viernes, 29 de febrero de 2008

En el portal

La mujer había aparcado el cubo y la fregona en un rincón del portal y hablaba con la vecina del tercero, que acababa de bajar en el ascensor con la chica rumana que lleva al colegio a los chicos del segundo.
Por mis hijas, señora, por mis hijas, rogaba la mujer frotándose las manos con el mismo trapo con el que limpia el polvo de las barandillas y de las puertas de las viviendas. La del tercero ha tardado más de diez minutos en convencer a la mujer de que nadie la va a quitar este trabajo, de que podrá seguir enviando el sueldo que le paga esta comunidad a Ecuador, para que sus papás alimenten a sus dos hijas pequeñas y las envíen a la escuela local. La del tercero le ha explicado, para tranquilizarla, que en los mítines electorales los políticos dicen muchas sandeces (esa palabra ha pronunciado la vecina del tercero: sandeces) para exaltar a las masas y ganar titulares en los periódicos.
Cuando la vecina se ha marchado, la mujer sudamericana ha vuelto a coger la fregona y se ha puesto a restregar las baldosas con tanto ímpetu que más que borrar las manchas marrones del suelo parecía que intentaba borrar la maldita frase de su cabeza.
Ya saben, esa de que aquí no cabemos todos.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

no, habra que explicarle mejor las cosas, no caben los chorizos, los aprovechones, los que lo ganan en negro, los que maltratan mujeres, los que vienen a trabajar si, los que vienen a convivir y a integrarse si, verás lo contenta que se pone la chica, si es muy facil; es poner un poco de entendimiento y se comprende barbaro.

Tigre de Papel dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Tigre de Papel dijo...

Anónimo: y con los chorizos, aprovechados y maltratadores autóctonos que hacemos?

Anónimo dijo...

pues yo creo que es otro tema, ya que no contesta anonimo, miremos las cifras de maltradores, que si son delicuentes al fin y al cabo, y de las bandas del este que entran como pedro por su casa por los pirineos; tigre dile tu que hacer, o es que tu piensas que tienen tambien derecho a entrar. Enseñame a cultivar la tierra no me des el trigo, o algo así, hay que ayudar alli primero, claro que antes quitemos tanto militar mandatario y tanto dictador, por ahí primero. Pajarito de hierro.

cardenio dijo...

¿Qué tiene que ver la chica que limpia elportal, que cuida de los ancianos impedidos o lleva a los niños al colegio con los delincuentes? ¿Acaso a ti, español, te echa alguien la culpa de que en tu país haya terroristas, chorizos, proxenetas, explotadores, estafadores, etc? ¿Qué culpa tienes tú que te ganas la vida currando?

Tigre de Papel dijo...

Entre los immigrantes hay delicuentes, cierto. Igual que entre los autóctonos. O es que no hay españoles que maltratan, que roban y que se aprovechan de los demas?

Tigre de Papel dijo...

Los immigrantes son personas como tu y como yo. Y como personas que son, merecen el mismo respeto y los mismos derechos que reclamamos para nosotros. Evidentemente, tienen también los mismos deberes.

Anónimo dijo...

pues nada que entren todos los que les de la gana.Aupa Llamazares. Aunque yo creo que el primero dice que no dejemos pasar a los malos, que miremos más.