domingo, 15 de junio de 2008

Ultima tarde de feria

Era la última tarde de la Feria y decidí dar un paseo entre los árboles y las casetas. Pero lo mismo habían pensado las miles de personas deambulaban por el Retiro, impidiendo ver los mostradores de los libros, atascando los pasillos, causando una cierta sensación de claustrofobia.

No obstante, volví a recorrer el paseo, y logré acercarme a algunas casetas de editoriales no muy famosas porque a ellas se arrimaban pocos visitantes. Cuando es ese, precisamente, uno de los encantos de la Feria: la comparecencia de los editores de mediano y pequeño calibre, exponiendo un montón de títulos que, por lo común, no suelen encontrarse disponibles en las librerías de los barrios.

Otro de los encantos de la Feria, sin duda, es conocer de cerca al escritor de un libro que te ha gustado, verle la cara, oír su voz y pedirle que te dedique una obra que no tienes o que deseas regalar a alguien. Esta tarde había unos cuantos escritores firmando libros: Julio Llamazares, Alvaro Pombo, Juan José Millás, Rosa Montero, Matilde Asensi... Pero también había otros que de escritores tienen poco. Yo no los quiero nombrar pero voy a dar pistas: había una "señora" que se hizo famosa por estar en un concurso indiscreto de televisión y por sus salidas de tono en las tertulias de prensa rosa. Había otro "señor" que es famoso por ser un grosero con chicos que aspiran a poder cantar en un escenario. La primera no tenía compradores, pero el segundo... ¡tenía cola de clientes!

Se acabó la fiesta de los libros. Ahora toca leerse todos los que hemos comprado durante estos días.

18 comentarios:

Marcelo dijo...

Hola Cecilia! Sí, de esos "escritores" está lleno el firmamento literario, y ni siquiera escriben sus obras...Esas editoriales pequeñas son un placer, cuando encuentras el anhelado libro entre sus títulos, escondido.
Un saludo

fritus dijo...

Los autores mediáticos, la sociedad mediática. Para que coño hace falta leer, lo verdaderamente importante es si la Selección ha ganado dos partidos o que vestido de novia llevará Belén Esteban,...mamá, creo que somos los salvajes de Huxley del post anterior, lo único que todavía no nos persiguen. Tiempo al tiempo.

Yo confieso que leo menos libros que antes, pero lo compenso, entre otras cosas,leyéndola diariamente, o casi, a Ud. Doña Cecilia. Escribes muy bonito, y, a la vez, muy cercano. No es fácil.
Un abrazo

ALBERTO LÓPEZ dijo...

Por desgracia hay gente que les infla los bolsillos a estos fulanos y fulanas de la cja tonta. Pero paciencia, son personajes efímeros. Lo malo es que tras estos personajes efímeros vendrám otros también efímeros, y otros, y otros, y otros, y otros...

brujaroja dijo...

A veces cuando alguna persona me reprocha que no me lo tome en serio, que no publique, siempre le digo lo mismo: "en los tiempos que corren, lo elegante es no publicar". Al final uno tiene que acabar compartiendo mesa de firma con cualquier Matamoros... :)
¿El signo de los tiempos?
No sé, puede ser. ¿El grano y la paja? ¿Las voces y los ecos?
Quiero creer que pasará, como otros sarampiones que hemos vivido...

Antònia P. dijo...

Estos escritores mediáticos aprovechan y se llenan el bolsillo a costa de la gente que los ve y que compra sus libros. No sé si es el caso de los dos que mencionas aunque creo que muchos de estos autores de ocasión ni siquieran escriben lo que se publica con su nombre.

Mari Carmen dijo...

Este año no he visitado la feria, no me apetecía, pero eso no ha impedido que me siga comprando libros ni que aproveche cualquier resquicio para leerlos. Soy lectora compulsiva, a veces sigo dos libros, en español y en francés, y tengo muchos otros, en inglés, francés y castellano esperando su turno.

Un abrazo,

begoyrafa dijo...

