jueves, 15 de mayo de 2008

Fiesta en Madrid

Madrid está hoy de fiesta. Muchos madrileños han cogido el coche y se han escapado a otras ciudades porque es costumbre por estas latitudes aprovechar cualquier día libre para conocer mundo o respirar aires menos contaminados en las playas o en las montañas.


A San Isidro lo tiene Madrid de patrón desde el siglo XVII. Este buen hombre era un hortelano, a sueldo de un adinerado señor de la localidad, al que se le atribuyeron milagros en los que intervinieron ángeles enviados desde el cielo. Isidro vivió a principios del siglo XII, cuando Madrid era una pequeña aldea, de callejuelas sinuosas y caserío modesto, rodeada de campos de cultivo y arboledas. Todavía nada auguraba que algún día se convertiría en capital de un reino que abarcaría todo el mapa peninsular.

En 1620 Isidro fue santificado y nombrado capital de la ciudad, lo que se festejó en la recién urbanizada Plaza Mayor, una explanada de grandes dimensiones, promovida por Felipe III para disponer de un escenario adecuado para celebrar los fastos de la corte.


La costumbre de los madrileños de acudir el día 15 de mayo en romería a la pradera de San Isidro fue motivo de uno de los más famosos cuadros de Goya. A la escena de los romeros solazándose en el campo, unió el pintor la línea de los tejados de Madrid en el horizonte del lienzo. El cuadro pertenece al Museo del Prado.

En el presente sigue siendo costumbre entre el vecindario del barrio madrileño de Carabanchel, el más cercano a la pradera, que ya no es tal, sino un parque urbano, acudir a esta zona a pasar el día. Allí se come, se canta y se baila, allí se reunen gentes de toda edad vestidos de chulapos y manolas, allí se degustan las rosquillas del santo: las listas (recubiertas por una capa de crema de limón muy dulce), las tontas (sin crema) y las de Santa Clara (con una capita de crema blanca).

Las fiestas de San Isidro, que durante los años de la dictadura se identificaban sobre todo con la feria taurina, tuvieron un resurgimiento popular durante el gobierno municipal del primer alcalde democrático, Enrique Tierno Galván. En ésa época, la década de los ochenta, Madrid se convertía en el mes de mayo en un gran escenario al que se subían los cantantes más afamados de la cultura nacional.

9 comentarios:

Nacho G.Hontoria dijo...

Felicidades a todos los gatos y a todos los que nos beneficiamos de que sea San Isidro para hacer puente, jeje

fritus dijo...

felicidades en estas fiestas patronales...vaya mes de mayo chulo que lleváis.

un abrazo

m.eugènia creus-piqué dijo...

Cecilia, a disfrutar la fiesta que os coge un puente largo.

petonets.

memoria dijo...

Durante muchos años, como los flamencos en Andalucía, la imagen de Madrid (el castizo, el que convenía) fueron esos hombres y mujeres que bailaban el chotis sin moverse de la baldosa. Y las rosquillas. Aunque todo haya evolucionado, hoy en las noticias seguía siendo esa precisamente la foto más representativa.

Aunque ahora la fiesta se celebre, a poco que se pueda coger el puente, en el coche, camino de las playas y la sierra. Es lo que tiene la modernidad. ;)

Feliz día de fiesta, Cecilia.

brujaroja dijo...

Feliz día (aunque ya está concluyendo, pero supongo que con el puente...)
Y yo que no conocía lo de las rosquillas listas y las tontas...

Laura dijo...

¡Feliz día de San Isidro!
Yo no soy madrileña y mi familia no lo es tampoco, pero gran parte de ella ha vivido allí largas temporadas por diferentes motivos. A mi madre le encantan las rosquillas y yo he tenido el gusto de probarlas...me quedo con las listas de la confitería Mallorca.

angela dijo...

Aunque sea un poquito tarde ¡Felicidades! por vuestro patrón...y que pases un féliz fin de semana. ¡Ah! la fotografía con las rosquillas... me ha hecho decir ¡ qué buenas deben de estar!Lo siento soy super golosa...Un abrazo.Angela

María dijo...

Soy de una torpeza soberana para saber en que día vivo. Fui al banco, estaba cerrado. Me acerqué al supermercado, cerrado. Miré a mi alrededor, todo cerrado. Me volví a casa, miré la fecha y NADA. Tuve que llamar a mi hija para que me informara, lo que hizo muerta de risa. Y hoy compré las rosquillas que quedaron.

Álvaro Dorian Grey dijo...

Pregunta de examen: ¿Qué rosquillas son las listas?, ¿y las tontas?, y por último ¿las del santo?....
jejejeje saludos y salud