrá dado por subir a la muralla, menuda sorpresa me llevé yo hace unos cuatro años cuando nos cobraron 5€ por subir. Bueno, yo no pagué, para discapacitados es gratis subir; eso sí, si eres capaz de hacerlo :)
Yo me crié en Ávila, pero entonces no cobraban por subir.

Saludos

Mita dijo...

Bueno Cecilia, pagan por tomar cervecitas, beber alcohol, los cigarrillos, ir a la disco, ir al fútbol, impuestos de lujo, etc, etc....en fin...La visita al patrimonio artístico debería ser gratis para todos, como los museos, claro.
Besos.
Mita

fritus dijo...

Recuerdo una visita a la basílica del Pilar durante mi servicio militar en Zaragoza, hace ya casi dos décadas...el silencio sepulcral del templo estaba interrumpido con el sonsonete,...el qitiquiticlink ! de una caja registradora de los vendedores de cirios...y me vino a la cabeza aquel pasaje evángelico del buen Jesús, perdiendo los estribos con los mercaderes del templo( era hombre, al fin y al cabo) "Esto es la casa del Padre y la habéis convertido en cueva de ladrones".

Un abrazo

Abuela Ciber dijo...

Nunca pense en un impueto así, espero que por acá no se despabilen, bueno nuestro Estado es ateo.
Cariños.

dudo dijo...

Yo no sé porqué tengo que financiarles nada a éstos señores. Y con respecto a los edificios, al arte que acumulan y guardan como urracas decidiendo cuándo, cómo y a cuánto lo podemos visitar (hace un añó me tocó ponerme chaqueta para entrar en una iglesia cercana a Burgos, no fuera a ser que mis hombros desnudos escandalizaran a algún santo de madera), expropiación y a hacer puñetas. Jolines.
Por cierto, Cecilia, muchísimas gracias por compartir el árbol de la vida. Lo guardo en mi corazoncito.

Ferragus dijo...

Complejo el problema que te ocupa, estimada Cecilia. Visto desde lejos, se podría aceptar una realidad indiscutible: El financiamiento del clero. Quizá lo que irrita más a la ciudadanía no es el financiamiento en sí, sino más bien, la metodología materializada en leyes o decretos; los cuales se tornarían poco claro al momento de, por ejemplo, hablar de reajustes. Ni hablar del cruce inevitable entre patrimonio, por un lado, e iglesia por otro.

Un beso, Cecilia.

PS
No creo en la gratuidad en el ámbito económico: Alguien deberá pagar.

María Teresa dijo...

Aquí,en Palma de Mallorca hace muchos años que se paga por entrar(cuando está abierta,claro)porque si algún católica quisiera entrar a rezar tendría que esperar al horario establecido.
Por un lado es natural en estos tiempos ya que hay mucho amigo de lo ajeno que no respeta iglesias ni catedrales,hace décadas igual que no se cerraban con llave muchas casas en los pueblos,tampoco se cerraban las iglesias,pero hoy día hay mucha codicia .
A mí también me indigna que los que organizan la Iglesia sean tan pedigëños con el Estado,con los feligreses,con todo,imponen sus fotógrafos en las celebraciones,etc,etc.
Es algo complicado el tema,la mayoría del Patrimonio que tienen es de toda la humanidad y es costosísimo mantenerlo a flote.
Limpiar la piedra de la catedral de Palma que está pegadita al mar es terriblemente costoso y de mucho tiempo y trabajo.
Realmente es una cuestión digna de estudio esta de cómo mantener cuidado el Patrimonio Cultural y aparte los sueldos,etc .
Tengo un hermano que vive en Ávila y hace cuatro años estuve viendo Las Edades del Hombre,me encantó,esas obras merecen la pena ser cuidadas.Un saludo.

Marcelo dijo...

Excelente informe, y el aporte de Fritus, a su altura como siempre...
Veo en qué has utilizado el tiempo en tu fin de semana, criticando a la competencia de nuestra iglesia.
Felicitaciones!

angela dijo...

Cecilia, yo este año me reí muchísimo cuando en Cordes por cada 50 metros más arriba te cobraban por aparcar un €. Tómate la vida un poco a broma porque si no es así nos amargamos.Que tengas un buen día.Un abrazoAngela

Arcángel Mirón dijo...

Creo que es injusto hasta cierto punto, ya que los munomentos y patrimonios culturales deben mantenerse con dinero.
Claro que el abuso de cobro es injusto, eso sí.

(Me encantó el árbol de la vida).

:)

Miriam dijo...