Yo en este tema no tengo del todo clara mi postura.
Por un lado está claro que estos señores mediáticos de escritores tienen bien poco y probablemente les escriban los libros. Ahora bien, una editorial puede tener perfectamente dos líneas; una en la que ganen un dinero que después pueden invertir en otros autores que a lo mejor no les resultan tan rentables.
No quiero comparar a Risto Mejide con Ruíz Zafón o Dan Brawn, pero el otro día decía Goytosolo que le pareciera muy bien que existieran esos fenómenos editoriales porque eran los que permitían que é´continuara publicando.
Ya sé que es una visión un tanto utópica, pero aún habito la ingenuidad editorial
Un abrazo
Rafa

Felipe dijo...

Una de mis ilusiones, de momento aparcada en el capitulo III, es publicar una novela y un poemario.
Si alguna vez lo consigo, no me gustaría estar en una caseta firmando ejemplares, no va conmigo.
Voy por libre, dificil empresa esta.
Un saludo

m.eugènia creus-piqué dijo...

Pues me has dejado en ascuas al señor lo he conocido enseguida pero a la señora del concurso pues ni idea pero me da igual, seguro como dicen los anteriores comentaristas que no son ellos los que han escrito su libro.Una pena pero es así.

Álvaro Dorian Grey dijo...

Lo magnífico de esta feria es el caracter festivo de la misma, la gente sale, pasea, compra, se para y hace fotos, los peque se entretienen, los amantes se entremezclan con los famosos escritores, hay escritores que, por desgracia, escriben y tienen fama, hay escritores que, por desgracia, no tienen editorial.. hay de todo y en un kilómetro..
Hasta el proximo año feria.
saludos y salud

SOMMER dijo...

Eso es lo verdaderamente lamentable. No que Risto Megide escriba libros, que al fin y al cabo puede hacerlo el que quiera, sino que haya gente que los compre.

Sinceramente, no merece ni que comentemos. Pero hay otros autores de renombre que son absolutamente infumables: por ejempo Antonio Gala.
He sido incapaz de acabarme un libro de él, y mira que lo he intentado con unos cuantos. No se a que se debe su fama. Es absolutamente horrible su forma de escribir.

En fin... Abrazos asturianos.

Laura dijo...

Ya se sabe, Cecilia, que el dinero mueve al mundo. Esto es sólo un reflejo más de los intereses de las editoriales en recaudar y no en cuidar el arte de escribir. Como las discográficas hacen con los chicos que quieren cantar en ese programa que tú mencionas, a los que insulta el tipo ese que resulta que escribe y publica...
Es un ciclo de intereses creados y poco gusto por lo estéticamente bien hecho.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Eso es bueno, después del bullicio: el paseo y la lectura. Yo prefiero, siempre, los editores pequeños.

Anab dijo...

Por cierto, quería pedirte permiso para enlazarte desde mi blog. No encuentro el mail en tu perfil, así que abuso de tu página de comentarios.
Espero tu respuesta

Anab

Anab dijo...

No veo el comentario que te acabo de hacer, así que me repito. Me das una envidia bárbara, quiero pasear por el Retiro, y ver una feria de los libros de verdad. Iremos y abuchearemos a Risto y la otra, o mejor aún, los castigaremos con nuestra indiferencia.

Besos gordos

copperhead dijo...

Por lo que veo te has hecho muy popular...

Un saludo desde mi balcón diminuto!!

Y viva la feria del libro!

memoria dijo...

Abrir un libro, olerlo, empezarlo y a veces detenerte en la primera línea porque sabes que ya estás -sin remedio- atrapada... cómo me gusta
tener libros nuevos.

Pues ya sólo espero las reseñas, que hasta ahora he descubierto por aquí varias que no me han defraudado.

Un beso, Cecilia.

aroa dijo...

a mí también me toco ver a alguno de esos sujetos de los que hablas... esa señora achannelada

qué pena que se cuelen personajes rotos entre las páginas
me encanta tu blog cecilia!