Cecilia, es un tema complejo. El abuso siempre molesta. Habría que ver como son las cosas con esto del impuesto. Ahora que además te cobren para entrar ya pasa de castaños oscuro.
Besos

Merche Pallarés dijo...

Ceci, es todo tan complicado... pero, lo único que sé es que pronto nos cobrarán por respirar ya que estamos inhalando oxígeno y con la tala masiva de arboles, cada vez va quedando menos... Besotes, M.

begoyrafa dijo...

Yo siempre parto de la base de que la Religión Católica forma parte de nuestra historia y que muchos de los edificios que gestionan forman parte del patrimonio cultural y turístico de los lugares donde están ubicados.
Pero nada más. Se les subvenciona por el mantenimiento y después se les exigen cuentas como a todo el mundo. Y lo de los cirios con moneda o lo de las visitas culturales, con recibo y a justificar ingresos.
Un abrazo
Rafa

Juan Luis dijo...

El lo malo de ser el guía espiritual de uno mismo; que no trincas nada.

Saludos.

Incombustible dijo...

Y yo creo que este es un buen ejemplo de como una bellísima idea, al "institucionalizarse", se corrompe y mercantiliza.
Si se tratara de conservar un patrimonio cultural, no habría problema.Pero, como patrimonio cultural, en este caso de los españoles, tendrían que tener la posibilidad de disfrutarlo.

PD:
El comentario de juan luis muy, pero que muy bueno jajaja

brujaroja dijo...

Qué quieres, a mí me cabrea. No conozco las cifras de lo que ha pasado este año con la declaración de la Renta. Por un lado se subió del 0.5 al 0.7, pero se supone que no había luego nivelación, es decir, que lo que hubieran aportado los creyentes era todo el dinero que iban a cobrar... Yo tenía la esperanza de que fuera una debacle, pero no sé si ha sido así. De todos modos, me imagino que seguirán encontrando el modo de financiarse. Una experiencia de tantos siglos de supervivencia financiera da para mucho...
(El Hermano Marcelo debería tomar buena nota)

Laura dijo...

Estado laico, ¡ya!

Euphorbia dijo...

A mí también me cabrea esto. Yo tenía la costumbre de entrar en la catedral de Barcelona, por el simple placer de pasear por su interior y ahora a según que horas la cierran y hay que pagar y no me da la gana, si acierto a pasar en una hora gratis entro y si no que entre la tía del obispo.
En la catedral de Westminster ya hace años que te pegan unas clavadas impresionantes y encima, mientras la visitas tienes que ir aguantando por la megafonía los rezos de los curas. Además de cornudo, apaleado.
Besos

Nacho G.Hontoria dijo...

Pasa lo mismo en Segovia, que hay que pagar por entrar en la catedral excepto si entras para rezar. ¿Cómo saben si yo voy a rezar o a visitar la catedral?
Además, dices que las murallas son muy bonitas: de acuerdo, pero también hay que pagar por entrar.
Mi culmen fue la semana pasada en San Sebastián, donde tuvimos que pagar por entrar en el Monte Igeldo y por pagar 20 céntimos para miccionar en baño sucio. Todo ello para que luego te cobren 1,80€ por un minipincho.

Antònia P. dijo...

Con la Iglesia hemos topado...
No voy a hablaros de Lleida con el follón espectacular que se ha montado con las obras del Diocesano que la santa Madre quiere desmembrar.
Yo también pagué unos eurillos para visitar la Catedral de Burgos. Valió la pena porque es una maravilla así como pagué hace la tira de años, si no recuerdo mal por visitar la de Palma, la de Toledo y la de Tarragona. En Santa Maria del Mar en Barna nos echaron directamente no sé por qué.
La peor visita que recuerdo fue en Torreciudad (jo con los de la obra..) porque además de pagar, creo, es horrible.
Besos

Sibyla dijo...

Sí, a mí también me parece indignante!

Las murallas de Avila, cuando las ví por primera vez, me parecieron una de las construcciones más bellas que puedan existir.

Un abrazo:))

Álvaro Dorian Grey dijo...

Aún se mantienen acuerdos del año 74. Ningún gobierno quiere separar estado e iglesia, y por lo que veo, este gobierno ya tiene bastantes problemas y sabe que la iglesia es muy fuerte y ejerce una gran influencia.
Me parece bien reconstruir y remodeladar ciertos patrimonios pero encima que tenga que pagar lo que están haciendo con mi dinero, es como si tienes obras en casa y los albañiles te cobran por entrar.
saludos y salud